Nuevo sitio Trabajadores de prensa 1 Julio 2015

Paritarias: un eje de la resistencia y el crecimiento del gremio

El 2015 no sólo esta signado por el nacimiento del SiPreBA sino por una etapa donde la UTPBA no reconoce a los delegados electos en medio de una lucha salarial por una paritaria que esa conducción negocia a espaldas de los trabajadores

Edición N° 4

A Vencer (julio-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Trabajadores de prensa | Paritarias: un eje de la resistencia y el crecimiento del gremio

Uno de los puntos de inflexión en el proceso de descomposición de la UTPBA fue la reacción que tuvo la conducción del sindicato luego de verse obligada a abrir negociaciones colectivas paritarias en la rama diarios. Luego de la reimplementación de las paritarias en los sectores de actividad, la prensa escrita nunca había tenido una paritaria que actualizara sus escalas salariales, en medio de una brutal dispersión salarial, máxima precarización, vista gorda ante pasantías y descaradas persecuciones sindicales patronales, como la que hizo Clarín con 117 trabajadores en el año 2000, sin que el sindicato dijera una sola palabra.

En medio de todo ese mar de obstáculos, cada una de las asambleas de trabajadores de distintos medios le reclamaron a la conducción de la UTPBA la apertura de negociaciones paritarias en la rama diarios, uno de los capítulos de la paritaria de actividad del convenio 301/75, que establece una paritaria de actividad de prensa escrita, para diarios y agencias de noticias. Esa negociación fue recuperada en 2012 y duró diez meses con la Asociación de Editores de Diarios de la ciudad de Buenos Aires (AEDBA). En esa compleja negociación, que comenzó con diez paritarios y llegó a tener 28 por el sector de los trabajadores, fue el primer paso para recuperar la comisión interna de Clarín. Antes de la elección de delegados, la mesa paritaria tuvo un representante de esa asamblea en la negociación que la cámara patronal aceptó.

El proceso de lucha que permitió la recuperación de la paritaria incluyó los primeros paros del gremio en décadas y una serie de movilizaciones que superaron los dos mil compañeros con una potente presencia en la calle. Al año siguiente en 2013 el sindicato buscó abrir una paritaria de prensa escrita que incluyó a agencias de noticias clave, como Télam, y el reconocimiento de los trabajadores de las punto com, especialmente Minuto Uno e Infobae.com, cuyo dueño Daniel Hadad se vio obligado a aplicar las escalas salariales de la paritaria y sus aumentos, algo que desembocó en recuperaciones salariales de hasta el 40% dentro de un proceso de adecuación que esa patronal tuvo que aceptar, ante el creciente desarrollo de los compañeros de esa redacción.

El proceso de recuperación de las paritarias produjo una masiva participación sindical de los trabajadores de prensa como no había sucedido en décadas. Ese surgimiento de delegados, y del plenario donde se discutió la organización de cada paritaria, generó una alternativa política para conducir el sindicato que se presentó a elecciones pero tuvo que afrontar la brutal organización del fraude utilizado históricamente por la estructura burocrática de la UTPBA para sostenerse.

La lucha posterior fue la que finalmente dio origen a la construcción del SiPreBA, mientras en la actualidad la conducción de la UTPBA lleva el segundo año negociando paritarias a la baja, a espaldas de los delegados paritarios que antes reconocía, sin consultarle nada a las asambleas, y en medio de un proceso extorsivo donde esos negociadores buscan ponerle precio al convenio colectivo de trabajo 301/75 y permitir violaciones al estatuto, como la multifunción. Este 2015 no sólo esta signado por el nacimiento del SiPreBA sino por una etapa donde la UTPBA no reconoce a los delegados electos en medio de una lucha salarial por una paritaria que esa conducción negocia a espaldas de los trabajadores. En medio de esa complejidad, el plenario de delegados, el mismo que hace algunos años recuperó las paritarias, afronta este doble desafío pero con un salto político que dio a luz una nueva herramienta sindical.


Por Claudio Mardones, delegado de Tiempo Argentino

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria