Nuevo sitio Día de lucha 18 Mayo 2016

¡Basta de Homo-Lesbo-Bi-Transfobia!

El 17 de mayo es el día de la Lucha contra la Homo-Lesbo-Bi-Transfobia. Cómo y de dónde surge, y la importancia de pensar esta lucha desde una perspectiva emancipadora.

Día de lucha | ¡Basta de Homo-Lesbo-Bi-Transfobia!

El 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la homosexualidad de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud. Desde ese día se toma esta fecha como el día de lucha contra la homo-lesbo-bi-transfobia.

Varios son los derechos democráticos que, dentro del sistema heteropatriarcal y capitalista, se han conquistado tras años de lucha para la comunidad homo-lesbo-bisexual y trans. Sin embargo, entendemos que estas conquistas, si no van acompañadas de un proceso de transformación de todo el sistema de explotación y opresión, son insuficientes.

Decimos insuficientes, porque entendemos que en el plano de los derechos sociales, se torna necesario (a veces imprescindible) conseguir ciertas reformas que implican una mejora cualitativa en la calidad de vida de muchas personas. Por ello, desde el feminismo y los movimientos de mujeres y LGTBI hemos sido parte activa de los diferentes momentos de lucha que se han conformado en torno a algunas de estas reivindicaciones (matrimonio igualitario, ley de fertilización asistida, ley de identidad de género, etc.).

Pero subrayamos que estas políticas por sí solas no logran desterrar las prácticas y discursos profundamente violentos para con las personas que se salen de la heteronorma, esa forma en la que el sistema cataloga y obliga a las personas a encasillarse en un género o identidad sexual.

La heterosexualidad obligatoria es una práctica social y política que facilita la reproducción del capitalismo y el patriarcado; sin ella estos últimos no se verían tan fortalecidos. Se nos inculca desde pequeñxs, y desde las diferentes instituciones del Estado, el ser varones y mujeres dentro de los parámetros hegemónicos y afines a la heteronorma. Se nos veda desde pequeñxs la posibilidad de amar o sentir placer con otrxs.

Toda esa conjugación de poderes se encarga también, silenciosa y violentamente, de disciplinar y controlar a los cuerpos que "pretenden" salirse de la dicotomía binaria varón/mujer.

Las violencias que seguimos padeciendo quienes nos corremos de la heteronorma no encuentran alicientes: las escuelas que excluyen a niñxs trans, la lesbofobia que asesina a las Pepa Gaitán; la transfobia que nos arranca a la inefable Diana Sacayán; el sistema prostituyente que explota a las travestis, la policía que las coimea y golpea; los nazis fachos y machos que golpean y amenazan a un puto, una torta o unx trans; el sistema médico hegemónico que mutila a unx intersex.

Por ellxs decimos que el camino es largo y que aún nos falta. Que no podemos bajar los brazos y que la lucha es un por un mundo donde no exista esa opresión que violenta los cuerpos de las personas, por un mundo donde quepan todos los mundos.

Justicia para Diana Amancay Sacayán. Basta de travesticidios

Implementación del Cupo Laboral Trans

Desmantelamiento de todo el sistema prostituyente

No a la heterosexualidad obligatoria.

Por el derecho a vivir una sexualidad libre, plena y sin represiones

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria