Nuevo sitio Visita del presidente Obama a nuestro país 5 Abril 2016

Las huellas del imperio en la Argentina

El pasado 23 y 24 de marzo, en el marco del 40 aniversario del último golpe cívico-militar, arribó a nuestro país de la mano de Mauricio Macri, el presidente de EEUU Barack Obama, expresión más acabada del imperialismo en nuestro planeta. Qué dejó su visita para nuestro pueblo.

Edición N° 12

A Vencer (abril-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Visita del presidente Obama a nuestro país | Las huellas del imperio en la Argentina

La visita del presidente Obama, puede ser analizada desde varias aristas. Una de ellas, y quizás la que cobra mayor significación política, es que la misma no se da en cualquier contexto nacional ni continental. Pero vayamos por partes.

Si hay algo que resaltar del gobierno de Cambiemos, es que el mismo demuestra en los hechos, el anhelo del conjunto de la derecha latinoamericana contemporánea: el acceso a los resortes del Estado, por la vía "democrática" parlamentaria. Este elemento novedoso, que transforma al gobierno de Macri en un verdadero laboratorio para el conjunto de las clases dominantes latinoamericanas, es un respaldo importantísimo para los planes del imperialismo yanqui en la región. Como contrapartida, los elogios mutuos que se dispensaron ambos presidentes en estos días, deben ser leídos en esa clave.

Obama, no hizo otra cosa que brindar un respaldo explícito al gobierno de Cambiemos, con la mirada puesta en la perspectiva que esto abre para posibles cambios de signo político en la región. No casualmente, en uno de los pasajes de la conferencia de prensa conjunta que brindaron ambos presidentes en la Casa Rosada, Obama resaltó que "Macri está fijando un ejemplo para otros países de este mismo hemisferio" y que "Con el presidente Macri Argentina está retomando su papel de líder en la región ". Con la crisis política que vive Brasil como telón de fondo estos "mimos" imperialistas cobran toda su significación.

A su vez, además del deseo explícito del imperialismo de que Macri encabece una suerte de cruzada de las derechas latinoamericanas contra los gobiernos que mantuvieron algún margen de autonomía en estos años frente a los dictámenes de EEUU, existe una voluntad clara de reorientar las economías latinoamericanas hacia un mayor sometimiento y dependencia hacia Norteamérica. Podríamos decir que, luego de la derrota que implicó el NO al ALCA en Mar del Plata en el 2005, el imperialismo en un contexto mucho más favorable busca recuperar parte del terreno perdido, sobre todo en la disputa creciente que le presenta China en la región.

Al respecto, son significativas algunas de las afirmaciones (y de los acuerdos) que se realizaron en estos días.

Parte de este verdadero programa de sometimiento nacional, lo constituye la perspectiva de largo plazo de avanzar en el acercamiento de Argentina al TTP ( tratado transpacífico por sus siglas en ingles) , que no es ni más ni menos que la reedición del ALCA por otra vía, y del cual forman parte 12 países, incluyendo a México, Chile y Perú.

En una clara muestra de la orientación proimperialista del presidente Macri, el mismo resaltó que se debe "consolidar primero el Mercosur para ir a un TLC con los EEUU" toda una muestra del rol de subordinación al imperialismo que le asigna nuestro presidente a la región. El pedido explícito de intervención de Macri a Obama para que medie en la concreción del acuerdo usurario con los fondos buitres, es la frutilla del postre de una fiesta a la cual los trabajadores no fuimos invitados, pero de la que deberemos pagar todos los platos rotos.

Pero no debemos pensar que acá terminan las consecuencias de la visita de Obama. Una serie de acuerdos, de los cuales solo se conocen una parte, dan una pauta del rumbo definido para nuestro país: 1) Acuerdo de cooperación en defensa para el adiestramiento y asistencia técnica de EEUU a Argentina, que incluye el envío de cascos blancos a Siria. 2) Envío sistemático de información de la UFI a los EEUU en su lucha contra el "narcotráfico". 3) Asistencia "técnica" de las agencias federales (FBI, CIA) a las agencias argentinas en su lucha contra el "terrorismo" islámico. 4) Acuerdo marco económico, que incluye entre otras cosas, la tan mentada "seguridad jurídica" para las inversiones de empresas yanquis. A confesión de partes, relevo de pruebas.

Sin embargo, como tantas otras veces, nuestro pueblo ha dado muestras de su capacidad de movilización y profundo sentimiento antiimperialista. El 24 de marzo, en una jornada histórica que se constituyó en una verdadera jornada antiimperialista les dejamos muy en claro que los intereses del imperialismo no pasaran así como así en nuestro país.

Frente a los intentos de recuperar parte de la hegemonía perdida en lo que para los EEUU constituye su patio trasero, los trabajadores y el conjunto del pueblo pobre argentino y latinoamericano, debemos avanzar en los niveles de organización y movilización popular, estrechar los lazos que nos hermanan y avanzar, más temprano que tarde, en la construcción de proyectos políticos de masas, socialistas, latinoamericanos y revolucionarios, para derrotar estos y otros intentos de sometimiento nacional. La cantera de nuestros pueblos es infinita para esta tarea. Emprendámosla con todas nuestras fuerzas.

Comentarios

Autor

Leonardo P. Pereyra