Nuevo sitio Una interna innecesaria y riesgosa 1 Junio 2015

¿El FIT irá a las PASO?

Crece la polémica y los cruces entre las fuerzas integrantes del FIT. El debate se concentra en el orden de las candidaturas y no está claro de qué forma se resolverá. Nuestra posición en este escenario.

Edición N° 3

A Vencer (junio-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Una interna innecesaria y riesgosa | ¿El FIT irá a las PASO?

No resulta simple arriesgar una respuesta certera al interrogante que plantea el título de este artículo. Si nos guiamos por las expresiones públicas y gestos políticos de sus partidos miembros, las PASO del FIT parecen un hecho irreversible; pero si consideramos que el cierre de listas es el 20 de junio y atendemos a la naturaleza de fondo de la disputa, no debería descartarse totalmente la posibilidad de un acuerdo de último momento.

Al explicar los motivos que llevaban a esta disputa interna en el FIT, señalábamos semanas atrás: "Qué política darse desde el FIT hacia la integración de organizaciones y corrientes provenientes de diversas tradiciones políticas; y la necesidad de iniciar de inmediato la campaña electoral de fórmula presidencial, son los emergentes de un debate que va de la mano con la forma de definición de cuál es la actual correlación de fuerzas al interior del FIT y cómo se expresa eso en las principales candidaturas". (ver declaración completa)

El devenir de los días posteriores a esta declaración pública demostró que el análisis era parcialmente inexacto, ya que de los dos elementos mencionados inicialmente fue quedando poco y nada, concentrándose toda la polémica en una cuestión del orden de las candidaturas entre el PO y el PTS, fundamentalmente.

Desde nuestro punto de vista, este cuadro de disputa supone un retroceso grave y reafirmamos nuestro posicionamiento que señala que es tiempo de más unidad y no de internas. Más aún cuando se trata de un espacio que en su proyección actual oscilará en el 5% de los votos a nivel nacional (puntos más, puntos menos), lo que nos habla de un desarrollo aún incipiente en términos de correlación general de fuerzas con las expresiones políticas capitalistas.

Los ásperos cruces y acusaciones que tuvieron entre el PO y el PTS a raíz del conflicto de WorldColor, en el que están en juego las fuentes de trabajo de 280 familias, es un claro indicio del riesgo que señalábamos oportunamente respecto al impacto negativo que una eventual interna va a traer aparejada en los espacios de construcción y militancia en el movimiento obrero y popular.

Las PASO del FIT: ¿una posibilidad?

Días atrás se dio a conocer una declaración pública firmada por un grupo de intelectuales y valiosos compañeros y compañeras del espacio de la "nueva izquierda", con muchos de los cuales compartimos militancia cotidiana en diversos espacios, que caracterizan a las PASO del FIT como "una posibilidad para toda la izquierda".

No compartimos este punto de vista. No vemos dimensión progresiva alguna en esta puja y no compartimos que permita "incentivar debates estratégicos anticapitalistas entre los socialistas" (más bien lo contrario, todo el debate se acota al intercambio de fórmulas algebraicas de composición de candidaturas, acompañado de descalificaciones de diverso tenor). A su vez, discrepamos con que la vía de superación del FIT sea fundamentalmente a través de la apertura, a priori, a toda aquella expresión que se reclame de izquierda, como se desprende del texto.

En este sentido, si asumimos la crítica que siempre hemos hecho que el FIT es sólo un frente electoral, y no logra asegurar unidad para la intervención común en la lucha de clases, entendemos que no es correcto plantear como orientación práctica, en los términos actuales, su apertura hacia el MST, por ejemplo.

Es sabido que el MST condensa en su actividad los más graves vicios del electoralismo y el oportunismo: seguidismo a las patronales agrarias en el conflicto del 2008; integración a Proyecto Sur en el auge de Pino Solanas, entre otros conocidos ejemplos. En la actualidad, por sus posiciones políticas y su inserción en el movimiento popular, más que al FIT, el MST debería sumarse al "Frente Popular" de De Gennaro y el PCR-PTP, con quienes comparte la dirección de la CTA Autónoma.

Ciertamente no creemos que sea por esta vía (en la que se insinúa de alguna manera "echar lastre por izquierda") que el FIT pueda superar su carácter estrictamente electoral.

Cabe aclarar que no objetamos la intervención en esta interna en función del escenario impuesto por las fuerzas del FIT. Es más, tal como se dio el proceso de difícil acercamiento al FIT en CABA, por parte de organizaciones compañeras, nos parece razonable y hasta lógica su intervención junto al PO e IS (tal es el caso de Pueblo en Marcha). Pero de ahí a considerar a estas PASO como "una posibilidad para toda la izquierda" hay una distancia sustantiva, que a nuestro entender tiene como problema adicional una errónea caracterización de las tareas políticas a futuro.

Nuestra posición

Desde Izquierda Revolucionaria nos pronunciamos claramente porque el FIT pueda arribar a una formulación unitaria, que prescinda del método de la interna abierta. Si se lograra asegurar esa unidad contamos con la decisión de avanzar desde nuestra actual postura de apoyo hacia formas de mayor compromiso y participación, en los términos que eso sea factible, con el fundamental objetivo de fortalecer una alternativa de izquierda frente a las variantes patronales.

Si por el contrario las PASO del FIT resultan un hecho irreversible, hemos resuelto no intervenir en las mismas: llamaremos a votar en la interna del FIT en general, sin pronunciarnos por ninguna de las dos listas.

Y una vez saldadas las internas, militaremos con fuerza y de manera activa la lista del FIT que se conforme de acuerdo al resultado de las PASO.

Por último, entendemos que resulta clave no perder de vista que en un escenario de creciente derechización del mapa político nacional, resulta imprescindible oponer una fuerza social y política articulada que dé la batalla en las calles, fábricas, universidades, escuelas y en las barriadas populares. Será en ese terreno, fundamentalmente, donde habrá que enfrentar las políticas de ajuste que preparan Scioli, Macri y Massa, los candidatos patronales de la interna de los de arriba.

El debate electoral de ninguna manera puede hacernos olvidar de esta cuestión, que nos remite directamente al centro de gravedad del enfrentamiento de clases, cuestión que por momentos queda relegada y hasta desdibujada entre tantas acusaciones y agravios cruzados.


* Fe de errata: en la edición impresa de A Vencer N°3 se publicó de forma incorrecta e involuntaria una versión preliminar de este artículo. Si bien el error no modifica lo fundamental de la perspectiva planteada en la presente nota, que aquí presentamos en su contenido final, constituye una desprolijidad por la que pedimos las disculpas del caso a las y los lectores de nuestro periódico y sitio web.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria