Nuevo sitio Crisis política en Tucumán 26 Agosto 2015

Sólo el pueblo puede defender sus derechos

El lunes 24 miles de tucumanos se movilizaron contra el fraude electoral. La respuesta del gobierno provincial fue, como siempre, una feroz represión, con el saldo de varios heridos y detenidos.

Crisis política en Tucumán | Sólo el pueblo puede defender sus derechos

En la fiesta de la democracia nada hay que festejar. El día lunes, en Tucumán, el "festival de votos" devino en una feroz represión a los miles de tucumanos que se concentraron en la capital provincial para exigir transparencia en el proceso electoral mediante el cual se elegía gobernador. El motivo fue que el día de los comicios se presentaron numerosas y groseras violaciones al proceso electoral: en localidades como San Pablo, Los Ralos y Tafí Viejo hubo urnas que fueron quemadas, unas 27 según Darío Almaraz, secretario de la Junta Electoral.

Los responsables de los hechos serían militantes de dos agrupamientos peronistas quienes, con la ayuda de la policía y la gendarmería, arrebataron las urnas a las autoridades de mesa en varias escuelas. En este caso, varios fiscales salieron heridos, entre ellos, compañeros del Partido Obrero. Incluso un militante y candidato de esa fuerza, José Kobak, se encuentra detenido desde la noche del domingo. Aníbal Fernández, por su parte, ha afirmado que los responsables serían militantes de la UCR o el PRO, quienes además estarían identificados.

Ni lerdos ni perezosos, los referentes nacionales del Frente para la Victoria y Acuerdo por el Bicentenario, el rejunte electoral que es el principal contendiente con el oficialismo, salieron a explicar, denunciar y traer agua para su molino. Desde el oficialismo se denunció que todo se trata de una maniobra política para atacarlos y que la oposición no quiere reconocer la derrota. Por su parte, Macri, como cara nacional visible de la alianza opositora, denunció las irregularidades y exigió al gobierno que garantizara el escrutinio "en paz".

La impunidad y obscenidad con que actúan los partidos burgueses es lo que ha producido la legítima respuesta popular de la movilización. Sin duda, esta tuvo el acicate de la UCR, PRO y el massismo, pero sería un error reducirla solo a una "maniobra" orquestada por la oposición como pretende el kirchnerismo. A todas luces, es evidente que la elección ha sido irregular y hay sectores de la población que se han sentido estafados. La legitimidad del reclamo ha sido confirmada por la desmesura torpe y violenta de la respuesta. El gobierno de Alperovich aplicó una feroz represión en la que no faltaron gases lacrimógenos, balas de goma, palos y detenidos. La necedad del gobernador tucumano obligó al propio Scioli a desmarcarse y repudiar la represión.

Ayer martes una nueva concentración en San Miguel, esta vez con cerca de 15.000 personas, repudió las irregularidades, denunciando fraude. Mientras tanto, la Junta Electoral avanza en el conteo definitivo de los votos, según el cual, Manzur, el sucesor de Alperovich, habría alcanzado el 54% de los votos.

Lo acontecido en estos días muestra el profundo desprecio que sienten los partidos burgueses por la democracia. Para ellos, no es más que un instrumento de dominación que puede usarse cuando es útil, y tirarse cuando ya no lo es. Los Scioli, Massa y Macri se enarbolan como defensores de los derechos democráticos, pero son todos de igual calaña. Para todos ellos, por igual, el acto electoral es apenas un trámite burocrático necesario para legitimar el dominio político de una minoría poderosa sobre los trabajadores.

Para nuestro pueblo, en cambio, es una conquista. Y en los marcos de la sociedad capitalista, es decir, en los marcos de la dictadura del capital sobre el trabajo, la conquista y sostenimiento de los amplios derechos democráticos posibles ha sido y debe ser una bandera de lucha de las organizaciones del campo popular.

Por todo esto es que repudiamos todo intento de fraude, denunciamos tanto al FPV como a las fuerzas que conforman Acuerdo por el Bicentenario como responsables, porque en el uso oportunista que hacen de lo sucedido jamás contribuirán a aclarar los hechos ni condenar a los responsables, que son ellos mismos; repudiamos la represión ordenada por el gobernador tucumano y nos solidarizamos con los compañeros que la han sufrido.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria