Nuevo sitio Legislatura porteña 18 Enero 2016

Concentración contra el traspaso de la Federal

Diversas organizaciones políticas, antirrepresivas, sociales y gremiales se congregaron el lunes 18 frente a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para repudiar el acuerdo entre Nación y CABA para el traspaso a la órbita de esta última de alrededor de 18 mil policías federales.

Legislatura porteña | Concentración contra el traspaso de la Federal

La iniciativa, promovida por los partidos que integran el FIT y apoyada por CORREPI, contó con la presencia de militantes del PTS, CeProDH, PO, Izquierda Socialista, Izquierda Revolucionaria, RNMA, FPDS, y trabajadores del subte, entre otros, que se manifestaron mientras dentro del recinto los legisladores se aprestaban a iniciar la sesión extraordinaria convocada para ratificar el acuerdo firmado por el presidente Mauricio Macri y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Se encontraban presentes familiares de víctimas de la represión policial, militantes de CORREPI, como Verónica Barrientos, cuyo padre, Horacio Fabián Barrientos, fue asesinado el 6 de enero de 2010 en la Delegación de la Policía Federal de Comodoro Rivadavia; Marta Almirón, madre de Carlos "Petete" Almirón, asesinado en la represión del 20 de diciembre de 2001, y Estela Velázquez, cuyo hijo Matías Barzola fue fusilado por el "Mataguachos" de Fiorito en 2003. Junto a otros familiares, como los padres de Nehuén Rodríguez, señalaron la gravedad de la medida de unificación de dos fuerzas que, por separado y bajo diferentes mandos políticos, son cotidianas protagonistas de detenciones arbitrarias, fusilamientos de gatillo fácil, torturas y muertes en comisarías.

"El traspaso de la federal a la ciudad debe analizarse en el contexto que hoy se nos impone en todo el país, de ajuste y represión. Alrededor de 20.000 despidos en el área estatal, pero también en la privada, el conflicto no resuelto de Cresta Roja, el vaciamiento del Grupo 23 y la quiebra de la aerolínea Sol, muestran claramente que para que el ajuste pase, los gobiernos nacional, de la ciudad y de las provincias necesitan actualizar y ampliar sus herramientas represivas", manifestó nuestra compañera de IR y referente de CORREPI, María del Carmen Verdú. Y agregó: "Con la unificación de ambas fuerzas, cualquiera que circule por las calles porteñas verá redoblado el riesgo de ser víctima de una detención arbitraria, puerta de entrada a las torturas y la muerte; habrá más gatillo fácil y más represión a los trabajadores organizados".

El proyecto, acompañado por otro que autoriza al Poder Ejecutivo a realizar las ampliaciones y reasignaciones presupuestarias que resulten necesarias para el traspaso, fue aprobado con 39 votos a favor, 11 abstenciones y 3 votos en contra, de los legisladores del FIT y AyL.

Antes de la votación, el diputado del PTS-FIT Patricio Del Corro declaró a los medios: "El objetivo del oficialismo es claro: aumentar el control policial sobre la población, en especial para reprimir la protesta social frente a los despidos y las medidas de ajuste (…) También buscan aumentar el control social sobre la juventud y los sectores populares", mientras que su par Marcelo Ramal, del PO-FIT, señaló: "Transfieren la Federal de los 480 casos de gatillo fácil del 83 hasta hoy y los lazos con el crimen organizado; es la policía que liberó las calles de Barracas para que se consumara el crimen de Mariano Ferreyra".

Como trasfondo del traspaso, quedan las palabras del presidente Mauricio Macri en el acto de firma del acuerdo con el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, cuando el primer mandatario se refirió a los operativos conjuntos de la Federal y la Metropolitana en los últimos años, y auguró un brillante desempeño a la nueva fuerza unificada, que ahora cuenta con una conducción política y operativa común. Esos operativos conjuntos de la PFA y la Metropolitana que el presidente tanto alabó, no son otros que los del Parque Indoamericano, con tres muertos; el del Hospital Borda, con decenas de apaleados y heridos, y militantes encausados hasta hoy, y el del conflicto de la Sala Alberdi, en el que dos compañeros de la Red Nacional de Medios Alternativos y un manifestante recibieron disparos de plomo.

Esa es la "eficiencia" represiva que Cambiemos promueve, con el traspaso de la PFA a la ciudad amalgamado con la declaración de "emergencia" en seguridad, la ampliación de facultades policiales para hacer detenciones arbitrarias y el "protocolo" contra las protestas y manifestaciones populares.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria