Nuevo sitio Entrevista 24 Enero 2016

“Es muy grave el fundamento jurídico de esta detención”

Dialogamos con nuestra compañera María de Carmen Verdú, referente de CORREPI, sobre la detención de Milagro Sala y la necesidad de impulsar la lucha contra la criminalización de la protesta social.

Entrevista | “Es muy grave el fundamento jurídico de esta detención”

¿Por qué es importante para las organizaciones populares y de la izquierda repudiar la detención de Milagro Sala?

En primer lugar, lo que recomiendo a todo el mundo, es que vayan a las fuentes y lean la orden de detención judicial. Es verdaderamente escandalosa. Desde fines de la década del ´90 y principios de los 2000, con aquellas causas por sedición de los jueces federales salteños contra los piqueteros de la Ruta 34, "Pepino" Fernández y otros, que no veo algo semejante. Es muy grave el fundamento jurídico que se pretende dar a esta detención que además viene con la amenaza de identificar y criminalizar a todos los demás.

Puntualmente, el juez Ramón Gutiérrez tipifica el delito de sedición a partir del hecho de que Milagro Sala y su organización están repudiando, mediante un acampe, el "Plan de Regularización de Cooperativas" del gobierno de Morales. El enfrentamiento a este plan es caracterizado por el juez Gutiérrez como "alzamiento contra el orden constitucional" y en función de eso se ordena su detención como co-autora del delito de sedición.

Respecto al delito de instigar a cometer delitos, recordemos que es la misma figura que se le imputaba al dirigente del movimiento Teresa Rodríguez –hoy referente de Fogoneros-, Ricardo "Chacho" Berrozpe, cuando fue la movilización contra la presencia del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush. La acción típica que cuestionan es que en los videos y filmaciones que obran como pruebas se la ve a Milagro Sala y a otros referentes de su organización dando indicaciones, organizando y ordenando el momento en el que se instala el acampe en la plaza Belgrano de San Salvador de Jujuy. Como es evidente, es una acusación que se puede extender prácticamente a cualquier militante popular que interviene en cualquier movilización o actividad callejera.


Son conocidas las diferencias que nos separan de Milagro Sala, que incluso se ha enfrentado duramente con distintos sectores de la izquierda en los últimos años. ¿Por qué es necesario movilizar de todas formas?

El compañero Vicente Zito Lema afirma siempre, de forma magistral, que la defensa de los presos políticos es una cuestión de principios. Estamos completamente de acuerdo. A la hora de exigir la libertad de una persona que ha sido encarcelada por luchar, uno no se mete a analizar si tiene el 100%, o el 80%, o el 75% o el 50% o el 1% de acuerdos con quien está en ese momento caracterizado como preso político. Es un tema de principios que hace a nuestra propia defensa como militantes populares.

En el comunicado que publicamos desde CORREPI fuimos muy claros al respecto. Con la práctica política y los posicionamientos de Milagro Sala nos separa un abismo. Ahora, el punto es que la detención de Milagro Sala tiene que ver pura y exclusivamente con una movilización, con organizar un acampe por un reclamo concreto, puntual. Así como hoy es ella la que está detenida, mañana puede ser cualquier luchador o luchadora popular, la que sea perseguida y encarcelada exactamente por los mismos motivos. Por eso es fundamental que, más allá de nuestras diferencias, expresemos nuestro repudio y enfrentemos en la calle la detención de Milagro Sala .


Algunos sectores del kirchnerismo se han movilizado ante la detención de Sala. ¿Cuál debe ser la actitud de la izquierda frente a estos sectores?

En primer lugar, debemos entender la situación general en la que estamos. En poco más de un mes de gobierno, el macrismo ha avanzado violentamente contra los sectores populares. Ajuste mediante la devaluación y fuerte suba de precios, miles de trabajadores y trabajadoras despedidos en el Estado y en el sector privado, represión a las distintas luchas de los laburantes, como sucedió en Cresta Roja y en La Plata. En este marco, desde la izquierda tenemos la responsabilidad de impulsar la resistencia del pueblo trabajador contra el ajuste y la represión del gobierno. Y esa resistencia debe ser lo más amplia posible y en unidad; debe incluir a todos los que estén dispuestos a luchar contra el ajuste y la represión.

Nosotros hemos estado a la cabeza de la lucha contra la represión del Estado durante los doce años de gestión kirchnerista, hemos denunciado sus políticas y sabemos que al saturar las barriadas populares con policías, gendarmes y prefectos; e impulsar la aprobación de las leyes antiterroristas, con las que ahora se persigue luchadores y luchadoras; el kirchnerismo dejó un terreno fértil para que el macrismo pueda ahora profundizar la represión.

Ahora bien, si sectores que han simpatizado o simpatizan con el kirchnerismo deciden efectivamente ser parte de la lucha contra el ajuste; si se deciden a enfrentar los miles de despidos en el Estado o a combatir la avanzada represiva del macrismo, no debemos ser nosotros desde la izquierda, quienes dividamos la resistencia. Insisto, el gobierno de Cambiemos viene a aplicar un plan brutal de ajuste contra el pueblo trabajador y en beneficio de los arriba, de los distintos sectores del capital. Nuestra tarea, desde la izquierda, es organizar e impulsar la resistencia del pueblo trabajador, para enfrentar en las calles la avanzada antipopular del macrismo.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria