Nuevo sitio Caminos y debates para la unidad 8 Setiembre 2015

Los desafíos de construir una alternativa política

La actividad unitaria realizada a fines de agosto por Pueblo en Marcha, COB La Brecha, FPDS-CN e Izquierda Revolucionaria contribuyó a clarificar posiciones para generar nuevos acuerdos en la construcción de una alternativa política. Para lo que se viene, es imperioso avanzar en nuevos pasos unitarios.

Edición N° 6

A Vencer (Septiembre-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Caminos y debates para la unidad | Los desafíos de construir una alternativa política

En un año signado por el debate electoral, el pasado martes 25 de agosto, en el anfiteatro de ATE Nacional, se realizó la charla-debate "Los desafíos de la izquierda hacia una alternativa política", en un auditorio colmado por casi 300 compañeros y compañeras.

De esta forma, Pueblo en Marcha, el FPDS-CN, COB La Brecha e Izquierda Revolucionaria, junto a otras organizaciones que se acercaron, discutimos sobre las perspectivas políticas a corto y mediano plazo y la necesidad de poner en pie una herramienta política que supere la dispersión actual.

La actividad reflejó un punto de llegada de un conjunto de organizaciones que pretendemos construir "una izquierda anticapitalista que construya poder popular", tal como quedó definido en el documento presentado. A la vez, los importantes puntos en común que se manifestaron generan una base importante para proyectar el avance en el camino de la unidad: superar los acuerdos alcanzados, seguir discutiendo los disensos y encontrar los puntos en común que nos permitan afianzar un frente político de las organizaciones en lucha.


La izquierda, la unidad y nuestros acuerdos

Históricamente se le cuestiona a la izquierda la falta de unidad. Sabemos que eso es relativo, ya que la unidad en abstracto no nos sirve. Y también sabemos que la unidad exclusivamente para disputar en el terreno electoral es insuficiente. Se ha señalado en este sentido como crítica al FIT, que no funciona como un frente de lucha, ni como un polo que aglutine a diferentes sectores populares en torno a posiciones de izquierda, y que mucho menos contiene a compañeros y compañeras independientes. Para salir de la mera crítica, debemos promover construir otro tipo de unidad de acción y de herramientas frentistas.

La actividad expresó acuerdos significativos: una lectura similar de la coyuntura actual y del kirchnerismo, así como lo que vendrá tanto si gana Scioli, como si gana Macri, y la centralidad de prepararse para resistir la ofensiva desde las luchas obreras. Eso se expresa no sólo en las posiciones políticas sino en la intervención conjunta cotidiana en espacios comunes.

El documento y las intervenciones de los panelistas también dieron cuenta de una historia común de quienes confluimos en esta actividad y a su vez un grado de maduración de nuestras posiciones en términos políticos. Todos tomamos a las luchas contra el neoliberalismo en los ´90 y la rebelión del 2001 como un punto de partida en nuestras construcciones. Compartimos un camino de encuentros y desencuentros, debido a los matices de formas de construcción o coyunturales. Destacamos la postura de haber sostenido una línea de coherencia y de lucha consecuente e independiente.

Y también, hay que decirlo, tenemos diferencias políticas sobre determinados procesos, por ejemplo los que se desarrollaron en Nuestra América la última década.

Pero entendemos que hay un punto en común muy fuerte de este espacio y que debemos defender: la construcción de poder popular existe sólo en tanto sea con independencia política de la clase trabajadora y los sectores populares. Desde allí pretendemos construir una izquierda anticapitalista que luche desde abajo, que se proponga la conformación de hombres y mujeres nuevas, y que haga un esfuerzo permanente por prefigurar relaciones antagónicas a las capitalistas.


El complejo terreno electoral

Las organizaciones que convocamos a la actividad llegamos al 2015 entendiendo la necesidad de asumir la disputa también en el plano electoral. Pese a llegar de manera desigual, respecto de cómo llevar adelante dicha disputa, todas coincidimos en llamar a votar al FIT.

Pueblo en Marcha partió de intentar conseguir la personería electoral y posteriormente planteándose la incorporación a las listas del FIT. El resto de las organizaciones tuvimos diferentes apoyos, algunos expresados sólo a través de declaraciones, hasta quienes hicimos algún tipo de campaña.

