Nuevo sitio 32 años a policía de gatillo fácil 12 Mayo 2015

Condenaron a Mario Correa pero dejaron impune al suboficial mayor Mario Correa

El Tribunal Oral Nº 3 de Lomas de Zamora condenó hoy martes 12 al suboficial mayor de la Policía Bonaerense a la pena de 32 años de prisión por el homicidio de Mauro Silva y la tentativa de homicidio de su hermano Renzo, pero los jueces se negaron a reconocer como agravante su pertenencia una fuerza de seguridad.

32 años a policía de gatillo fácil | Condenaron a Mario Correa pero dejaron impune al suboficial mayor Mario Correa

El 2 de julio de 2013, los hermanos Mauro y Renzo Silva vieron, frente al Bingo de Adrogué, que un hombre le pegaba a la mujer que lo acompañaba. Sin dudarlo, se acercaron y lo increparon para que cesara el ataque. El hombre dejó de pegarle a la mujer, extrajo un arma y disparó contra los dos jóvenes. Mauro falleció y Renzo quedó gravemente herido.

Durante la semana pasada, se desarrolló, en el tribunal criminal nº 3 de Lomas de Zamora, el juicio oral contra Mario Ángel Correa, que resultó ser un policía de la provincia de Buenos Aires. No fue una sorpresa, pues el 20% de los femicidios son cometidos por integrantes de las fuerzas de seguridad estatales. Además, aunque estaba retirado, seguía en funciones activas, ya que había sido reincorporado para el "Programa Tolerancia Cero", precursor de la actual Policía Comunal que creó Alejandro Granados, hoy ministro de Seguridad bonaerense, cuando era intendente de Ezeiza.

Después de varias jornadas de declaraciones testimoniales, que no dejaron espacio para la duda, llegó el momento de los alegatos de las partes. Los familiares de Mauro, y el propio Renzo, particulares damnificados con la representación técnica de los abogados Laura Táccari, del CeProDH, e Ismael Jalil, de CORREPI y militante de Izquierda Revolucionaria, pidieron la pena de reclusión perpetua por el delito de homicidio (uno consumado y el otro tentado), doblemente agravado por la alevosía y por la condición de integrante de las fuerzas de seguridad del estado.

El fiscal Scalera coincidió con el planteo, mientras que la defensa se limitó a proponer atenuantes, ya que la solidez de la acusación la dejó sin otras armas.

Finalmente, hoy al mediodía se conoció la sentencia, que condenó a Mario Ángel Correa a 32 años de prisión, como autor del homicidio de Mauro Silva y la tentativa de homicidio de Renzo Silva.

"Han condenado a Mario Correa, pero han dejado impune el accionar del Suboficial mayor de la Policía Bonaerense Mario Correa", dijo nuestro compañero Ismael Jalil ante el fallo, y señaló que, como Correa ostentaba jerarquía de personal policial en retiro activo y prestaba servicios en el mencionado Programa Tolerancia Cero, con tareas de patrullaje en Ezeiza, la pena debió ser perpetua, como lo establece el art. 80 inc. 9º del Código Penal para el que mata aprovechando su condición de brazo armado del Estado.

Por alta que sea la pena dictada, no disimula que, en un capítulo más de la interacción cómplice del sistema, los jueces silencian el agravante para ocultar que el crimen de un policía es un crimen de estado, y el gobierno que lo gerencia es responsable.

"Perpetua o 32 años es lo mismo, en cualquier caso siempre los policías cuentan con el favor judicial que les otorga beneficios excarcelatorios", continuó Jalil, "esa no es la cuestión. La cuestión es que desde el poder judicial, ha funcionado una vez más el mecanismo de la salvaguarda institucional, que encubre las responsabilidades del poder político, que es quien habilita a sus agentes a hacer lo que hacen. No hay duda que es el estado quien estimula la convocatoria de estos policías, y los necesita crueles, violentos, desclasados, para cumplir con su función disciplinadora y represiva. Por eso necesita también de estas sentencias que encandilan, pero no engañan".

La militancia antirrepresiva que acompañó todo el proceso, y en particular los familiares de víctimas organizados en CORREPI, denunciaron la reticencia judicial para señalar la responsabilidad del aparato estatal, y celebraron la lucha y organización que permitió, aunque incompleta, una condena.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria