Nuevo sitio Córdoba 29 Octubre 2015

Octubre, el mes de las candidaturas, del ajuste y la represión

La represión, en diversas formas, fue ajustándose durante octubre, poniéndose a tono con las necesidades y los discursos de los candidatos de las patronales. Por ello, insistimos en la necesidad de construir y afianzar propuestas de lucha.

Córdoba | Octubre, el mes de las candidaturas, del ajuste y la represión

En el marco de la crisis del capitalismo a nivel mundial, en nuestro país, los candidatos presidenciables de la patronal -sin grandes disimulos- imponen a los/las trabajadores/as organizados/as más represión y ajuste a sus bolsillos. Mediante jugosos acuerdos con los grupos económicos, profundizarán la crisis con más inflación, devaluación, despidos, suspensiones y debilitamiento de la capacidad de consumo por la disminución del salario real. Sin titubeos hablan de inseguridad y prometen mejorar el aparato represivo del Estado para reprimir mejor y sostener este modelo de ajustes y saqueos.

Octubre fue un mes signado por la represión expresada desde todos los planos que podamos imaginar: aumento en la persecución a los jóvenes en los barrios populares con decenas de detenciones diarias y demoras en su liberación por la verificación de planillas prontuariales; sistemáticas torturas en cárceles y comisarías; asesinato de Ángel Verón, luchador popular de Chaco al que la Policía dejó agonizando durante un mes en un hospital; represión frente a la Catedral de Mar del Plata en el marco del XXX Encuentro Nacional de Mujeres y tres femicidios ese mismo fin de semana de los que ningún responsable político se hizo cargo; cómo olvidarnos que el acampe QoPiWiNi cumplió ocho meses esperando respuestas del gobierno nacional a sus reclamos que aún no recibió; las Policías y Gobiernos pro-mineros de San Juan (Jáchal) y La Rioja reprimieron a los vecinos/as por defender sus derechos a la tierra y al agua y por repudiar el saqueo y la contaminación que realizan sistemáticamente las megamineras en sus territorios; en Córdoba marchamos al cumplirse dos años del asesinato de Jorge Reyna en una comisaría de Capilla del Monte y por no obtener respuestas por parte del Poder Judicial sobre su causa encajonada; los casos de gatillo fácil siguen engordando la lista de pibes asesinados y en Córdoba la Policía mató a Rodrigo Sánchez y a Brian Guaiman en las últimas semanas; también fuimos testigos del acuerdo firmado por la Universidad Nacional de Córdoba con la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) como parte de su política de "democratización de las Instituciones" y para profesionalizar el trabajo de inteligencia del Estado desde sus instituciones educativas públicas; los/las estudiantes de la facultad de Psicología de la mencionada casa de estudios reciben sistemáticas presiones y amenazas por mantener una toma en repudio al cierre de una cátedra que la LES y CONEAU dispusieron quitar de la currícula de la carrera; además, dos militantes de la Biblioteca Popular de Bella Vista fueron amenazados por efectivos policiales en las puertas de su edificio por defender a dos jóvenes del barrio que la fuerza represiva quería detener; y la frutilla del postre: la feroz represión que sufrieron los/las vecinos/as de Barranca Yaco y Bajo Pueyrredón, junto a luchadores/luchadoras de la Federación de Organizaciones de Base que viven y realizan un trabajo social en estos barrios, por repudiar en movilización el asesinato de un joven al que la policía golpeó y dejó morir sin atención médica a tan solo cuadra y media de un hospital.

En la tarde de ayer, las organizaciones sociales, estudiantiles, políticas y territoriales, salimos a la calle para denunciar la represión, los casos de gatillo fácil y la persecución que sostienen las fuerzas de seguridad del Estado. En el marco de un clima electoral donde los candidatos del ajuste disputan sus presidenciables -a definirse en el ballotage de fines de noviembre-, Córdoba, como el resto del país, continúa dando una lucha en la calle, y junto a otros espacios políticos, para denunciar el avance de la política de seguridad y la detención y encierro sistemático de los pibes y los luchadores y luchadoras populares organizados/as.

Desde Izquierda Revolucionaria reafirmamos que la represión es necesaria en la política del Estado burgués y que la única salida para revertir esta realidad es la lucha política y social desde los distintos frentes de acción organizados. Insistimos en la necesidad de articular con espacios políticos de izquierda que apuesten a la construcción y afianzamiento de propuestas que hagan frente a los Gobiernos de las Patronales.

Ninguna crisis debe ser pagada por los bolsillos de los/las trabajadores y trabajadoras, ante el avance de la represión del Estado, unidad y lucha del pueblo organizado.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)