Nuevo sitio La izquierda y las PASO 1 Julio 2015

Fortalecer a la izquierda para enfrentar el ajuste y la represión

Las fuerzas políticas que se proponen administrar el capitalismo argentino en los próximos cuatro años ya han establecido sus candidatos y despliegan sus campañas. Las fuerzas que nos proponemos desarrollar un proyecto anticapitalista tenemos que intervenir también en el plano electoral como un modo de disputar la conciencia y dar un debate de ideas de cara a nuestro pueblo.

Edición N° 4

A Vencer (julio-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

La izquierda y las PASO | Fortalecer a la izquierda para enfrentar el ajuste y la represión

La acumulación de organización por abajo que venimos desarrollando desde hace años las diferentes organizaciones del campo popular no implica por sí misma un salto en la disputa por la hegemonía. Aquello que hemos sabido construir en los diferentes planos de la lucha de la clase trabajadora, debe poder expresarse como una alternativa política que confronte con las perspectivas patronales.

Y el marco electoral, en donde el conjunto de la sociedad está imbuida en un mayor debate político, escuchando las propuestas y perspectivas de los diferentes candidatos, debe ser también un campo de intervención del conjunto de la izquierda. Lograr romper con la visión de que sólo se puede elegir entre las opciones patronales (que con matices mantendrán una misma orientación), es de fundamental relevancia para colocar a la izquierda como una alternativa que puede plantear una perspectiva de poder en nuestro país.

Nuestro apoyo al FIT

Hoy, mientras otras expresiones políticas aún venimos retrasadas en el desarrollo de herramientas específicas, el FIT se ha constituido en la referencia más visible de la izquierda en el plano electoral. La unidad de los tres principales partidos trotskistas desde el 2011, surgida como modo de superar los requisitos que planteaba la nueva ley electoral, logró alcanzar resultados relativamente destacables en 2013. Esto le permitió sostenerse en el tiempo, generar un mayor reconocimiento y aceptación en un espectro más amplio del conjunto de la izquierda y consolidar un lugar propio dentro del espectro de fuerzas políticas reconocidas. En lo que va del año, algunos de los resultados logrados en algunas provincias, han confirmado ese lugar e incluso ciertos avances en términos electorales como es el caso de Mendoza donde para gobernador se ubicó como tercera fuerza obteniendo el 10,5 %.

Sin embargo, esta unidad electoral lograda a partir de una necesidad reglamentaria no expresa lo que sucede en otros planos de la lucha de clases, donde no existe una práctica unitaria, lo que sin lugar a dudas potenciaría la lucha obrera y popular. Esto deja en claro uno de los límites del FIT: su carácter netamente electoral.

Otra de sus limitaciones es su estrechez, hija de su delimitación a tres partidos trotskistas, lo que da cuenta de su cerrazón frente a otras tendencias de la izquierda anticapitalista. La integración de compañeros de nuevas organizaciones en algunas listas es un paso adelante en ese sentido. El carácter limitado de su incorporación (en las listas del PO e IS), el directo rechazo por parte del PTS a su acercamiento, así como las declaraciones sectarias al interior del mismo frente y por parte de nuevas fuerzas que en algunos casos apuntan a marginar ahora al PTS, son todas muestras de la falta de concepción de este bloque como un frente del conjunto de la izquierda anticapitalista, lo que implicaría un avance importante para la acumulación de la izquierda como opción de masas.

Sumado a esto, la insuficiente unidad hoy se ve expresada en la decisión de resolver las principales candidaturas mediante las PASO, no por una contraposición de programas o métodos de trabajo, sino por una disputa de lugares en las listas. Como ya lo hemos expresado (en nuestra prensa anterior y en iniciativas como el pronunciamiento "Por una lista unitaria del FIT en las PASO" compartido por diversas organizaciones y referentes), esta disputa interna no ayuda a fortalecer una posición de izquierda, puesto que exacerba los enfrentamientos internos -ya ha generado una serie de polémicas con acusaciones cruzadas entre ambas listas- sin que aporte en nada a los debates de programa y de formas de construcción.

Con estos límites, como hemos dicho, el FIT se ha constituido como la expresión más influyente de la izquierda a nivel nacional en el terreno electoral, y su consolidación frente a las opciones patronales significa el afianzamiento de una posición en defensa de los intereses de los trabajadores y el pueblo. Por eso es que, al tiempo que bregamos por contribuir a iniciativas que puedan ser superadoras de lo que hoy existe, apostamos al fortalecimiento del FIT en estas elecciones, porque la consolidación de una opción de izquierda contribuye a prepara a nuestro pueblo para dar respuesta a los candidatos del ajuste y la represión que se preparan para avasallar nuestros derechos.

Avanzar en el reagrupamiento de una izquierda anticapitalista y popular

Hay importantes sectores de la izquierda anticapitalista argentina que, a diferencia de las posiciones dominantes en la experiencia que señalamos más arriba, reconocen y valoran la diversidad de tendencias populares y de izquierda en nuestro país, y la importancia de la articulación unitaria en todos los planos, mucho más allá del estrictamente electoral.

Un gran ejemplo de esa práctica es, a nuestro entender, la construcción de un espacio unitario para la acción sindical, como Rompiendo Cadenas, del que participan compañeros independientes y agrupados, a partir de métodos democráticos de construcción, con una política clasista que implica una clara delimitación frente a los empresarios, el Estado y la burocracia sindical.

Hasta el momento, lamentablemente, la construcción frentista que se está abonando en el plano de la acción sindical, no ha encontrado equiparación en el plano político. Se han ensayado diversos acuerdos parciales, sin que exista un nucleamiento político que exprese esa misma lógica de construcción; sin que exista un agrupamiento que, partiendo de acuerdos básicos (como el anticapitalismo, el antiimperialismo, el antipatriarcado, la recuperación de una identidad latinoamericana y de las experiencias de desarrollo de poder popular), pueda darse una política de intervención en la lucha cotidiana que priorice la construcción frentista y el respeto a los trabajos de base, y que apueste a una intervención política en todos los planos, entre los cuales el electoral es uno más.

En este marco, es un paso importante la revitalización de un polo de izquierda amplio, que nuclea a las diferentes organizaciones que desde hace varios años venimos recorriendo juntas diferentes instancias de coordinación, como La Brecha, el FPDS-CN, los grupos que integran Pueblo en Marcha, e Izquierda Revolucionaria, entre otros. La consolidación de este polo de izquierda, proponiéndose un diálogo con las fuerzas que integran el FIT, y fortaleciendo de esta manera la unidad de la izquierda, permitiría favorecer la proyección de una alternativa política anticapitalista que logre un verdadero protagonismo de masas. Por eso pensamos que es una apuesta de gran importancia en la que las distintos compañeros y organizaciones que participamos debemos poner grandes esfuerzos para su consolidación.

Sabemos, por otra parte, que buscar la conformación de una alternativa política que enfrente al próximo gobierno y se proponga aportar a la construcción de una opción de poder en nuestro país, no puede depender, ni quedarse en el plano electoral meramente. Debe abonar al desarrollo de poder popular, de agrupaciones de base, y apostar a convertirse en la referencia y la herramienta de organización de miles de activistas que se encuentran a lo largo y ancho del país, impulsando una herramienta superior frentista de carácter político y social, en base a un programa que le de perfil propio y potencie la acción común. Un programa coherente y abarcativo que aborde temas como trabajo vivienda, salud, educación, géneros, tierra, energía y demás, dado que no hay proyecto político de carácter estratégico sino se dan respuestas en todos los ámbitos que la clase trabajadora y el pueblo se juegan sus condiciones de vida.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria