Nuevo sitio Nuevo sindicato de trabajadores de prensa 1 Julio 2015

Nace el SiPreBA

Luego de un plebiscito en donde se pronunciaron más 2100 trabajadores y con un plenario de más de 40 delegados, nació el nuevo sindicato de prensa. Tiene su bautismo de fuego en el conflicto de Minuto Uno en donde dos delegados fueron despedidos.

Edición N° 4

A Vencer (julio-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Nuevo sindicato de trabajadores de prensa | Nace el SiPreBA

En diciembre del año pasado, más de 2100 trabajadores de prensa nos habíamos pronunciado por la conformación de un nuevo sindicato, mediante un plebiscito que fue histórico por la impresionante participación con la que contó. En consecuencia, el 11 de junio, con un plenario integrado por más de 40 delegados de diferentes empresas de prensa escrita, radial y televisiva de Buenos Aires (el 90% de los delegados del gremio), dimos nacimiento al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

Amplitud y clasismo

Trabajadores de otras actividades nos preguntan si el nuevo sindicato surge en contra o a favor del kirchnerismo, si es impulsado por determinada central sindical y por qué no promovimos el cambio "desde adentro" de la anterior estructura, la UTPBA. La contradicción principal que tenemos los trabajadores de prensa, y a partir de la cual iniciamos este camino, es entre trabajadores y patrones. La disputa de poder que tienen por arriba los empresarios, entre medios oficialistas y opositores, nos es ajena: en el SiPreBA estamos todos, delegados de Clarín y Página 12, de Radio Nacional y Perfil.

La heterogeneidad política de quienes conformamos la CD provisoria del SiPreBA no hace más que ilustrar esa amplitud en donde, instintivamente, hicimos propia la enseñanza de Agustín Tosco: "la división que debe hacerse es entre quienes están con la lucha del pueblo y quienes están con la entrega".

Atrás quedó entonces la UTPBA, una organización nacida poco después de la recuperación democrática, que en sus primeros años se nutrió de buena parte de los trabajadores de prensa y que, luego de tres décadas en donde muchas cosas cambiaron menos la conducción, carece de política gremial para los trabajadores de prensa, al punto de transformarse en un sindicato en el que no se podían afiliar los trabajadores de las empresas periodísticas, donde el 51% del padrón estaba inflado con trabajadores de las actividades más variadas, incluso policías y muertos.

Minuto Uno: el SiPreBA nace en la calle

El conflicto de Minuto1, de Cristóbal López, en donde despidieron al delegado gremial Lucas Livchits y al paritario Brian Majlín, es consecuencia de ese vacío gremial: a la comisión interna se le venció el mandato y, a pesar de reiterados pedidos, la UPTBA nunca realizó elecciones. Vencidos los fueros gremiales, Cristóbal López avanzó con el despido de ambos compañeros. En una lucha ejemplar, los trabajadores de Minuto1, con el apoyo de SiPreBA, estuvieron siete días de paro ininterrumpido y, al momento de esta nota, proyectan nuevas medidas.

El bautismo de esta nueva organización gremial fue precisamente en la calle, con una movilización como la del miércoles 24 de junio, con más de 250 trabajadores de todo el gremio frente a Minuto1, y el acompañamiento cotidiano a los trabajadores del portal.

Unidad para luchar

Si bien hay que ser cautos, ya que aún no contamos con las condiciones legales necesarias para muchas de las batallas sindicales, las potencialidades del nuevo sindicato son enormes. El SiPreBA surge como respuesta a un vacío gremial y en un contexto de avanzada patronal muy fuerte, no sólo en nuestro gremio. Nacemos con la consigna de "unidad para luchar", la unidad entre las diferentes ramas y con el conjunto de los trabajadores en conflicto.

Es una herramienta que surge para defender nuestras condiciones salariales, laborales y profesionales pero que a la vez excede a nuestra propia actividad y que debe pelear por quebrar el corporativismo y ser solidario con todos los trabajadores en conflicto. Es una organización gremial que tiene que bregar porque los conflictos del conjunto del pueblo salgan a la luz, no sean silenciados, y encuentren un espaldarazo en las redacciones. Que cuando meen de arriba, tal como sucedía y lo graficaban tan bien los grafittis en el 2001, la prensa no diga que llueve, sino que sus trabajadores estén peleando junto al pueblo para que dejen de mear. Ocupar ese rol que hasta ahora vienen llevando adelante prácticamente en soledad los medios alternativos, quienes tendrán que tener un lugar activo en el nuevo sindicato.

Corriendo de atrás contra un ministerio y leyes a imagen y semejanza de los patrones, pero con mucha fuerza y entusiasmo, el SiPreBA sale a la cancha a dar batalla.


Por Agustín Lecchi, delegado de la TV Pública y Secretario de Organización del SiPreBA



Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria