Nuevo sitio PASO mendocinas 22 Abril 2015

Balance de elecciones provinciales

El 19 de abril se realizaron las PASO en Mendoza: la alianza Cambia Mendoza (CM) encabezada por el radical pro macrista Alfredo Cornejo ganó con el 44,64%; el sciolista Alejandro Bermejo quedó en segundo lugar con el 39,89%; y en tercera ubicación, Noelia Barbeito, por el Frente de Izquierda, con el 7,09% de los votos.

PASO mendocinas | Balance de elecciones provinciales

En el plano electoral y de alineamiento de las fuerzas políticas, Mendoza arroja datos interesantes. En primer lugar, es la panacea de la derecha argentina. Cornejo (CM) logró reunir a todo el arco opositor propatronal. La cobista Laura Montero lo secundó en la fórmula y este arreglo fue previo a la convención de Entre Ríos, lo que permitió que la UCR se mantuviera unida. A su vez, Cornejo buscó y logró el apoyo de Macri, que lo visitó y con quien repitió la cena para millonarios que realizara en Capital Federal. También Massa le dio su bendición. Por último, el Partido Demócrata, una fuerza oligárquica local muy venida a menos, se sumó a la alianza. Este botón de muestra de Unión Democrática se llevó los laureles de las PASO y logró, por ejemplo, vencer al Frente para la Victoria en uno de sus bastiones: el municipio de La Heras.

En segundo lugar, el peronismo, a contramano de oscuros pronósticos, hizo una muy buena elección. Tres candidatos presentó el FpV: Alejandro Bermejo (24%), Guillermo Carmona (11%) y Matías Roby (4%). El primero, vencedor de la interna, es la cara de Scioli en la provincia; el segundo es el bendecido por Cristina Kirchner y Axel Kicillof; el último, ex ministro de Salud del actual gobernador, hizo una apuesta solitaria con apenas el apoyo del un sector del sindicalismo, y fracasó estrepitosamente. Desde el sector de Carmona, la diputada nacional Anabel Fernández Sagasti, ya anunció que todo el peronismo irá unido, lo cual significa, lisa y llanamente que el "kirchnerismo puro" se pondrá la casaca naranja para salir a la cancha. ¿Un anticipo de lo que vendrá a nivel nacional? Es muy probable.

En un lejano tercer lugar quedó el Frente de Izquierda. El 7% expresa cierta consolidación de una base electoral. Es una muy buena elección que tiene algunos ribetes destacados: se logró un 11% en el municipio de Las Heras y algo más del 8% en Guaymallen, donde se concentran varios barrios populares del Gran Mendoza.

En síntesis, se repite la tendencia de un recambio "más a la derecha" tanto dentro del FpV como por fuera. Las perspectivas para el pueblo pobre y trabajador no son las mejores.


La situación económica

La crisis económica viene golpeando fuerte a la provincia. La economía provincial ha crecido estos últimos años por debajo de la media nacional y en el último año y medio ha retrocedido. Varias crisis sectoriales explican esta situación. El sector vitivinícola se halla muy fracturado entre una minoría transnacionalizada y vinculada al mercado mundial y una gran cantidad de pequeños y medianos productores que sufren la consecuencia de las leyes de la competencia capitalista.

Por otro lado el sector industrial metalmecánico tiene un panorama nada promisorio, sobre todo el vinculado a la producción de insumos para la agroindustria y de energía. Los únicos que hasta ahora salvan el rancho son aquellos relacionados a la industria petrolera. Cabe recordar que de la metalmecánica mendocina surgieron las principales voces opositoras a los acuerdos con China y en defensa de la Industria nacional.

A lo anterior debemos sumar la crisis fiscal. El Estado debe cubrir gastos corrientes con emisiones de deuda cada vez mayores. Según datos de la muy neoliberal Fundación Mediterránea el saldo negativo del 2014 fue de $487 millones y este año se espera uno mayor según la actual aceleración del gasto público. La crisis económica y fiscal no es solo denunciada por las usinas neoliberales sino también por el mismísimo ministro de Economía, Axel Kicillof. En su visita a Mendoza criticó al gobernador Pérez por su incapacidad de solucionar dichos problemas (ver Los Andes: "Mendoza creció menos que el país". 11/04/15)

Para la burguesía provincial y su personal político se impone la ofensiva contra el pueblo. El "ajuste o eficientización del gasto", según los pasquines provinciales, será una de las formas. El proceso electoral deberá seleccionar el personal dirigencial más apto para la empresa. Y el vencedor de las PASO ya prometió públicamente tomar esa tarea.


El campo popular

En realidad la avanzada patronal ya comenzó en 2014. Cerca de 8.000 trabajadores/as perdieron sus puestos de trabajo el año pasado. Los mismos se repartieron entre el sector comercial, la vitivinicultura y la industria metalmecánica.

Para las y los trabajadores del Estado la situación no ha sido mejor. En 2014 se registró una de las peores paritarias salariales de los últimos años quedando muy por debajo de la inflación y en 2015, los trabajadores de la educación (única paritaria cerrada hasta hoy) negociaron salario por pase planta de miles de docentes y no docentes. Por obvias razones electorales no se ha producido destrucción de empleo público ni su ritmo de crecimiento ha disminuido. Pero todo parece indicar que a los "topes salariales" sucederá una drástica disminución de puestos en el Estado.

La situación es extremadamente defensiva. Para colmo de males con pocas trincheras cavadas. Los delegados combativos independientes de IMPSA ya fueron golpeados y a pesar de un alto grado organizativo y de una importante fusión con la base, no resistieron el doble embate de la patronal y la burocracia. La experiencia, sin embargo, queda en la memoria.

La experiencia de la única seccional recuperada por una agrupación clasista y combativa, junto a independientes, en SUTE Godoy Cruz, no alcanza. Ha sido un enorme salto organizativo y político para el activismo sindical del SUTE y una no menos importante experiencia de democracia sindical para cientos de compañeros y compañeras de base. Sin embargo, no se ha roto el cerco de la burocracia celeste y la patronal.

La existencia de concejales y legisladores del FIT sin duda son una ventaja importante, pero lamentablemente hasta hoy sólo ha servido para lograr visibilidad de conflictos. Es decir, ha sido efectivo en el plano de la denuncia, sin lograr articular una fuerza social que, más allá del apoyo electoral, se movilice por esas denuncias.

Como decíamos en nuestra declaración previa a las PASO "En el marco de la crisis económica internacional (…) hace falta avanzar en un Frente Político y Social. Un Frente que pueda contener organizativamente a todos/as aquellos/as que hoy votan al FIT, pero no se movilizan por la agenda de ninguno de los partidos que lo integran. O que si aún no lo votan, se movilizarían por una agenda de lucha política elaborada colectivamente. Un frente que lleve más allá de lo electoral la unidad de los sectores populares y anticapitalistas, actuando unitariamente en todas las luchas y promoviendo mayores niveles de participación".

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Mendoza)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Mendoza)