Nuevo sitio Análisis 6 Setiembre 2015

¿Por qué se producen inundaciones en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires?

Mientras poco a poco el agua baja y vuelve cierta calma, se realiza un análisis de por qué se producen estos hechos.

Análisis | ¿Por qué se producen inundaciones en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires?

En tiempos de elecciones, no han faltado el oportunismo de la oposición burguesa, que salió a "recorrer las zonas afectadas", ni las explicaciones oficialistas que reproducen una tendencia generalizada desde los albores de la modernidad: nos supera la fuerza de la naturaleza. Medios oficialistas y opositores se han encargado de explicar el fenómeno desde las ciencias exactas: desde el fenómeno del Niño y el calentamiento global, hasta la Sudestada.

Si bien el desarrollo de las fuerzas productivas ha posibilitado que la humanidad avance sobre diferentes territorios, "superando" las barreras naturales, es importante comprender que la visión moderna y evolucionista, desde la cual el hombre conquista y vence las fuerzas de la naturaleza desconoce que los territorios naturales tienen una historia y condiciones ambientales concretas, colaborando en la invisibilización del riesgo, y legitimado el desarrollo de un tipo de asentamiento excluyente, dominado por las fuerzas del mercado.

¿Cuáles son, las condiciones naturales sobre las cuales se han desarrollado las ciudades bonaerenses? Los ríos que surcan la Provincia son típicos de llanura, es decir, la topografía es relativamente plana y uniforme, se identifican meandros y el agua escurre lentamente. Los cauces presentan vastos valles de inundación y están asociados a humedales. Las inundaciones representan eventos naturales y recurrentes en estos ríos a causa de las precipitaciones fuertes y/o continuas.

Varios elementos pueden combinarse y desencadenar la crisis del sistema hidráulico metropolitano y, en consecuencia, provocar inundaciones en el área urbana. Los elementos que afectan los terrenos bajos son: la variación del nivel freático (aunque la crecida del río Paraná o repuntes del río de La Plata pueden aportar a los bajos) y la sudestada combinada con precipitaciones sobre el terreno. Los vientos del sudeste provocan un taponamiento en la desembocadura del Río de la Plata que, junto a las lluvias, produce importantes inundaciones.

Ahora bien, sobre estas condiciones naturales iniciales, las sociedades han intervenido realizando modificaciones, muchas de las cuales intensifican las áreas bajo amenaza. El ejemplo que más ha resonado es el de los humedales.

Uno de los servicios ecológicos proporcionado por los humedales es el de la regulación hídrica. Actualmente, dicho servicio se ve obstaculizado por la urbanización privada. No hay regulación en lo que respecta a la cota y relleno de bajos inundables. La iniciativa privada, en coordinación con la obra pública, "logró" un acondicionamiento del territorio para la transformación de las tierras bajas en zonas urbanizables.

Esta configuración territorial niega la inundación como proceso natural e impone una concepción hídrica que se sustenta en el aumento de la capacidad de la función drenaje en detrimento de la función reguladora. Se modifica profundamente el sistema inundable, perturbando las características del sistema productivo y biodiverso regional. "La idea dominante de los agentes que impulsan estos cambios es que estas llanuras de inundación y humedales temporarios asociados a los ríos son improductivos y desperdiciados"(1).

Por su parte, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se identifican 12 cuencas de las cuales 6 aportan al Río de la Plata (Medrano, Vega, White, Maldonado, Ugarteche y Radio Antiguo) y 6 al Riachuelo (Larrazábal-Escalada, Cildañez, Erezcano, Ochoa, Elía y Boca-Barracas). Los arroyos correspondientes a las mismas se encuentran entubados, materializándose sobre ellos la ciudad. Por esto, es habitual que la población de la zona desconozca la existencia de los cursos de aguas, operándose una invisibilización del riesgo de inundaciones. Los principales factores que inciden en la ocurrencia de inundaciones se vinculan a la insuficiente capacidad hidráulica de los desagües pluviales existentes, las sudestadas, la pavimentación total de la ciudad, que aumenta la velocidad de escurrimiento superficial y pluvial y la eliminación de la capacidad de retención del suelo, la modificación de las formas naturales del terreno, disminución de espacios verdes y arbolado, mayor número de residuos urbanos de población permanente y transitoria, etc(2).

...

NOTAS:

1) Fernández, Leonardo. Los servicios ecológicos que brindan los humedales. El caso de Tigre, provincia de Buenos Aires. Tesis de la licenciatura en Ecología Urbana. [En línea]. Buenos Aires: Instituto del Conurbano, Universidad Nacional de General Sarmiento, 2002.

2) GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES. Plan director de ordenamiento hidráulico y control de las inundaciones de la Ciudad de Buenos Aires y proyecto ejecutivo para la cuenca del arroyo Maldonado. 2006.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria