Nuevo sitio La lucha de los aceiteros ya es histórica 23 Mayo 2015

El gobierno sale en defensa del “techo salarial”

El Ministerio de Trabajo hizo caer el acuerdo en la paritaria aceitera, que supone un aumento del 36% entre básico y adicionales. En respuesta, la Federación Aceitera continúa con el paro por tiempo indeterminado y redobla la lucha.

La lucha de los aceiteros ya es histórica | El gobierno sale en defensa del “techo salarial”

En el marco de un conflicto que ya es histórico, con más de tres semanas de paro por tiempo indeterminado, la negociación paritaria de los aceiteros ingresó en un crítico impasse luego de que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se negara a homologar el viernes último el aumento del 36% al que habían arribado la Federación Aceitera y las empresas del sector.

"Hoy la huelga continúa, pero ya no sólo contra las patronales, sino también para que el Ministerio de Trabajo destrabe el acuerdo y garantice la vigencia de paritarias libres. Deslindamos toda responsabilidad por las consecuencias de las medidas de fuerza en curso en tanto se ha demostrado que obedecen a la irracionalidad de las empresas y a la actitud regresiva del gobierno nacional", señalaron en un comunicado de prensa desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (F.T.C.I.O.D y A.R.A.)

La lucha de los trabajadores de este sector estratégico de la economía nacional alcanza ya niveles históricos y en este contexto apunta a profundizarse. Sin duda un hito de esta lucha fueron los cortes y piquetes realizados el lunes 18 de mayo en la ciudad santafesina de San Lorenzo por trabajadores aceiteros llegados de diversos puntos del país, y que sacudieron la actividad económica de la región.

Una política ortodoxa

La negativa del gobierno nacional a avalar el acuerdo paritario obedece a su decisión política de imponer un "techo salarial" alrededor del 27% en promedio, en sintonía con los acuerdos que ya suscribieron la UOM, Comercio, UPCN y la UOCRA, con el fin de tirar a la baja las negociaciones salariales del conjunto del movimiento obrero.

El caso de los aceiteros es altamente significativo de cuál es la política del gobierno nacional que aplica un ajuste a través del "techo salarial", para limar el poder adquisitivo de los salarios, "enfriar" la economía y, por esta vía, intentar controlar la inflación. De hecho, constituye una salida ortodoxa, aunque el gobierno nacional pretenda disimularlo.

La más clara demostración de esto es que en el caso del complejo aceitero el impacto de los salarios en la facturación de las empresas es irrisorio (entre el entre 0,5% y 1,8%), según señalan desde la Federación. Es decir, no hay otro motivo que justifique la decisión del Ministerio de Trabajo que no sea la de imponer una barrera a las legítimas pretensiones de la clase obrera de defender sus condiciones de vida.

(Fotos: Indymedia Rosario)

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria