Nuevo sitio Ataque 16 Abril 2016

Nuevas agresiones contra el COPINH en Honduras

Matones de la empresa DESA atacaron a integrantes del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras y militantes de organizaciones hondureñas e internacionales que participan del Encuentro "Berta Cáceres Vive". Difundimos comunicado de repudio de familiares de Berta.

Ataque | Nuevas agresiones contra el COPINH en Honduras

Un grupo de unos 30 empleados de la empresa DESA armados con machetes y piedras agredieron, en la tarde de ayer, a integrantes del COPINH, a activistas y a miembros de organizaciones nacionales e internacionales. 7 personas resultaron heridas en esta emboscada a la caravana internacional solidaría hacia el río Gualcarque, conmemorada como cierre del Encuentro Internacional de los Pueblos "Berta Cáceres Vive". Los ataques fueron realizados a la vista y en complicidad con la Policía Nacional y los militares, quienes, mediante la inacción, dejaron en claro que protegen los intereses de la empresa trasnacional. Las pedradas y machetazos fueron seguidos por nuevas amenazas de muerte dirigidas a integrantes de la organización indígena.

Repudiamos fervientemente estas nuevas agresiones contra el COPINH y responsabilizamos al gobierno hondureño por estos ataques a la organización popular. Gobierno hondureño que a más de un mes del asesinato de Berta Cáceres (quinta muerte por luchar frente a la hidroeléctrica Agua Zarca) no ha mostrado voluntad por investigar de manera seria y fehaciente este hecho ni dar con los autores materiales e intelectuales. En clara complicidad con la empresa DESA, constructora de la empresa hidroeléctrica Agua Zarca, contra la cual Berta, el COPINH y la comunidad de Río Blanco luchaban y luchan para defender el río Gualcarque, el gobierno no ha hecho más que sembrar confusión en las investigaciones y garantizar las nuevas agresiones. Es por esto que se sigue exigiendo la entrada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para investigar de manera independiente un asesinato del cual el estado fue garante y cómplice. También se exige el cierre inmediato de la empresa DESA, el proyecto Agua Zarca y todos los proyectos que afectan a las distintas comunidades, ríos y bosques en Honduras.

Responsabilizamos al Estado de Honduras, al gobierno de Juan Orlando Hernández y a la empresa DESA por las amenazas, ataques y nuevas agresiones que puedan efectuarse contra el COPINH, la comunidad Lenca, organizaciones sociales y familiares de Berta Cáceres.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria