Nuevo sitio Conflicto en la línea 60 18 Julio 2015

“Quieren destruir al cuerpo de delegados”

Entrevista a Iván, delegado de la línea 60, quien se refirió a la situación en que se encuentran los trabajadores, luego de la marcha al Ministerio de Trabajo, y cuál es el objetivo de la política que están llevando adelante el grupo DOTA, el poder judicial y la cartera laboral que preside Carlos Tomada.

Conflicto en la línea 60 | “Quieren destruir al cuerpo de delegados”

¿Cuál es la situación actual del conflicto?

Fuimos al Ministerio de Trabajo sin tener una reunión, y sin nada escrito, porque sabemos que por parte del gobierno hay un silencio total, lo mismo que pasa con la empresa y con el sindicato. Es clara la situación: quieren destruir al cuerpo de delegados, a la organización sindical de la línea 60. Y que no perdure el "no cobre boleto", que es la herramienta de lucha más filosa que hemos elegido.

¿Y en el Ministerio que pasó?

Nos recibió [Norberto] Ciaravino, quien nos tomó el pelo en la cara: nos tomó el reclamo como si recién se enterase. Más allá de lo anecdótico, lo concreto es que la línea oficial es de silencio. Ello nos obliga a continuar con el plan de lucha y a realizar acciones cada vez más fuertes. Quieren llegar al enfrentamiento con la policía, con la gendarmería.

¿Cómo están los compañeros que están dentro de la empresa?

Bien, a pesar de que los tienen como "incomunicados". La policía opera psicológicamente sobre ellos para sacarlos, pero por ahora están resistiendo. Servini de Cubría ordenó un peritaje de las unidades de Plaza Constitución con peritos de ambas partes (de los trabajadores y la empresa) y la CNRT como veedora. Nosotros vamos a apelar esa resolución pero, si se hace, estamos tratando de que los compañeros no se vayan, porque una de las condiciones del peritaje es que esté vacía la cabecera. Si eso sucediera, creemos que la empresa hará un auto boicot y romper cosas para inculparnos.

¿Cuál es la justificación de la empresa para tener cerrada y vallada la cabecera?

Quien clausuró la cabecera momentáneamente fue Noemí Rial, viceministra de Trabajo, mediante una resolución ministerial, donde se sostiene que no puede salir ni entrar ninguna unidad hasta que no se realice el peritaje, y ahí volvemos al problema de que tiene que estar vacía la cabecera. Los compañeros no están encerrados, sino por su propia voluntad. Pero si se van, luego no pueden volver a entrar. Lo que están haciendo es ejercer su derecho a huelga en el lugar de trabajo. La maniobra de Servini de Cubría es tratar de encontrar algún delito para imputar a los compañeros. Y el tema de la clausura y el peritaje responde a su intención de extender el conflicto: que los compañeros se desgasten, se vayan cayendo. Sin embargo, seguimos firmes.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (CABA)
Autor

Izquierda Revolucionaria (CABA)