Nuevo sitio El “kirchnerismo puro” se alinea cada vez más 16 Junio 2015

Esperando a Scioli

El escenario político se polariza cada vez más entre Scioli y Macri. Y el kirchnerismo militante comienza a ver con resignados ojos la candidatura del referente menemista y duhaldista, quien mantiene amigables relaciones con el grupo Clarin. ¿Quién le hace el juego a la derecha?

El “kirchnerismo puro” se alinea cada vez más | Esperando a Scioli

Corren días de definiciones en la carrera electoral. Iniciada ya la última semana para el armado de las listas nacionales, la disputa presidencial marca un ritmo vertiginoso. Confirmada ya la debacle del massismo, los remanentes de esta fuerza se miden, más bien, por su reubicación en relación a las dos principales fuerzas que polarizarán la elección: el FPV y el PRO.

En este sentido, el techo del 30% de Del Sel en Santa Fe, marcó un fuerte límite para el PRO en su intento por salir de la ciudad de Buenos Aires y construirse como una fuerza nacional con capacidad de disputa. Aunque gran parte del radicalismo que votó a los "socialistas" de Santa Fe apoyará a Macri en las presidenciales, es significativo que el PRO no haya logrado ganar un segundo distrito para tomar envión hacia el resto del país (y es difícil que un escrutinio definitivo realizado en una provincia que no dirige le revierta la tendencia).

Por el contrario, no es un dato menor que el FPV, que venía teniendo elecciones muy negativas en Santa Fe, haya logrado reposicionarse como una fuerza competitiva en su polarización contra el "gorilismo" explícito (aunque sea con un candidato como Perotti que se reconoce como peronista pero no como kirchnerista).

Así las cosas, aunque falta mucho por jugarse aún, es cada vez más claro que el candidato más fuerte para la sucesión presidencial es Daniel Scioli, quien viene manteniendo posiciones, al tiempo que ve desgastarse a sus adversarios.


Realpolit K

Para la proyección de este recambio ha sido fundamental que se cierren filas al interior del PJ, siguiendo las indicaciones de la Casa Rosada. Así, con el señalamiento de Cristina Kirchner se fueron limpiando las fórmulas presidencial y provinciales, dejando a Scioli como número puesto.

En el mismo sentido se orientan las especulaciones que incluyen como candidatos a Máximo Kirchner (probablemente en provincia de Buenos Aires) y a la misma Presidenta (tal vez al Parlasur) para garantizar el arrastre de votos por "apellido" y ordenar a toda la tropa en la misma línea.

Tanto es así que hasta los antisciolistas de Carta Abierta ya han tenido que admitir que eventualmente respaldarán al ex motonauta luego de la interna con Randazzo (las especulaciones de Eduardo Jozami acerca de una renuncia de Scioli para favorecer la sucesión de Máximo Kirchner, si éste lo acompañase en la vicepresidencia, ingresan en el campo de la ciencia ficción o de la comedia, directamente).

Esta tendencia a reacomodarse llega a tal punto, que hasta Luis D´Elía salió a plantear públicamente que la única que les queda es apoyar a Scioli, al que calificó de "conservador popular"; y que llegado el caso prefiere al original (Scioli) y no a su réplica (Randazzo).

En resumen, los mismos "progresistas" del kirchnerismo que hasta ayer se dedicaban a destacar que Scioli es una figura hija del menemismo, orientada al ajuste y la mano dura; comienzan a cerrar el pico para acomodarse al mandato de apoyar "el mal menor" frente a Macri. Poco importa ya la trayectoria política del gobernador bonaerense, su pleitesía con el grupo Clarín y los resultados de una gestión de gobierno pésima: estatales precarizados y mal pagos por decenas de miles en la provincia; docentes provinciales sin cobrar sus salarios; hospitales y escuelas sin insumos y con edificios colapsados, etc.

De eso, no habla ya la militancia kirchnerista.


Acumular en función de las necesidades del pueblo trabajador

Con la centroizquierda en caída libre, algo que difícilmente repunte con su acercamiento al kirchnerismo –encuentro de Itaí Hagman y Jorge Taiana mediante-, un hecho que se sigue constatando es el lugar del Frente de Izquierda como única fuerza nacional que expresa los reclamos de amplios sectores obreros y populares, incluyendo el planteo de una necesaria salida de fondo anticapitalista y socialista.

Es cierto que el FIT tiene limitaciones. Las más importantes son su estrechez y su carácter estrictamente electoral, que le impide canalizar en toda su potencialidad la unidad por abajo en el movimiento obrero y popular, lo que serviría enormemente para la masificación de una propuesta de izquierda.

No obstante, tiene un valor innegable: a su modo, expresa en el plano electoral una serie de reclamos de los trabajadores y trabajadoras, de los sectores humildes, de la juventud y del movimiento de mujeres. Su presencia plantea la discusión de un enfrentamiento por izquierda a las propuestas antipopulares de la derecha reaccionaria, y las que se visten de "progresistas" representadas por el FPV.

En un escenario en el que se perfila un recambio presidencial a favor del ajuste y la represión contra los de abajo; es de una gran importancia fortalecer una posición política de izquierda que pueda servir como acompañamiento y referencia de la resistencia de la clase trabajadora y el pueblo.

Por estas razones, desde Izquierda Revolucionaria nos posicionamos a favor de la unidad del FIT y contra aquellas iniciativas que, al consagrar la fragmentación, tienden a su debilitamiento como herramienta unitaria para la intervención electoral contra las diversas variantes patronales.

Por esto mismo, de forma conjunta con numerosos referentes y personalidades del campo popular y otras organizaciones compañeras, nos pronunciamos por la conformación de una lista unitaria del FIT, prescindiendo de la disputa de listas en el marco de las PASO (ver declaración y adhesiones).

Lo hacemos porque entendemos que para el pueblo trabajador lo más importante en esta etapa es fortalecer su unidad y prepararse para las luchas que vendrán, en las que tendremos que resistir los ataques de nuevos gobiernos que buscarán descargar sus políticas de ajuste sobre la clase trabajadora.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria