Nuevo sitio Estatales 11 Febrero 2016

La lucha contra el ajuste en Mendoza

En sintonía con el ajuste a nivel nacional, en el Estado mendocino se despiden trabajadores. En ese panorama, es unificar fuerzas y democratizar nuestros sindicatos, completamente alejados de sus bases.

Edición N° 10

A Vencer (Febrero-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Estatales | La lucha contra el ajuste en Mendoza

El panorama

Al igual que a nivel nacional, la no renovación de "contratos" fue la herramienta perfecta que dejó el kirchnerismo para permitir al gobierno provincial de Cornejo desplegar un ajuste en el Estado. Dicho ajuste tiene una importante complejidad para ser dimensionado: 1) Está encabezado tras anuncios grandilocuentes de recisión de contratos y servicios de personal sospechado de "ñoquis", alterando u ocultando información 2) Se da en diversos estamentos, tanto provinciales como municipales, con una importante atomización 3) En algunos casos, se trata no sólo de un ajuste por vía de reducción de personal sino de un ajuste sobre funciones del Estado.

Así, el municipio de Las Heras (Cambiemos), uno de los más grandes de la provincia, terminaba diciembre anunciando 662 bajas, que finalmente, después de un proceso de "revisión", terminaron siendo 294. Mientras, otros departamentos lo imitaban.

En su cruzada contra los ñoquis, Cornejo anuló 82 ascensos y nombramientos irregulares que realizó directamente el anterior gobernador antes de irse. Pero inmediatamente dieron de baja a 101 celadores suplentes sin otra explicación de que se trataban de "cargos políticos".

En Cultura se pueden ver estos aspectos combinados. Allí, se dejó sin trabajo a cerca de 40 personas que estaban bajo la forma más burda y precaria de contratación en negro (cachet de artista), encubriendo trabajo permanente. Y aunque en la paritaria del 2015 el kirchnerismo los contempló en el pase a planta, esto nunca se concretó. Ahora, ante el reclamo sindical, el nuevo gobierno no está dispuesto a re-contratarlos porque "no hay plata". Así mismo, artistas organizados han denunciado una reducción del 90% en las actividades de ese ministerio para esta temporada de Vendimia.

Un ejemplo de reducción de funciones del Estado, a través de despidos, es la baja de 48 trabajadores/as de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) y del Organismo Administrativo Local (OAL), sobre un universo reconocido de 450 trabajadores precarizados. Una función del Estado que ya estaba desbordada y falta de presupuesto y de personal.


Las acciones políticas, entre la oportunidad y el espanto

En la última semana (29/01), tomó centralidad la baja de 80 contratos del Casino de la provincia. Allí, se perfiló una unidad de acción entre ambas CTA y, a su vez, entre sus líneas internas. Sin embargo, después de un paro sostenido que superó las 72hs con acampe incluido, el gobierno no tuerce el brazo. El paro se levantó y se continúa la lucha con asambleas, acampes y paros sorpresivos.

En este panorama -incompleto-, desde IR venimos participando de un espacio "multisectorial" en SUTE Godoy Cruz con la intención de unificar ampliamente la resistencia contra los despidos, el ajuste y la criminalización de la protesta (se procesó a miembros de la Tupac Amaru después de un corte por la situación de Milagro Sala). La intención era realizar una movilización el 17/02, pero ante la confirmación del paro nacional del 24/02, todos coincidimos en la necesidad de unificar en esa acción.

De dicho espacio, no obstante, no venía participando ATE (Lista Naranja – PO). Su conducción estaría priorizando un intento de "Frente Gremial" con la "CTA de los trabajadores" y buscando reagrupar a los restantes gremios de la "CTA Autónoma" (Judiciales, FADIUNC), hoy distanciados de la misma por sus diferencias con La Naranja – PO.

Completa la situación el anuncio de las dos CGT regionales de unificación en única regional con fecha 25/02. El anuncio vino de un plenario en el que participaron 45 sindicatos de esa central.


Hacia adelante

Desde IR entendemos que es lógico que se propicien unidades de acción amplias frente al panorama actual. Pero la izquierda anticapitalista no puede contentarse ni limitarse a acuerdos de dirigencias sindicales que lo mismo unen que destruyen centrales y sindicatos según su ubicación política. La mayoría de los sindicatos llega a esta situación con un enorme desgaste interno, con serios problemas para movilizar y fuertes cuestionamientos entre sus bases. En particular, los sindicatos estatales, que vienen siendo centro desde hace años de una campaña constante de demonización que ha hecho mella en amplios sectores.

Necesitamos no sólo poner "masa" en la calle. Tenemos que unificar desde abajo nuestros sindicatos, abrirlos y democratizarlos, recuperar a amplias bases decepcionadas y combatir el corporativismo tan arraigado. Una tarea que la izquierda no puede seguir soslayando por acuerdos con burócratas circunstancialmente "combativos".

Comentarios

Sebastián Henríquez
Autor

Sebastián Henríquez

Secretario General SUTE Godoy Cruz (Mendoza), referente de la Agrupación Marrón “Maestra Silvia Núñez”