Nuevo sitio El ajuste de Vidal 21 Mayo 2016

De la precarización de la educación a la meritocracia en la enseñanza

La “década ganada” o “la herencia recibida”, según lo nombren unos u otros, sumergió al sistema de educación en la precarización en sus distintos órdenes. El macrismo viene a profundizar esas condiciones, recortando el acceso a la educación y planteando una serie de medidas que plantean que van en desmedro de la calidad educativa.

El ajuste de Vidal | De la precarización de la educación a la meritocracia en la enseñanza

Si bien durante la última década ciertamente se alcanzaron mayores niveles de "inclusión" de niñas, niños y jóvenes en el sistema educativo, el kirchnerismo ha precarizado la calidad educativa, precarizó las condiciones de enseñar y aprender, el salario docente, las condiciones de vida de miles de pibas y pibes, precarizó lo que se enseña y lo que se come.

Lo cierto es que desde la crisis del 2001, la escuela fue (y en muchos casos lo sigue siendo) la única institución del Estado que mantiene presencia en las barriadas. Allí sucede todo, se enseña pero también se vacuna, se da de comer, se promueven y protegen los derechos de niñas, niños y adolescentes, etc.

Si bien no podemos desconocer la implementación de medidas progresivas como la ley de Educación Sexual Integral, en lo cotidiano durante la gestión kirchnerista se dieron una serie de medidas que atentaron contra la calidad educativa como la implementación de los FINES o la reglamentación del nuevo Régimen Académico.

El "cambio" propuesto por la administración del presidente Macri, viene a asentarse sobre esas condiciones "heredadas" para profundizarlas. Tanto en el ámbito nacional, principalmente universidades, como en los distintos distritos provinciales, a nivel educativo se acrecientan las medidas que deterioran el acceso a la educación como así también se implementan medidas, decretos y disposiciones que atentan contra los derechos de los trabajadores/as de la educación y contra la calidad de enseñanza.


Vidal, alumna ejemplar del modelo neoliberal


A 2 meses de haber comenzado las clases, el Consejo General de Educación de la provincia de Buenos Aires modificó en una ajustada votación el sistema de calificación, apuntalado en la idea de la meritocracia. La reforma anunciada días atrás del regreso de los aplazos en el nivel primario es una nueva vuelta de tuerca que encontró el gobierno de Vidal para desresponsabilizar al Estado del derecho a la educación. De esta manera, el resultado, expresado en una calificación, del proceso de aprendizaje es sólo responsabilidad del "esfuerzo-mérito" individual de cada alumno/a. Como si nada existiera más allá del complejo proceso de enseñar y aprender.

Nada plantea Vidal sobre la responsabilidad del Estado de garantizar la igualdad de oportunidades para millones de niños/as en el acceso, permanencia y egreso del sistema educativo provincial.

La política educativa de Cambiemos comenzó su gestión sin dar una sola respuesta a los gravísimos problemas de infraestructura "heredados"; los comedores escolares, a cuenta gotas obtienen algunas mejoras en los alimentos; y desconoce por completo el deterioro de las condiciones de vida de los/as pibes/as, por despidos, la falta de trabajo y el aumento de todas las tarifas, incluyendo el transporte.

Ni que hablar del salario a la baja que se acordó con los distintos gremios docentes, los cuales no dudaron en garantizar "el normal inicio de clases" en el distrito más grande del país.

A toda esta avanzada, se suma el proyecto de ley de emergencia administrativa y tecnológica que avanza contra la estabilidad laboral y condiciones de trabajo de los estatales.

Organizarse desde cada escuela, promover el debate en cada lugar de trabajo para tomar la pelea en nuestras manos y unir todos nuestros reclamos con el conjunto de los trabajadores/as del estado, nos pondrá en mejores condiciones de enfrentar el ajuste y la represión.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria