Nuevo sitio Caso Luciano Arruga 15 Mayo 2015

El policía Torales condenado a 10 años de prisión por torturas

"Son excepcionales los casos de torturas que llegan a juicio, y más escasos aún los que tienen condena”, dijo María del Carmen Verdú. La justicia la hacemos nosotros en la calle, cada vez que gritamos presente por las vidas que nos arrebataron y que hoy no pueden hablar.

Caso Luciano Arruga | El policía Torales condenado a 10 años de prisión por torturas

Después de una tensa espera desde media mañana, con una multitud agolpada frente al edificio del Tribunal Criminal Nº 3 de La Matanza, cuya sala de audiencias sólo dispone de lugar para 16 personas, pasadas las 13 horas se conoció la sentencia, que condenó al policía Julio Diego Torales a la pena de 10 años de prisión, por el delito de aplicación de tormentos a Luciano Arruga, hecho ocurrido el 22 de septiembre de 2008, en el Destacamento policial de Lomas del Mirador.

Ismael Jalil, militante de Izquierda Revolucionaria y referente de CORREPI, destacó la presencia de la militancia antirrepresiva, en especial los familiares de víctimas organizados en CORREPI, y de gran cantidad de organizaciones políticas y de trabajadores, como las agrupaciones docentes de la zona. Sobre la condena señaló: "Es importante que con la organización y la lucha se lograra vencer la resistencia habitual de los jueces para condenar por el delito de aplicación de tormentos, que es un crimen de Estado, porque lo que suelen hacer es disimular las torturas tras eufemismos jurídicos como 'apremios', 'severidades' o 'vejaciones', que son delitos menores, excarcelables, y que no exponen con claridad la responsabilidad estatal.".

Por su parte, la compañera María del Carmen Verdú, también militante de Izquierda Revolucionaria y referente de CORREPI, afirmó: "Son excepcionales los casos de torturas que llegan a juicio, y más escasos aún los que tienen condena. Probablemente, si Luciano no hubiera sido nuevamente detenido y su cuerpo desaparecido tras su muerte, este hecho anterior hubiera quedado archivado, como ocurre a diario en todos los tribunales del país. No es un dato menor que la pena impuesta está mucho más cerca del mínimo legal, de 8 años, que del máximo posible, 25 años. Una nueva muestra de que jueces y fiscales, aún cuando no les queda otro remedio que acusar y condenar, igual cumplen su mandato oficial de proteger a los represores de hoy.".

No se juzgó ni condenó por la privación ilegal de la libertad que antecedió la tortura, y el resto de los policías del ex Destacamento de Lomas del Mirador y sus responsables políticos siguen impunes, igual que los que detuvieron, asesinaron y desaparecieron a Luciano el 31 de enero de 2009.

Pero la justicia la hacemos nosotros en la calle, cada vez que gritamos presente por las vidas que nos arrebataron y que hoy no pueden hablar; cada vez que nos organizamos y salimos a luchar por cada uno de los pibes asesinados por la represión.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria