Nuevo sitio A 40 años del golpe 22 Marzo 2016

Con las banderas en alto luchando por el socialismo

Izquierda Revolucionaria y la Organización Política Hombre Nuevo, acompañadas por el historiador Héctor Lobbe y por Juan Martín Guevara (ex militante del PRT y hermano del Che), conmemoraron los 40 años del golpe genocida recuperando el ejemplo de los compañeros y compañeras que apostaron todo a la lucha revolucionaria y socialista en nuestro país.

A 40 años del golpe | Con las banderas en alto luchando por el socialismo

Para debatir sobre la vigencia del proyecto político de los 30 mil compañeras y compañeros detenidos– desaparecidos y reflexionar en torno a los 40 años del golpe militar de 1976, Izquierda Revolucionaria y la Agrupación Política Hombre Nuevo organizaron el lunes 21 el panel "Las banderas en alto, luchando por el socialismo". La actividad realizada en la sede de ATE Nacional contó con la presencia de Federico Cormick (IR), Valeria Ianni (HN), el historiador Héctor Lobbe y el ex militante del PRT, Juan Martín Guevara, quienes compartieron durante más de dos horas sus posiciones políticas con un auditorio repleto.

El eje central de la charla fue conmemorar los 40 años del golpe focalizando en la necesidad de entender los balances no como un problema pretérito ni nostálgico, sino como necesaria reflexión para una acción política presente que busque construir un futuro distinto.

Nuestro compañero Federico Cormick abrió el panel caracterizando lo particular de este 40° aniversario porque sucede en el marco regresivo del gobierno macrista, representante de los grandes grupos económicos y con la indignante presencia del presidente de EEUU en nuestro país.

“La propuesta política de los compañeros/as de los 70 es la de una generación que no buscaba simples reformas sino revolucionar todo lo existente, desde los aspectos económicos y políticos hasta las subjetividades y las relaciones humanas en la búsqueda de construir hombres y mujeres nuevos", señaló Cormick.

Al respecto, enfatizó que el golpe vino a aniquilar en 1976 lo que fue la experiencia más avanzada de la clase obrera y sus organizaciones políticas. Y en ese sentido, hizo hincapié en que el PRT-ERP como expresión de ese proceso fue la organización que mejor pudo sintetizar la lucha de amplios sectores de masas desarrollando una estrategia político–militar de poder para el desarrollo del socialismo en nuestro país.

En función de las tareas actuales valoró que aquellos compañeros/as “marcaron una huella que necesitamos seguir transitando para forjar un proyecto emancipador" y que actividades como las que Izquierda Revolucionaria y Hombre Nuevo están desarrollando abonan a esa camino de unidad necesario ya que ambas a organizaciones comparten “una práctica en común, una valoración histórica de los procesos y lecturas compartidas de las tareas, y una misma ética y concepción de la moral que busca llegar a un futuro socialista".

A su turno, la compañera Valeria Ianni de la Organización Política Hombre Nuevo reflexionó que a pesar de que el 24 de marzo es una fecha dolorosa, “hoy nos atraviesa una profunda alegría porque vemos que como generación nos vamos poniendo de pie para transformar ese dolor irreparable en decisión de vencer".

Y saludando la profundización de los debates entre las dos organizaciones y compartiendo los puntos de coincidencia que enumeró nuestro compañero, sostuvo que una de las tareas actuales es “reconstruir el guevarismo –entendido como la expresión más alta del marxismo latinoamericano- acorde a las necesidades de la etapa para poder superar las ilusiones del peronismo, el reformismo y de la izquierda que hoy aparece como mayoritaria". Y remarcó la necesidad de sostener una posición consecuente de internacionalismo proletario y de lucha contra el imperialismo.

“Tenemos una gran responsabilidad como generación de avanzar, apretar filas y afinar planes, responsabilidad que también tenemos con las y los 30.000" agregó, porque, parafraseando a Walter Benjamin, “ni los muertos estarán seguros si el enemigo vence".

El historiador Héctor Lobbe comenzó su intervención señalando gratificantemente la sintonía en las posiciones e intervenciones de Izquierda Revolucionaria y Hombre Nuevo para luego caracterizar que el golpe se explica porque entre 1969 y 1976 “sucedieron dos procesos simultáneos y sincrónicos: la activación, politización, radicalización y movilización protagonizada por algunas fracciones de la clase obrera fabril urbana que se entrelazó con la aparición de destacamentos político–militares con una gran coherencia entre el pensar y el hacer". El resultante de esta convergencia fue la generalización de una violencia de masas obrera y revolucionaria que alertó a la burguesía para producir el golpe de Estado.

Además planteó la necesidad de revalorizar los términos de compañero/a, vanguardia y sobre todo la búsqueda de volver a asumir la violencia transformadora si queremos vivir “en una sociedad que merezca llamarse humana".

“Celebro que los guevaristas nos vayamos uniendo. No nos han vencido, estamos aquí, nosotros no vamos a volver, nosotros vamos a llegar", concluyó Lobbe, mientras las y los más de 200 presentes aplaudían rabiosamente.

Cerró el panel debate, el compañero Juan Martín Guevara, hermano del Che y ex militante del PRT– ERP, quien hizo un repaso sobre las características de la última dictadura genocida, los debates que emergían en los 70 y su vigencia y señaló las perspectivas actuales del guevarismo como corriente política.

“Como dijo Guevara, donde sea, en cualquier continente, vamos dando batalla por un mundo que sea diferente", cantaron al finalizar las y los compañeros presentes, preparando las gargantas, el cuerpo y el compromiso militante para el 23 recibir a Obama como se merece y salir el 24 a la calle a luchar, por los derechos humanos de ayer y de hoy, recuperando el legado de los 30.000, contra el ajuste, la represión y la entrega al imperialismo.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria