Nuevo sitio Nuevo despliegue del aparato represivo 8 Setiembre 2015

Las razzias vuelven a Córdoba

Una de las provincias más represivas ha vuelto a la carga con las razzias, en el marco de las elecciones nacionales de octubre, preparando el terreno para el próximo año.

Nuevo despliegue del aparato represivo | Las razzias vuelven a Córdoba

El sábado 5 de septiembre un grupo de más de 30 jóvenes y adolescentes fueron detenidos a la salida de una matiné del barrio de Nueva Córdoba pasada la 1 de la madrugada. Los pibes que esperaban el colectivo, y algunos de ellos que ya estaban transportándose, fueron detenidos y trasladados a la Comisaría 4ta de la zona y posteriormente llevados a la Central de Policía de la provincia, espacio no habilitado para detenciones. La mayoría de los jóvenes tienen entre 14 y 16 años, habían salido a bailar por primera vez y no tienen antecedentes; y los menos, superan la mayoría de edad. Todos fueron llevados en un operativo de razzia que sienta un nuevo precedente represivo en la ciudad y que supera en gravedad las razzias masivas realizadas por la fuerza policial en mayo de este año. En ningún momento se dió aviso a sus familiares, los mantuvieron bajo hostigamiento constante, no les proporcionaron comida ni agua y castigaron a los que se dormían. De hecho, fueron amenazados con picana eléctrica aquellos que se dormían o se resistían a permanecer de pie. Durante un día entero los mantuvieron detenidos en la Central hasta que los familiares y organizaciones tomaron conocimiento y se convocaron en la puerta de esta dependencia policial. Una vez allí y producto de la presión de los familiares y la presencia de distintas organizaciones, fueron liberando a algunos de los jóvenes manteniendo aún detenidos -al día de la fecha- a una parte de ellos. Todo están acusados de integrar una banda delictiva -los pirañas- que opera en Nueva Córdoba, y les advirtieron que los acusarían por robo calificado. Los medios de comunicación hegemónicos, aportaron en la legitimidad del accionar represivo informando que la Policía había atrapado a una banda delictiva peligrosa. Esta medida, que se suma a los operativos que ya funcionan en una de las provincias más represivas del país, forma parte de la práctica habitual de la Policía en la ciudad. Córdoba es una provincia que se perfecciona en política de seguridad y que se evidencia en un presupuesto abultado en móviles, efectivos policiales, helicóptero, drones, cámaras de videovigilancia y capacitación de nuevos efectivos de las distintas fuerzas que operan en la ciudad mediterránea. Ni que hablar del uso de su principal herramienta legal para perseguir y detener a los jóvenes: el Código de Faltas.

Ante la avanzada policial, los familiares y las organizaciones, convocados en las dependencias de la fuerza represiva, y esta mañana en Tribunales 2, denunciaron e hicieron públicos los maltratos y el hostigamiento a los jóvenes. Desde Izquierda Revolucionaria afirmamos que en ningún caso son aplicables ni el accionar represivo ni las estrategias de tortura, ante semejantes acontecimientos sostenemos que:

La inseguridad es la policía en las calles.

Basta de perseguir a los pibes.

Ante la represión, unidad, organización y lucha.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)