Nuevo sitio Paritarias docentes: de la oferta del 40% al techo de 25% 22 Febrero 2016

Congreso de la CTERA y plan de lucha para pelear por el salario

Compartimos la declaración de la Corriente Nacional de trabajadores y trabajadoras de la Educación Enriqueta Lucero sobre la paritaria docente

Paritarias docentes: de la oferta del 40% al techo de 25% | Congreso de la CTERA y plan de lucha para pelear por el salario

En un indisimulable "papelón", el gobierno nacional retiró la propuesta de aumento del 40% realizada por el ministro Bullrich y propuso en boca del mismo presidente Macri un techo del 25%.

Mientras tanto la inflación crece y los tarifazos se suceden.

Los tan anunciados cambios en el impuesto a las ganancias no traerán ninguna modificación significativa y en los hechos continuará este robo a nuestros salarios.

Es evidente que quieren ir a fondo con la política de que seamos lxs trabajadorxs los que paguemos el costo de la crisis con una significativa rebaja del poder adquisitivo de nuestros ingresos.

La dirección nacional de la CTERA insiste en integrar las paritarias sin mandatos debatidos por la docencia así como sin elegir a los paritarios democráticamente. De este modo, la cifra propuesta inicialmente por los auto-elegidos paritarios parte de un porcentaje con respecto a los sueldos más bajos, en lugar de nivelar tomando de base los mejores salarios y la relación con una canasta familiar que ronda entre los 15.000 y 20.000 pesos según las observaciones de distintas fuentes. El pedido de un 40% sobre el salario de 6000 pesos ni siquiera marca un aumento para provincias como Santa Fe o Córdoba, sino que además sigue con la complicidad de proponer techos a las provincias y evitar la unidad nacional en el reclamo.

La retirada propuesta del gobierno de 7800 en febrero y 8500 en julio mantiene dos tendencias que cuestionamos: seguir alimentando la fragmentación salarial nacional y la incorporación de sumas en negro. Se suma a lo anterior lo cuestionable del pago en dos cuotas y el crecimiento de las sumas en negro mientras no se incorpore el incentivo al básico.

Desde la Corriente Enriqueta Lucero consideramos que es fundamental establecer un salario nacional acorde a la canasta familiar que termine con la fragmentación, sin cuotas ni sumas en negro. Impulsamos que se debata desde las escuelas y que no quede en manos de los y las dirigentes nacionales que ya han hecho guiños hacia los propios medios de comunicación luego de la propuesta sin habernos consultado.

La paritaria es un momento de la lucha sindical y política

Miles de trabajadores/as de la educación en el país estamos debatiendo nuestra situación actual y hacia dónde debemos ir. En el marco de un cambio de escenario político las expectativas oscilan entre la esperanza y la desconfianza. Las paritarias no constituyen un momento aislado de nuestra vida docente: el salario y las condiciones de trabajo son elementos de un hecho más amplio de la política educativa y su eventual resultado nos dejará más débiles o fortalecidos ante un futuro incierto donde el gobierno anuncia cambios que nos afectarán directamente.

La "herencia" del kirchenismo… y el macrismo.

El kirchnerismo dejó un sistema educativo nacional fragmentado e inequitativo, con desigualdad salarial y presupuestaria por provincia, plagado de planes nacionales precarizados. Cambios curriculares y planes que vaciaron de contenidos y priorizaron las estadísticas de aprobación por sobre el aprendizaje real. Un sistema con crisis edilicias en varias provincias, mientras se financia la educación privada y se profundizan las "gestiones asociadas" o sociales para abaratar costos y precarizar más la educación. Todavía resuenan en la memoria colectiva las palabras de la ex-presidenta cuando nos amonestó por cadena nacional, refiriéndose a nuestras presuntas 4 horas diarias de trabajo y 3 meses de vacaciones tildándonos de "vagos".

Sin embargo, la situación no fue distinta allí donde el macrismo gobierna hace años. La gestión educativa en CABA acompañó y hasta profundizó cada una de estas políticas precarizadoras.

El papel de la burocracia

Y en ambos casos, la Celeste, tanto en CABA como en el resto del país, ha sido garante fundamental de estas políticas. Educó y acostumbró a miles de trabajadores de la educación a las luchas aisladas y al corporativismo. Nos "acostumbraron" a ver como meros espectadores y no como protagonistas a nuestra conducción nacional de CTERA, a proponer y rechazar "ofertas" sin ninguna discusión en las bases. Años incluso de paritarias nacionales cerradas por decreto no alcanzaron para que convocaran a una sola medida nacional de lucha.

La ofensiva de Cambiemos y el ajuste

Las propuestas salariales de Cambiemos tanto nacionales como en Bs As o Mendoza clarifican la profundización de una política educativa basada en la precarización laboral y pedagógica. Anuncios como el hecho en Mendoza donde se busca pagar más a quienes "estén efectivamente frente al aula", buscan responsabilizar a quienes se enfermaron dando su vida al sistema, de las consecuencias de las políticas arriba descriptas. Reformas impulsadas por asesores internacionales que inspiraron sistemas en crisis como el chileno o el mexicano. Lo que es necesario comprender es que no hay rumbo educativo escindible del proyecto de país y de sociedad. El acceso de los sectores populares al conocimiento, al pensamiento crítico y científico no encaja en un modelo económico basado en la reprimarización y el extractivismo que levanta este gobierno. Por eso, si bien la pelea por el salario es fundamental para llevar el sustento a nuestros hogares, hay que inscribirla en una batalla más amplia y profunda, que es la defensa y construcción de la educación pública, estatal, laica, gratuita y obligatoria en tanto bien común para todos los habitantes de esta nación.

Mientras las tarifas suben y con ellas, la inflación, las principales medidas del gobierno benefician sin disimulo a los grandes grupos concentrados. Esta transferencia de ingresos está acompañada de despidos masivos y del desguace de funciones del Estado que repercutirán en nuestra tarea educativa, como el trabajo social y de primera infancia.

Plan de lucha

La unidad y la democracia sindical son herramientas necesarias de los trabajadores sin las cuales no será posible la conquista de nuestras reivindicaciones. Necesitamos un salario básico docente unificado en todo el país equivalente al valor de la canasta familiar en una jornada simple de trabajo. Levantamos también la renacionalización del sistema educativo, hoy fragmentado en 24 subsistemas. Al mismo tiempo entendemos que tanto el pliego reivindicativo como los delegados paritarios deben ser definidos democráticamente de abajo arriba, desde las escuelas y en cada instancia concreta. Basta de paritarios atornillados durante años, basta de decisiones tomadas a espaldas de la base docente.

En este contexto donde se busca descargar la crisis entre todos/as los trabajadores/as, entendemos fundamental lograr la más amplia unidad de todos los que soportamos estos ataques. Por eso adherimos y nos sumamos activamente al paro del 24/2 convocado por ATE y al que adhieren ambas CTA

Pero esa jornada no será suficiente. Nuestra corriente propone a toda la oposición antiburocrática que redoblemos el esfuerzo de exigencia a CTERA que convoque a un congreso nacional de participación amplia y democrática. Ese congreso de CTERA debe no sólo unificar la lucha educativa sino con el conjunto de los/as trabajadores/as.



Ningún techo a las paritarias

Salario inicial = a la canasta familiar para un cargo para todos/as los trabajadores de la educación

Congreso de base de CTERA y plan de lucha nacional unificado con no inicio de clases

Participemos de la Jornada Nacional de Lucha del 24/3. Unidad con el conjunto de los estatales


Corriente de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Enriqueta Lucero

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria