Nuevo sitio Mendoza 7 Febrero 2016

Rocío está donde debía estar: ¡en su casa, con su mamá y hermanos!

La joven que se encontraba desaparecida desde hace una semana fue encontrada el sábado 6 en el centro mendocino. La intensa campaña de difusión impulsada por su mamá, con el apoyo de la Agrupación Marrón Maestra Silvia Nuñez e Izquierda Revolucionaria, fue clave para que Rocío Rodríguez hoy esté nuevamente con su familia.

Mendoza | Rocío está donde debía estar: ¡en su casa, con su mamá y hermanos!

Casi llegando al mediodía de ayer sábado 6, la policía encontró a Rocío Rodríguez en las calles céntricas de la Ciudad de Mendoza, acompañada de un varón mayor que estaba borracho. Después de que le tomaran declaración en la Fiscalía N° 5 de Las Heras, pudimos encontrarnos con ella y acompañarla junto con su mamá, tía y hermana hasta su casa. Verla bien y con su familia nos llena el pecho de felicidad. El camino para llegar hasta acá fue colectivo y con mucho empuje.


Si falta una, nos movemos todas y todos

Rocío Rodríguez es una joven de 17 años que vive en el Asentamiento 8 de abril, un barrio muy pobre en el departamento de Las Heras. El sábado 30 de enero salió de su casa al mediodía para ir a hacer unas compras y ya no volvió. Su mamá protagonizó una búsqueda sin descanso desde ese momento. Una de sus conocidas recurrió a una maestra que fue seño de Rocío cuando iba a la escuela primaria. Una vez más, el rol de las trabajadoras de la educación es fundamental. Ella fue quien dio aviso en el espacio sindical donde milita, la Agrupación Marrón Maestra Silvia Núñez (SUTE) e inmediatamente se organizó un grupo de compañeras de la agrupación y de Izquierda Revolucionaria para ir a encontrarse con la mamá. Además de escuchar y ofrecer toda nuestra solidaridad, propusimos hacer lo que hemos aprendido en otros casos: dar visibilidad a la situación cuanto antes. De urgencia se convocó a una concentración para el viernes 5 y se llamó a los medios. Aunque todo fue con mucho apuro y poco tiempo, la difusión por las redes fue masiva, varios medios televisivos, radiales y periódicos locales entrevistaron a la mamá, y a la concentración se acercaron compañeras/os de la Agrupación Marrón, Lista Roja (SUTE), Seccional Capital del SUTE, Pan y Rosas e Izquierda Revolucionaria, además de la directora de Género y Diversidad de Mendoza. Desde ese momento la búsqueda de Rocío quedó instalada en los medios y se dio a conocer socialmente (ver entrevista en Señal U, el canal de la UNCuyo, a la mamá de Rocío). Y la lucha tuvo sus frutos porque al día siguiente Rocío ya se encuentra con su mamá.

Durante toda la semana llegó información cruzada sobre Rocío. Nos tomamos el trabajo de reconstruir todo lo que sabíamos y registrarlo para analizar cada dato. Incluso, nos organizamos para ir a los lugares donde supuestamente fue vista. El empuje de la mamá de Rocío fue vital, buscando incansablemente a su niña por todos lados.

Sin embargo, en el medio no faltaron las trabas institucionales. Nos enteramos de que la policía no dio aviso a "Búsqueda de personas" en cuanto la mamá hizo la denuncia. Recién cuatro días después y con intervención del Área de la Mujer fue que se giró la denuncia y la búsqueda por parte del Estado comenzó a hacerse efectiva recién allí, lo que produjo en el medio un bache de tiempo que pudo haber sido vital.


Organización feminista y popular

Todavía no se ha esclarecido qué pasó con Rocío durante esta semana. En cambio, lo que sí sabemos es que se trata de una joven que comparte las mismas condiciones de vida que cientos de miles de niñas y jóvenes de los sectores más pobres y castigados de nuestro país. Son situaciones de enorme vulnerabilidad que las expone a innumerables peligros por su género y clase.

En una sociedad capitalista, que vive de la explotación de una clase minoritaria sobre todo nuestro pueblo, las y los más pobres son quienes cargan con todo el sistema de opresión sobre sus espaldas. Obligadas y obligados a vivir de los trabajos peores pagos, sino es simplemente de los subsidios que cada tanto suelta el Estado. En una sociedad machista, donde el cuerpo de las mujeres es objeto de posesión, venta y consumo, son las jóvenes más pobres las primeras víctimas.

Como siempre, sólo la organización popular y feminista es la que nos permite dar respuesta frente a estas situaciones, y aún más: sumar y luchar para terminar con el capitalismo y el patriarcado.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Mendoza)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Mendoza)