Nuevo sitio Crisis y ajuste 8 Setiembre 2015

Cierres y despidos en la industria automotriz

El sector automotriz argentino atraviesa nuevamente una notable baja de su producción, afectado en gran parte por la recesión económica de Brasil y la caída de su demanda.

Edición N° 6

A Vencer (Septiembre-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Crisis y ajuste | Cierres y despidos en la industria automotriz

En la empresa Fiat de Córdoba, que fabrica para Brasil, el plan de trabajo para septiembre incluye sólo 9 días. Desde mayo, en dicha planta se trabaja entre tres y cuatro días semanales. En el mes de agosto la producción fue de 5.750 unidades y para septiembre planean producir 4.300 unidades.

Otra empresa, también en Córdoba, en plan de suspensiones es la alemana Volkswagen, donde ya se registraron cuatro días de suspensión de su producción en el mes de agosto y se estiman otros tantos en septiembre, medida que afectaría a un 40 por ciento de la planta. La suspensión se hace en la línea de producción de la caja MQ200 que se exporta a Brasil.

Lo mismo pasa en las metalúrgicas proveedoras como Montich y Valeo, con suspensiones rotativas, listas de retiro y despidos. Las terminales cordobesas se alinean a igual situación que la empresa General Motors (GM) que para el mes de septiembre suspenderá todos los turnos de los días lunes. Y con Ford, que tendrá 170 suspendidos rotativos en su planta de General Pacheco.

Rige además en todas las terminales un plan de retiro voluntario cuyo objetivo es reducir las plantas de personal en un 10%. En todos los casos es por reducciones en las exportaciones a Brasil.

Al mismo tiempo, los trabajadores de Paraná Metal comenzaron a recibir los telegramas de preaviso, hecho asociado a la crisis automotriz. El comunicado oficial de la empresa señala que "teniendo en cuenta los cambios en el sector automotriz a nivel mundial, y en particular del Mercosur, la empresa toma el desafío de redefinir su plan estratégico al nuevo contexto. Paraná Metal trabaja en el sector de autopartes desde hace muchos años y buscará adaptarse a los cambios que el mundo y el mercado le van proponiendo. Se tomará el lapso de 60 días para evaluar el futuro de la compañía. Durante este plazo, se preavisará a los empleados de la posible finalización del vínculo laboral entre las partes".

Por la caída de las ventas al exterior, en especial a Brasil, y también al mercado interno, el lunes 31 de agosto están suspendidos 1.800 trabajadores de la neumática FATE.Y el día siguiente la mitad del personal. La semana próxima se repetirá el mismo esquema.

Según Alejandro Crespo, directivo del gremio SUTNA de San Fernando, en esos días cobran el 75% de las horas normales más la base del premio. Con relación a lo que cobran en las jornadas normales, representa una pérdida salarial de hasta el 56%, especialmente para los que se desempeñan en el turno noche.

El sector automotriz argentino atraviesa nuevamente una notable baja de su producción, afectado en gran parte por la recesión económica de Brasil y la caída de su demanda. El 50% de nuestra producción automotriz se exporta a Brasil. La UIA señala al atraso cambiario como otro aspecto problemático para el sector.

Según la Asociación de Fábricas de Automotores, la producción local cayó en julio un 16,4 % respecto a junio y un 8,3 % frente a julio del 2014. Las exportaciones del sector se contrajeron un 22,7 % respecto al mes anterior y un 9,4 % interanual.

El atraso en cuanto a la productividad respecto a la industria automotriz de Europa, Estados Unidos y Japón es de uno a cuatro, lo que genera una escasa o nula competitividad a nivel internacional. Además, es ensambladora en un porcentaje del 75% del total. Por acuerdos y ventajas arancelarias, aún se exporta a México y Brasil, pero las vicisitudes de estos mercados y la crisis profunda del mercado argentino, derivan en que hoy las empresas obliguen a los trabajadores a soportar suspensiones y despidos para salvar sus elevadas tasas de ganancias. Lo mismo pasa en las metalúrgicas proveedoras de autopartes.

El sector automotriz aprovechó la escala del Mercosur para obtener alta rentabilidad que no invirtió en infraestructura ni tecnología. Sus productos son actualmente de pésima calidad y fugó a sus matrices ganancias siderales. Y ahora aspiran a que esta crisis más el desmanejo y robo patronal lo paguen los obreros. Por eso los socialistas planteamos que, un gobierno de trabajadores deberá reconvertir esta industria sobre nuevas bases sociales.

En lo inmediato la tarea que tenemos por delante es la organización y la lucha contra las suspensiones y los despidos. Recuperando la enorme experiencia de lucha que conoce Córdoba y apostando al desarrollo del movimiento obrero.


¡Que el ajuste y la crisis no lo paguen los trabajadores!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)