Nuevo sitio Feria La Salada, Lomas de Zamora 9 Abril 2015

Negocio para pocos, precarización para muchos

El poder judicial de Lomas de Zamora ordenó el desalojo de la feria “La Saladita” ubicada en el Camino de la Ribera Sur, a la vera del Riachuelo en el Partido de Lomas de Zamora. El mega operativo, incluyó la actuación conjunta de la policía bonaerense y gendarmería, desplegando un total de más de 600 efectivos, camiones hidrantes, topadoras y helicópteros.

Feria La Salada, Lomas de Zamora | Negocio para pocos, precarización para muchos

La Saladita, como se la conoce popularmente, se denomina a toda la zona de puestos a la calle que bordean el Riachuelo y lindera al Complejo La Salada (que nuclea desde el año 1991 las Ferias Ocean, Punta Mogotes y Urcupiña). En total reúnen 60 mil puestos, con un movimiento de $ 300 millones por día y donde concurren 100 micros por semana, sin contar combis y micros de línea.

Los 7000 puestos desalojados son expresión de la precariedad laboral que involucra al casi 40% de los/as trabajadores/as. Trabajo en negro, precario, explotación infantil, trabajo esclavo en los talleres que suministran las prendas, son las características que predominan en la zona.

Lamentablemente éste es el "mercado laboral" que el modelo ofrece para las miles de familias que están "vinculadas" a las ferias. Más aún cuando en la zona se desarrollan otras ferias, más pequeñas como Olimpo, Itatí y las Piletas, pero que mueven la economía zonal día tras día.

Mientras el desalojo puso el foco en los puestos callejeros nada hace el gobierno por frenar los talleres clandestinos, los cuales muchos de ellos trabajan para grandes marcas. Tampoco actúa para impedir el trabajo infantil que desarrollan niños y adolescentes del barrio, como carreros de la feria entre otros trabajos, por lo que se ven obligados a dejar de estudiar.

La realidad es que tanto "La Salada" como "La Saladita" manejan un negocio millonario vinculado al poder político local, con la connivencia de la policía y el "apoyo" de distintas barras bravas que pretenden tener el control de la zona.

Sin dar cuenta de una salida de fondo necesaria para terminar con el tráfico de personas para la explotación sexual o laboral, el violento desalojo es la única respuesta que se da desde el poder político y judicial al trabajo precario y la esclavitud laboral, que mantiene a la mayoría de la población del barrio bajo la línea de indigencia.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (GBA Sur)
Autor

Izquierda Revolucionaria (GBA Sur)