Pero más allá de esos desencuentros, todos los que convocamos a esta actividad entendemos el terreno electoral como un espacio para intervenir de manera táctica, no sin cuidados ni desconfianza, porque sobre todo, somos conscientes de que la lucha social, y la lucha política en muchos otros planos, es lo que tiene que expresarse en las campañas electorales. Y en el caso de conseguir lugares parlamentarios, deben convertirse en tribunas para reflejar esas luchas, acompañarlas y difundirlas.

Desde esa premisa es que tenemos que detenernos a pensar, a mediano plazo, cómo podemos seguir dando pasos en una herramienta común que pueda tener también una intervención electoral unificada. Una herramienta que exceda lo electoral y pueda proyectarse a otros terrenos de la lucha de clases. Sabiendo que todos los avances que dimos hasta ahora por separado son valiosos e importantes pero insuficientes.


Elementos que quedan para avanzar

Los que enumeramos no son los únicos problemas que tiene este espacio ni los únicos debates a resolver. Existen otros, por ejemplo el carácter metropolitano del mismo, que debe tender a no perder la mirada nacional de los problemas de nuestro país.

Pero creemos que, al menos en esta etapa, existe un gran piso de acuerdos y de prácticas comunes que permiten profundizar un camino necesario y no cometer los errores que cometimos en otros momentos. Conocer nuestras diferencias, establecer pisos de acuerdos y caminar a partir de ellos.

Como propusimos desde Izquierda Revolucionaria en el panel de la actividad, es necesario construir un programa común para la etapa. Saludamos que haya organizaciones y núcleos políticos que estén dando pasos en este sentido. Entendemos que es un problema a resolver y una discusión que debemos dar de manera colectiva. Construir un programa para la lucha y desde allí avanzar en plataformas sectoriales, que a la vez permitan desprender propuestas electorales.

Retomamos el planteo del FPDS, a través de la compañera que intervino en la actividad, cuando expresó que no podemos quedarnos sólo con un lindo papel (por el programa) y que debemos llevar esos acuerdos a acciones concretas. Necesitamos entonces establecer una agenda común de trabajo, militancia, y lucha.

Ambas tareas, construir de manera conjunta un programa para la etapa, así como establecer una agenda común de trabajo y de lucha para los próximos meses, son dos tareas que enriquecerán este espacio y permitirán encontrarnos en mejores condiciones para discutir la conformación de una herramienta político-social de nuestras organizaciones.

Una herramienta unitaria, de izquierda, anticapitalista y feminista, para dar la pelea en todos los terrenos. Ese es nuestro principal desafío.


Voces de la Jornada:

- Norberto Señor - MULCS y PeM: "Es hora de construir nuestra propia fuerza, es hora de mostrar que los que dejaron la vida por cambiar la sociedad con una visión socialista, los que empeñaron todo lo que tenían, al servicio de nuestros pueblos y nuestra clase trabajadora merecen que construyamos una herramienta a la altura de esas circunstancias y de esa historia".

- Sebastián Montiel - La Brecha: "En los últimos años hemos venido creciendo en nuestra capacidad de intervención en los conflictos sociales y sindicales (…) Hemos avanzado en varios frentes y hay que transformar esos frentes en procesos de unidad (…) Hay que traducir en fuerza política la acumulación por abajo".

- Celina Rodríguez - FPDS-Corriente Nacional : "No está mal pensar diferente, esa es la riqueza de los ensayos de unidad. Pero si nos paramos en la diferencia, la unidad no será posible (…) Estamos aprendiendo de a poquito y con pasos firmes a saltar los corralitos de nuestras organizaciones (…) Vamos a buscar la unidad en este criterio, en este otro y en este otro. Hay que buscar unidad de objetivo".

- Valeria Mustoni - Izquierda Revolucionaria: "Debemos construir un programa que nos permita dialogar con los sectores populares, que se plantee la necesidad de construir poder popular (…) Debemos construir una herramienta que nos permita avanzar a partir de la lucha y el debate fraterno entre las organizaciones, y que plantee un horizonte de transformación, revolucionario y socialista".

- Carina López Monja - FPDS y PeM: "Frente al escenario de una derecha recalcitrante y el kirchnerismo, preferimos una salida por izquierda (...) Estamos construyendo una alternativa para la vida digna. Como decíamos en el movimiento piquetero: por trabajo, dignidad y cambio social, que no es otra cosa que construir el socialismo"

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria