Nuevo sitio Géneros 5 Abril 2016

Los varones y la lucha contra el patriarcado

Las luchas por la igualdad de géneros han tomado fuerza en los últimos años. Los casos de femicidios han cobrado notoriedad pública y en nuestro país han conmovido la sensibilidad social a partir de la marcha de “Ni una menos”.

Edición N° 12

A Vencer (abril-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Géneros | Los varones y la lucha contra el patriarcado

La lucha por el derecho al aborto legal seguro y gratuito ha ganado un espacio importante en la opinión pública y se han multiplicado las acciones para enfrentar las violencias hacia las mujeres y otras identidades no hegemónicas. A su vez, los Encuentros Nacionales de Mujeres han logrado una masividad muy importante. Sin embargo, aún queda muchísimo camino por andar en la lucha contra la violencia machista. Un cambio que no sólo es una cuestión "cultural" sino que tiene que ver con las bases que sustentan la ideología y las formas de ver el mundo que garantizan a los hombres el dominio social. Es en este sentido, que más retrasados aún nos encontramos los varones en relación a este tema. Todavía predomina fuertemente, incluso en espacios "progresistas" o de militancia, la idea de que la lucha contra el patriarcado en sus diferentes formas es una cuestión de la que deben ocuparse las mujeres. Los varones seguimos pasando por alto la responsabilidad que nos toca en las diferentes formas de violencia de género y la legitimidad silenciosa que otorgamos a la desigualdad.

El lugar de privilegio que nos reconoce el patriarcado genera muchísimas resistencias a interpelarnos y cuestionarnos por esa posición en la sociedad. Es por esto que detrás de cada embarazo no deseado o un aborto realizado hay un varón invisivilizado. Detrás de la prostitución hay clientes varones que no tienen que dar cuenta de sus actos. Detrás de la trata, hay hombres dispuestos a comprar y apropiarse de otras personas. A su vez, los femicidios son el punto más extremo de la violencia machista, que lleva a que un hombre crea que puede quitarle la vida a una mujer. Para que eso ocurra, fue necesario atravesar diferentes formas de violencia previas que permitieron que se llegue a ese punto fatal.

Ante este panorama, una de las tareas más importantes es poder mirarnos en los lugares de poder que ocupamos en la sociedad, y en nuestra práctica cotidiana poder empezar a descubrir cuáles son las actitudes machistas que sostenemos y promovemos. Dentro del ámbito de la militancia, incluso aquella que desde sus organizaciones asumen una posición antipatriarcal y/o feminista, se generan resistencias por parte de los compañeros. El prejuicio, la subestimación, y la descalificación son moneda corriente. En algunos casos se caracterizan como banales o poco importantes a muchos de estos planteos. En otros, el silencio acompaña una desaprobación que no se explicita.

Desde hace algún tiempo se han ido generando algunos espacios para varones que permiten avisorar un camino por donde avanzar en la problematización de estas cuestiones. Experiencias de colectivos de varones antipatriarcales, agrupaciones de géneros mixtas, espacios de formación o charlas donde se interpela a los varones permiten ir dando pasos en la búsqueda por construir nuevas masculinidades y sumarnos en la lucha contra el patriarcado.

Aún falta mucho por andar y mucho por asumir como parte de un movimiento más amplio que pretende construir una sociedad libre de opresión. La lucha consecuente por el socialismo al ir de la mano de la lucha contra el patriarcado, exige que incorporemos en nuestra militancia cotidiana y en nuestra vida privada, una postura identificada con el feminismo revolucionario. Ser un varón que lucha por la revolución y el socialismo implica asumir el feminismo revolucionario como parte fundamental de nuestra mirada sobre el mundo. Y si así lo hacemos, nos daremos cuenta que tenemos todo un mundo nuevo y más justo por alcanzar.

Comentarios

Damián "Chueco" Fau
Autor

Damián "Chueco" Fau