Nuevo sitio A 13 años de la Masacre de Avellaneda 27 Junio 2015

Darío y Maxi no estuvieron solos

Una multitud ocupó ayer el Puente Pueyrredón para recordar a Darío Santillán y Maximiliano Kosteki. Duras críticas a la complicidad de las tres gestiones kirchneristas que aseguraron la impunidad de los responsables políticos de sus fusilamientos.

A 13 años de la Masacre de Avellaneda | Darío y Maxi no estuvieron solos

Más de 5000 manifestantes de numerosas organizaciones políticas, territoriales y sociales participaron ayer al mediodía del acto sobre el Puente Pueyrredón, que recordó a los compañeros Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, asesinados el 26 de junio de 2002, en una planificada represión ordenada por el gobierno del presidente interino Eduardo Duhalde.

Dos acoplados que cortaron completo Puente Pueyrredón sirvieron de escenario, desde donde leyeron el documento unitario los compañeros "Cachito" Fukman y el "Suceco" Lordkipanidse, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, rodeados por referentes de cada una de las organizaciones firmantes del texto y convocantes al acto.

Luego, tomaron el micrófono Vanina Kosteki, hermana de Maxi, y Alberto Santillán, papá de Darío, quienes brindaron dos contundentes discursos, cargados de emoción y claridad respecto al señalamiento de los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda y de la posterior impunidad de la que gozan luego de tres mandatos de gobiernos kirchneristas.

La noche del 25

La noche previa se realizó la habitual Vigilia, con un Festival Artístico frente a la rebatuizada estación de ferrocarril Darío y Maxi (ex Avellaneda) en el que participó Raly Barrionuevo, entre otros artistas populares. Además, hubo diversas actividades artísticas, paneles de debates, transmisiones en vivo de medios alternativos de comunicación, etc.

Izquierda Revolucionaria formó parte de la amplia y unitaria convocatoria y participó de ambas jornadas. Un nuevo 25 y 26 de junio nos encontró en las calles recordando a los compañeros caídos, a través de la lucha y sin bajar ninguna de sus banderas.

Una vez más, Darío y Maxi no estuvieron solos: ¡Piqueteros carajo!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria