Nuevo sitio Enfrentar a la burocracia y las patronales 10 Noviembre 2015

El movimiento obrero ante el ajuste

Frente al panorama de recesión económica y propuestas derechistas de uno y otro lado, los empresarios y la burocracia sindical se reunifican para contener el conflicto social. Los sectores combativos debemos avanzar en propuestas de unidad de acción y frente único para enfrentar el ajuste.

Edición N° 8

A vencer (noviembre-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Enfrentar a la burocracia y las patronales | El movimiento obrero ante el ajuste

Hacia la unificación burocrática

"El Camino de la Unidad para garantizar la Producción y el Trabajo". Con ese lema, la burocracia sindical comenzó a preparar el camino de la reunificación con reuniones en el Hotel Castelar, justo frente a la sede de la UIA. La gran burguesía local –ahora con Arcor, Fiat y Techint al frente-, gane quien gane el 22 festejará. La burocracia sindical también. Si bien algunos estarán más expuestos de acuerdo al resultado del ballotage, la intención es encarar el nuevo período en unidad para garantizar la paz social, cuidar sus estructuras, sus intereses corporativos y sus espacios de poder. Para eso, buscarán aplastar todo intento de indisciplina por parte del nuevo activismo que emerge con posiciones combativas.

Por el lado de los sectores más ligados al oficialismo –con la "Mesa Sindical Scioli Presidente"– la preocupación inmediata es que los espacios que influye llamen a votar al candidato del PJ y para eso incluso promueven asambleas en los lugares de trabajo. Tarea complicada para sectores que durante años no convocaron asambleas ni discutieron con los trabajadores las cuestiones más básicas como las condiciones laborales. Por su parte, la CATT, a través del moyanista Juan Carlos Schmidt (Dragado y Balizamiento), ordena la "Comisión Castelar" en donde confluyen también los llamados "independientes" y los históricos "gordos" –que tanto con Menem como en estos doce años estuvieron al lado del gobierno–. La tendencia a la reunificación parece inevitable.

Las luchas en curso

Durante este año emergieron luchas importantes, con grandes batallas y triunfos, como la de los aceiteros o la línea 60 o como la que siguen librando los trabajadores de Cresta Roja a pesar de la conducción burocrática de la Alimentación. Desde principio de año se extienden los conflictos sectoriales por reivindicaciones similares: contra suspensiones y despidos (Metalsa, Hutchinson), frente al vaciamiento (La Litoraleña) o el cierre de fábricas (Donnelley –Madygraf, Molino Osiris).

Entre octubre y noviembre los obreros de Metalsa se movilizaron al Ministerio de Trabajo de Tigre y cortaron la colectora a la Panamericana a la altura de la Ruta 197 en reiteradas ocasiones, desabasteciendo temporalmente de chasis a la Ford. La pelea contra los despidos en una de las metalúrgicas más importantes de la zona norte del GBA se profundizó a partir de las cautelares que sostienen la ilegalidad de los despidos de los delegados Serrano y Piriz que deberían ser reinstalados.

Por su parte, los trabajadores de Cresta Roja desde hace meses vienen protagonizando un conflicto importantísimo, revirtiendo cientos de despidos y garantizando el pago quincenal a través de la presión y movilización constantes. El jueves 22 de octubre protagonizaron una impactante jornada de lucha movilizándose hasta el centro porteño en donde los gobiernos nacional y provincial se comprometieron a pagar y sostener las fuentes de trabajo pero la incertidumbre crece y no hay certezas de que ese compromiso se sostenga. Alejandro Blanco, Secretario de Seguridad de Ezeiza, jefe de policía y vocero/enlace entre la municipalidad y la empresa con los trabajadores, ya dijo que las opciones son la quiebra y la venta de la empresa. Alejandro Granados –candidato a formar parte del gabinete nacional si se impone Daniel Scioli- tampoco tuvo problema en afirmar que la perspectiva es la reducción del personal en un 30% y una rebaja salarial (ilegal) del 28,2%. La única forma de enfrentar esa política, que tanto los empresarios de Rasic como el gobierno pretenden descargar, es profundizar la organización y la lucha como lo vienen haciendo desde hace meses los trabajadores, con movilizaciones dentro y fuera de las plantas.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria