Nuevo sitio Córdoba 16 Marzo 2016

Una reflexión necesaria sobre un 24 de marzo de unidad y lucha

En Córdoba, este año, la izquierda no pudo unir sus convocatorias para el 24 de marzo y marcha -una vez más- con propuestas desde dos puntos diferenciados. En un escenario político que exige esfuerzos conjuntos, la necesaria unidad para luchar no se pudo concretar.

Córdoba | Una reflexión necesaria sobre un 24 de marzo de unidad y lucha

Este 24 de marzo se cumplen 40 años del golpe genocida, aquél que en el ´76 sentó las bases para barrer las conquistas que, con años de lucha y sangre, le costó ganar a los y las trabajadores argentinos.

Lamentablemente, llegamos en Córdoba a esta fecha, donde reivindicamos a quienes dieron su vida por una sociedad sin explotación ni opresión, con dos marchas diferenciadas desde la izquierda. En ese sentido, vemos con preocupación que no se ponga de relieve en los debates la importancia de construir la unidad -desde la izquierda y las organizaciones populares- para identificar al enemigo común y hacer frente de conjunto al avance del ajuste, el saqueo, la represión y la presencia del imperialismo yanqui representada por la venida de Obama, este 24 de marzo.

Desde Izquierda Revolucionaria, somos críticos de esta situación, vemos con preocupación que en los debates se corra el eje de lo que es necesario discutir: la reivindicación de la lucha de los y las compañeras desaparecidas y asesinadas por la dictadura, el plan económico impuesto por ese gobierno de facto y la profundización del mismo ejecutada por los gobiernos que les sucedieron, la necesidad de dar respuestas de conjunto desde el campo popular al avance de las políticas imperialistas sobre nuestro continente. Ni qué hablar de la profundización de las políticas represivas con el aumento de los casos de gatillo fácil, los asesinatos en movilizaciones, el saqueo planificado y sistemático, la persecución a luchadores populares y el continuo aumento de los casos de femicidios sin respuesta del Estado responsable.

La unidad en el 24 de marzo, para nosotros, se expresa en una gran concentración unitaria que muestre al pueblo la resistencia, la capacidad de organización y lucha del pueblo trabajador, frente a la imposición ideológica y el ajuste económico por parte del Estado y sus Gobiernos.

Como decíamos, esta nueva movilización a 40 años de ese 24 de marzo, que pretende levantar las banderas de nuestros compañeros y compañeras asesinados, debe tener una impronta anti-imperialista. La visita de Obama no puede leerse como menos que una provocación, siendo el representante del Estado que orquestó los golpes de Estado y la búsqueda de aniquilación de la lucha en toda Nuestra América; autores intelectuales y garantes del Plan Cóndor y actuales impulsores de las políticas de ajuste y persecución en nuestro continente.

La unidad también es necesaria para combatir las avanzadas del nuevo Gobierno nacional y los Gobiernos provinciales funcionales, debemos frenar y revertir los despidos, denunciar los aprietes -como el sufrido por el docente santiagueño Franco Maldonado, quien fuera apuñalado en la puerta de su casa- e incluso repeler con mas fuerzas los discursos ideológicos que buscan imponer desde los medios masivos de comunicación hacia el pueblo. En este punto nos referimos a las declaraciones de Lopérfido, Ministro de Cultura de CABA, sobre la cantidad "real" de desaparecidos/as y la minimización de la violencia sufrida en Argentina, buscando comparaciones con otros países; la editorial de La Nación "No mas venganza", que fue rápidamente repudiada por los y las trabajadoras de ese diario; o la reciente nota publicada en ese mismo medio, de Alberto Solanet –que fue presidente de la Corporación de Abogados Católicos en dos períodos-, titulada "Un camino hacia la concordia". Estas publicaciones en la agenda mediática buscan imponer y legitimar en la sociedad la "teoría de los dos demonios", conseguir el perdón para los genocidas, auténticos criminales de lesa humanidad y, lo que es peor aún, perseguir a los y las compañeras que pelearon por una sociedad mas justa en aquellos años y podrían ser perseguidos/as y juzgados desde esta perspectiva.

Por todo esto es que nosotras y nosotros marchamos, no sólo porque reivindicamos la lucha de aquellos compañeros y compañeras de los ´70, sino porque sus consignas están más vivas que nunca en la lucha contra el capitalismo y el imperialismo. Tomando una bandera que muchos de esos luchadores también levantaban y que es la única que nos va a garantizar la victoria: La Unidad en la lucha contra un enemigo común.

Llamamos a las organizaciones de la izquierda y el campo popular de Córdoba a hacer propia esta reflexión. Por nuestra parte lo hacemos, y nos comprometemos a redoblar esfuerzos para que esta unidad, necesaria, se concrete en la práctica, mas allá de la cercana marcha del 24 de Marzo.

¡Unidad en la lucha y organización!

¡Fuera Obama de Argentina, fuera yanquis de América Latina!

30.000 compañeras y compañeros desaparecidos y asesinados: ¡Presentes!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)