Nuevo sitio Comicios clave hacia las presidenciales de octubre 5 Agosto 2015

PASO: Votamos al FIT para fortalecer a la izquierda

Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) funcionan como una primera vuelta anticipada de las elecciones presidenciales de octubre. En este marco, llamamos a votar al FIT para fortalecer a la izquierda, contra los candidatos del ajuste y la represión.

Edición N° 5

A Vencer (agosto-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Comicios clave hacia las presidenciales de octubre | PASO: Votamos al FIT para fortalecer a la izquierda

Las semanas previas a la primera ronda electoral estuvieron marcadas por dos fenómenos opuestos. Por un lado, se produjeron resonantes conflictos obreros (Cresta Roja y línea 60) que se convirtieron en verdaderas escuelas de la lucha de clases (ver "El poder obrero..."), y que impusieron una agenda distinta, frente a la monotonía de una campaña electoral puramente marketinera, sin discusiones políticas de fondo.
Por el otro, los tres candidatos de las "corpo" (Scioli, Macri y Massa) llegaron por la vía de los hechos a una total unidad programática, al punto que a esta altura nadie puede afirmar con algún nivel real de convicción de que exista alguna diferencia política significativa entre ellos. Tal es así, que coinciden tanto en lo poco que dicen como en lo mucho que ocultan.


Ajuste, ¿qué ajuste?
Si algo comparten los tres candidatos es su reticencia a reconocer que el menú de medidas que tienen en mente incluye dosis diversas de devaluación y ajuste, que como sabemos siempre deben ser acompañadas con mayores niveles de represión al movimiento popular.
Lo hacen encubriéndose detrás de un lavado discurso desarrollista, que no resulta creíble en boca de los tres, ni viable si no se tiene la decisión de afectar las ganancias empresarias, en un contexto de estancamiento económico, inflación sostenida, escasez de divisas y "retraso cambiario".
Desde el punto de vista de los intereses de las clases dominantes, el relanzamiento de un ciclo de crecimiento de la economía en nuestro país requiere de una nueva y generalizada transferencia de riquezas desde la clase trabajadora hacia los sectores patronales. Y sobre la base de este "trabajo sucio" atraer inversión extranjera tentada por bajos costos salariales.
Es decir, se requiere de una intervención que vaya en el mismo sentido de lo que en su momento significó la drástica devaluación del año 2002 implementada por Duhalde y cuyos "réditos políticos" posteriores capitalizó Néstor Kirchner, claro que en un contexto económico y social menos crítico y convulsivo que el que se vivía en aquellos años.
En resumen, aunque lo nieguen de una forma u otra, desde su lógica no hay salida por fuera de alguna forma de devaluación y ajuste del gasto público. Los matices eventualmente pueden pasar por las formas y ritmos, pero no en la sustancia de lo que hay que hacer en esta nueva fase del capitalismo argentino.


Fortalecer, unir y ampliar al FIT
En este escenario, la principal referencia en el plano electoral que antagoniza con los candidatos de este programa político y económico no declarado, desde el punto de vista de los intereses de la clase trabajadora y el pueblo, es el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT).
Como es sabido, el FIT presenta dos listas en estas internas, una encabezada por el PO e IS con la fórmula Altamira-Giordano, y acompañada por otras organizaciones populares como Pueblo en Marcha (Lista Unidad); y la otra integrada en soledad por el PTS (Renovar y Fortalecer el FIT) que postula la fórmula Del Caño-Bregman.
Desde Izquierda Revolucionaria planteamos siempre la inconveniencia de esta disputa y entendemos que la actual dispersión de la campaña electoral del FIT lo reafirma. La puja al interior del Frente contribuye a la noción instalada en un sector amplio de nuestro pueblo de que "la izquierda siempre se divide". Apreciación que se refuerza con la presencia inevitable en esta instancia de otras listas de centroizquierda y de la izquierda trotskista, lo que genera cierta confusión adicional.
Por estos motivos, desde Izquierda Revolucionaria cuestionamos en su momento la disputa de listas en las PASO como método para dirimir las candidaturas del FIT; y ante el hecho consumado de la división resolvimos no apoyar ni intervenir en ninguna lista en particular.
En lo inmediato, de cara a las PASO, llamamos a votar al FIT en todo el país (a cualquiera de sus dos listas), para que pueda levantarse una voz que exprese los puntos de vista y necesidades del pueblo trabajador en ese terreno dominado por los de arriba y funcional a sus intereses de clase.
Y una vez concretada esta primera ronda, y ya conformadas las fórmulas y listas que finalmente disputarán en las presidenciales del 25 de octubre, militaremos con fuerza las candidaturas del FIT, con el objetivo de fortalecer a la izquierda contra los candidatos del ajuste y la represión que se viene.
Para ello es necesario que el FIT pueda superar su división actual y salga fortalecido de esta coyuntura, unido y ampliado a las organizaciones populares que plantean una integración no oportunista ni meramente coyuntural, coincidiendo con la perspectiva estratégica de un gobierno de los trabajadores y el pueblo, de vocación socialista.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria