Nuevo sitio Mendoza: paritaria educación 27 Marzo 2016

Arrancamos un paro nacional a CTERA: el decreto no frena la lucha

Días atrás, una elección reñida en la Legislatura impuso el decreto del ajuste promovido por el gobernador Cornejo. Sin embargo, la pelea de los trabajadores y trabajadoras de la Educación no culminó. El paro nacional del 4 de abril, convocado por CTERA, ofrece una gran oportunidad para dar un nuevo salto en la lucha.

Mendoza: paritaria educación | Arrancamos un paro nacional a CTERA: el decreto no frena la lucha

En sintonía con las políticas nacionales del macrismo, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, parece ser uno de los mejores alumnos para aplicar la medidas de ajuste y criminalización de la protesta e incluso ser pionero en mecanismos de control de los trabajadores y trabajadoras. Esto quedó evidenciado en los despidos realizados en distintos organismos dependientes del Estado, como por ejemplo Juegos y Casinos y la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia. También en el procesamiento de Roberto Macho y Raquel Blas, dirigentes de ATE, y de Federico Lorite, dirigente de SITEA, por la movilización del paro nacional de ATE del 24 de febrero último.

Con las y los trabajadores de la Educación viene esforzándose para aplicar los mejores mecanismos de control, a través de la propuesta en paritarias del discriminatorio y extorsivo "ítem aula", que encubre un gran retroceso en derechos laborales y un fuerte ataque a las y los docentes como culpables del deterioro educativo.

En este contexto, la conducción provincial del SUTE no promovió un plan de lucha a la altura de las circunstancias, sino que fue dando pasos a cuenta gotas, con paros de 24 horas y planchando la lucha a la espera de que el gobierno mejorara su oferta. Pero esto no sucedió y el gobierno cerró el diálogo y definió el aumento por decreto, retirándose entonces del ámbito paritario.

La seccional Godoy Cruz del SUTE, junto con la agrupación Marrón y todos los sectores de oposición, impulsamos la necesidad de un plan de lucha claro, con paros por tiempo indeterminado y/o escalonados. No obstante, al no lograr que estas medidas fueran aprobadas en los plenarios, impulsamos y promovimos con fuerza las acciones votadas y simultáneamente enfrentamos la campaña difamatoria del gobierno (aspecto que el sindicato no venía desarrollando), como la exigencia al Director General de Escuelas de un debate público. Exigimos también en cada plenario la definición del incremento salarial que pedíamos, llevando como propuesta el salario igual a la canasta familiar ($15.500) para un cargo inicial. Impulsamos con fuerza la exigencia de un paro nacional convocado por CTERA y sobre todo la necesidad de un plenario de delegados/as de base para nuclear al conjunto de los estatales y así definir un plan de lucha común a nivel provincial.

El decreto en la Legislatura: radicales contra las y los trabajadores

El decreto enviado por Cornejo llegó a la Legislatura y obtuvo de manera mecánica la aprobación en la Cámara de Senadores, gracias a la mayoría simple con que cuenta el oficialismo y al voto del senador Mancinelli, por Libres del Sur, acompañando el ataque a los trabajadores y trabajadoras. De allí pasó a Diputados, para ser tratado el lunes 21 de marzo. Nuestro sindicato tenía votado un paro al que no se le había puesto fecha y desde las bases logramos imponerle a la conducción que el mismo se realizara el día que el decreto se tratara en Diputados. El altísimo acatamiento mostró el rotundo rechazo al decreto. La presión ejercida llevó a la suspensión de la sesión para el miércoles 23, jornada en que dos diputados se abstuvieron y el resultado de la votación resultó en 23 votos afirmativos y 23 negativos. El desempate recayó en el presidente de la Cámara, lógicamente oficialista, quien dio por aprobado el decreto del ajuste en una victoria a lo Pirro. Entre las abstenciones, se encuentra la del burócrata sindical Guillermo Pereyra, Secretario General del CEC, otrora ferviente kirchnerista que ahora asumió la banca por el Frente Renovador.


Poner en pie un plan de lucha

La aprobación del decreto de ninguna manera significa el fin de nuestra lucha. Tenemos ante nosotros y nosotras un gran desafío por delante. En primer lugar, debemos garantizar la convocatoria efectiva a un congreso de delegados y delegadas de base de las dos CTA´s de la provincia, que permita la construcción de una unidad real con todos los sectores estatales. Por otro lado, aunque parezca que llega a destiempo, no debemos menospreciar la posibilidad que abre el paro nacional convocado por CTERA para el 4 de abril. Los trabajadores y trabajadoras de la educación de todo el país irán al paro para apoyar nuestra lucha y la de los compañeros y compañeras de Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Jujuy, Neuquén y Santa Cruz. Ambas medidas fueron impulsadas desde el primer momento por la Seccional Godoy Cruz y el conjunto de la oposición.

Desde Izquierda Revolucionaria reafirmamos que el acento de las fuerzas que intervenimos en el Sindicato debe estar en la construcción de base y no en la lógica de la "delimitación y exigencia a la conducción sindical". Sólo con una sólida conciencia construida con los compañeros y compañeras en las escuelas, lograremos imponer y sostener planes de lucha contundentes y daremos por tierra con la burocracia sindical.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Mendoza)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Mendoza)