Nuevo sitio Declaración 1 Marzo 2016

¡Fuera Obama de Argentina, fuera yanquis de América Latina!

La llegada de Obama al país, al cumplirse 40 años del golpe militar genocida, convierte este nuevo y simbólico aniversario en una jornada de neto carácter antiimperialista. Su presencia es una abierta provocación para todo nuestro pueblo. Impulsemos acciones comunes contra el principal enemigo de la humanidad: el imperialismo norteamericano.

Declaración | ¡Fuera Obama de Argentina, fuera yanquis de América Latina!

En pocos días se cumplirá el 40° aniversario del inicio de la sangrienta dictadura cívico-militar que se llevó la vida de 30.000 compañeros y compañeras detenidos-desaparecidos. Por esos días, en un hecho que constituye una abierta provocación para el conjunto de nuestro pueblo, el presidente norteamericano Barack Obama aterrizará en nuestro país para llevar adelante una visita diplomática invitado por el gobierno de Mauricio Macri.

Por un lado, la llegada al país de Obama simboliza el marcado giro pro-norteamericano en la política diplomática del gobierno argentino, a partir de la llegada del PRO a la Casa Rosada, que empieza a plasmarse en materia de alianzas económicas y geopolíticas, bajo control directo de Washington.

Por otra parte, constituye una cínica y velada reivindicación del golpe militar genocida y del terrorismo de Estado que desangró a la militancia obrera y popular de aquellos años, dado el rol determinante del imperialismo yanqui en el auspicio y sostenimiento de las dictaduras militares que asolaron nuestro continente durante los años ´60 y ´70, y que incluso coordinaron su accionar represivo a través del Plan Cóndor, bajo la tutela de la CIA.

Desde ya, esa injerencia criminal no terminó en aquel período, sino que sigue plenamente vigente, en un tablero continental donde el imperialismo norteamericano redobla en la actualidad su intervencionismo en Nuestra América, a través de una agresiva campaña de desestabilización de gobiernos constitucionales que procuran apenas ciertos márgenes de autonomía frente a sus poderosas Embajadas. Sin lugar a dudas, la Casa Blanca promueve y conduce el viraje político hacia la derecha que vive el continente, en un escenario donde su viejo "patio trasero" recupera centralidad estratégica en la agenda diplomática norteamericana.

Desde Izquierda Revolucionaria sostenemos que la presencia de Obama en Argentina modifica cualitativamente el carácter político de los actos y movilizaciones a realizarse por los 40 años del golpe militar. En este sentido, lo que hasta hace unas semanas era fundamentalmente un hecho de orden político nacional (en el que se condensan años de luchas, resistencias y también contradicciones y disputas al interior del movimiento popular), pasa a convertirse en este marco en una jornada de lucha antiimperialista contra el principal enemigo de la humanidad toda: el imperialismo norteamericano.

Por este motivo, hacemos un llamado a coordinar acciones comunes con todas las organizaciones políticas, sociales, estudiantiles, organismos de derechos humanos y compañeros y compañeras del movimiento popular en general, que coincidan en la necesidad de impulsar el repudio activo a la presencia de Obama en Argentina, mientras dure su estadía en nuestro suelo, en los términos en que sea posible en cada provincia o ciudad de nuestro país.

Desde Izquierda Revolucionaria llamamos a unir fuerzas contra el imperialismo yanqui para demostrar en las calles que la pelea contra la barbarie imperialista va de la mano de la lucha a fondo contra el sistema capitalista; y que sólo la clase trabajadora puede llevar esa batalla hasta las últimas consecuencias.

¡Fuera Obama de Argentina!, ¡Fuera yanquis de América Latina!

Por una Argentina independiente, sin hambre, ni saqueo, ni explotación: ¡Abajo el imperialismo!

30.000 compañeros/as detenidos desaparecidos, ¡PRESENTES!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria