Nuevo sitio Cónclave patronal 20 Octubre 2015

Sus ideas de siempre

Días atrás se realizó el coloquio de IDEA, que contó con presencia perfecta de los presidenciables (Scioli, Macri y Massa) más Margarita Stolbitzer. Los principales candidatos rindieron pleitesía al empresariado y coincidieron en ocultar que preparan un ajuste para afrontar la crisis económica.

Cónclave patronal | Sus ideas de siempre

Muy atrás quedaron los gestos de rebeldía del kirchnerismo, que presentaba su no asistencia a la reunión anual de IDEA como un indicador de su independencia política frente al poder económico. Con la misma disciplina con que desfilaron con su equipo de asesores por la tapa del diario Clarín en los últimos días, Scioli, Macri y Massa rindieron examen ante los empresarios reunidos en el coloquio realizado en Mar del Plata, bajo la consigna "Tiempo de acordar y hacer". De más está decir que los tres candidatos pudieron desenvolverse con soltura en ese selecto club capitalista.

Para la anécdota, también estuvo Margarita Stolbtizer, en una nueva demostración de la subordinación política de la centroizquierda al régimen capitalista, al que se le ofrece como inviable conciencia crítica. El discurso ético de Stolbitzer es tan abstracto como políticamente incompatible con el sistema capitalista, irracional y voraz por definición.


De eso no se habla

Un tsunami de desarrollismo y optimismo ha ganado a los principales candidatos, que ocultan su programa de ajuste y devaluación con pronósticos esperanzadores sobre las enormes potencialidades futuras de Argentina. Lo único que admiten todos, cada vez con más soltura, es que hay que sentarse a pactar con los "fondos buitres", como condición para recuperar el acceso al crédito externo.

Como para que no queden dudas de que su opinión en el Consejo de las Américas, en New York, no fue un exabrupto ni un descuelgue personal, el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, ratificó la necesidad de negociar de forma urgente con los "holdouts" y explicó que "la negociación no es un fin en sí mismo, sino una herramienta para tener financiamiento".


Dicho sea de paso, no está de más recordar que el plan original de Kicillof iba en el mismo sentido y por eso Argentina había pagado juicios perdidos ante el CIADI; cancelado su deuda con el Club de París e indemnizado multimillonariamente a Repsol, luego de haber saqueado los recursos energéticos de nuestro país.

Esta senda de reconciliación con los mercados internacionales se abortó con el inaceptable y colonialista fallo del juez Griesa a favor de los "buitres", lo que planteó un abierto desafío al gobierno nacional y alejó por toda una etapa la posibilidad del reendeudamiento directo con los organismos de crédito.

Ante el nuevo cuadro, una vez más, el kirchnerismo se reinventó con mucha inteligencia y contragolpeó a través de la consigna "Patria o Buitres", que le brindó gran rédito político, pulsando las fibras antiimperialistas de nuestro pueblo.

Y así se llegó hasta hoy. El viraje actual pro-mercado del candidato por el Frente para la Victoria, lejos de sorprender, deja bien en claro que el antiimperialismo que agitó el peronismo kirchnerista de tanto en tanto, tiene patas muy cortas y no resiste de forma consecuente ninguna presión de fondo por parte del imperialismo.


Fortalecer a la izquierda

El giro a derecha del mapa político es una realidad contundente a esta altura del proceso de recambio presidencial, que está a días de tener su primera vuelta decisiva. Sin embargo, ninguno de los tres postulantes con mayores chances se anima a sincerar su plan de gobierno y no es por casualidad.

No existe en la actualidad margen social para que los candidatos patronales puedan plantear abiertamente propuestas de ajuste, y esperar de ello adhesión electoral, lo que da cuenta de crecientes niveles de acumulación de conciencia popular que indican a su modo que la Rebelión Popular de diciembre de 2001 no pasó en vano.

Por esto mismo, para enfrentar el ajuste que se viene y fortalecer a la izquierda como actor político; para imponer una agenda de reivindicaciones del pueblo trabajador y hacer visibles nuestras luchas; este 25 de octubre, desde Izquierda Revolucionaria, llamamos a votar al Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) frente a todos los candidatos del ajuste y la devaluación.

A las viejas y conocidas "ideas" de los de arriba, opongamos la perspectiva de una salida anticapitalista y un gobierno de la clase trabajadora y el pueblo.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria