Nuevo sitio Balance tras las PASO 8 Setiembre 2015

El FIT y la izquierda luego de las PASO

Para la izquierda, siendo aún un sector minoritario en relación a las principales fuerzas patronales, las PASO fueron también un momento de actualización, que abre lugar a nuevos desafíos.

Edición N° 6

A Vencer (Septiembre-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Balance tras las PASO | El FIT y la izquierda luego de las PASO

1. El FIT se posicionó como la única opción política en el marco electoral, en contraposición con las variantes patronales del ajuste y la represión, desplazando a la centroizquierda. Se debe al relativo crecimiento del FIT en relación a las presidenciales de 2011 y a su permanencia como fuerza nacional, lo que le permitió superar las PASO y contar con una de las seis formulas que disputarán en las presidenciales de octubre. Y se debe, a su vez, a la precipitada caída de la centroizquierda, expresada en la debacle de la UP de De Gennaro que no superó las PASO; el desperfilamiento de fuerzas que no llegaron a definir candidaturas nacionales (Patria Grande) e incluso la enorme caída de propuestas patronales "progresistas" como la de Stolbizer (que superó al FIT por apenas un 0,02%).

Aunque de cara al año próximo no habría que descartar la rearticulación de fuerzas de centroizquierda, es claro que de cara a octubre el FIT se ubica como única opción antipatronal. Esta situación plantea tanto importantes desafíos como serios riesgos para el FIT.

2. El triunfo del PTS en la interna con su fórmula presidencial Del Caño-Bregman dejó en evidencia que las PASO son algo distinto a una interna partidaria o frentista. Así, el caudal de votos obtenidos por las fórmulas presidenciales no expresa, de forma directa, la acumulación real que cada fuerza tiene por la base.

El PTS reconoció que la campaña estaba orientada a un sector mayor que el de la izquierda orgánica y apostó a ganar el apoyo de sectores más amplios, desencantados con el kirchnerismo o con opciones centroizquierdistas. Para eso cultivó un perfil basado en el lugar de la juventud y de las mujeres y retomó cuestiones que el kirchnerismo puso en el centro de la discusión (como los DDHH) desde una perspectiva política propia.

Lo hizo, además, con una campaña que aunque se vinculó fugazmente con cuestiones de fondo (el carácter de clase o la propuesta socialista) estuvo mucho más volcada a una estrategia comunicacional centrada en la figura de Del Caño, con slogans cortos y de poco espesor político. Y lo hizo, además, disputando con la "tradicional" figura de Altamira, bajo la consigna de la "renovación" de la izquierda.

Por estos motivos, la campaña del PTS se convirtió en el blanco de las críticas del PO y otras fuerzas que apoyaron la lista interna "Unidad". En este sentido, es cierto que la política del "slogan" promovida por el PTS encierra el riesgo del abandono de planteos de izquierda, en pos de conquistar la aceptación de otros sectores. Pero también lo es que la campaña de la izquierda debe tratar de calar en sectores que excedan el núcleo duro de la militancia, poniendo en evidencia que los planteos de las fuerzas socialistas tienen un valor profundo y actual.

En ese sentido, la interpelación a quienes se comprometen con la lucha por los derechos humanos, del movimiento de mujeres y de la juventud, no pude subestimarse, sino contarse como problemáticas de primer orden que deben ser asumidas globalmente por la izquierda.

La situación es problemática porque éste y otros temas siguen siendo un eje para la disputa interna, subestimando el problema central de construir una opción común, con acuerdos, para plantar una propuesta alternativa en las elecciones. Así, pasadas las PASO, el internismo sigue siendo una de las más graves limitaciones del FIT.

3. Con la nueva correlación de fuerzas la discusión sobre el perfil del FIT se actualiza con una perspectiva muy poco promisoria. Uno de los debates que se había abierto antes de las PASO era la ampliación del FIT como un verdadero frente de la izquierda (al menos en el plano electoral) que exceda a las fuerzas y las corrientes que lo componen actualmente.

En el marco de la disputa interna, fue el PO el que asumió la posición ampliatoria, enfrentado al PTS que se ubicó en una postura sectaria, de rechazo a nuevas incorporaciones (las experiencias de Pueblo en Marcha y del "Perro" Santillán fueron el eje de las discusiones).

Aunque pueda haber surgido de una necesidad táctica (triunfar sobre el PTS en la interna) la propuesta del PO es efectivamente correcta: el FIT debe integrar a nuevas corrientes y organizaciones, en la medida en que se identifiquen con un programa de clase. Debe apostar a construirse como la fuerza electoral que expresa la unidad de la izquierda.

Esta perspectiva, muy poco desarrollada, parece dificultarse ahora con la lectura inicial del PTS de analizar el triunfo electoral como un respaldo a su posicionamiento sectario, interpretación que consideramos desacertada.

4. El FIT sigue siendo la única opción electoral que expresa posiciones de izquierda, en defensa de los intereses del pueblo trabajador, contra el capitalismo y el imperialismo, y como tal es fundamental apostar a su fortalecimiento de cara a octubre, para plantar un mojón que contribuya a la lucha popular contra el ajuste y en defensa de los intereses populares.

La posibilidad de avanzar en el desarrollo del FIT está, a su vez, atada a la superación del internismo crónico que genera la disputa entre sus principales partidos, y a su apertura hacia el conjunto de las fuerzas anticapitalistas (lo que supone la superación del sectarismo actual).

A su vez, la presencia electoral de la izquierda necesita ser acompañada por una práctica unitaria por abajo, que sirva para aunar la lucha obrera y popular.

En ese sentido, pasadas las convocatorias sectoriales que se dieron en el marco de la interna, se plantea la tarea fundamental de promover un encuentro del movimiento obrero combativo que sirva para alistar las fuerzas obreras contra el ajuste.

En las fuerzas del FIT, ahora con mayor relevancia del PTS, reside la principal responsabilidad para que estas perspectivas se desarrollen, para contribuir al fortalecimiento de la izquierda como una opción de masas y de poder.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria