Nuevo sitio Editorial de Abril 1 Abril 2015

Nace Izquierda Revolucionaria

“Si fuéramos capaces de unirnos –decía el Che- qué hermoso y cercano sería el futuro”. Y efectivamente, cada paso unitario que damos nos llena de alegría por saber que estamos aportando a conquistar ese hermoso futuro socialista por el que luchamos diariamente. Algo de eso expresa Izquierda Revolucionaria, fruto de un proceso de confluencia y síntesis del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, la Organización de Trabajadores Revolucionarios, la Agrupación Leandro Fote, y que cuenta con el aporte de destacados militantes del campo popular, como los referentes de la lucha antirrepresiva María del Carmen Verdú e Ismael Jalil.

Edición N° 1

A Vencer (abril-2015)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Editorial de Abril | Nace Izquierda Revolucionaria

Nuestra organización nace decidida a luchar contra el capitalismo y el imperialismo, contra el patriarcado y toda forma de opresión, con la convicción de que sólo un futuro socialista puede ser alternativa para nuestro pueblo, un socialismo que debe ser transformación profunda de las relaciones económicas y también de los valores y relaciones humanas, tal como lo señalara el Che con su propuesta de forjar un "hombre nuevo". Reconocemos a la clase trabajadora como sujeto capaz de protagonizar la revolución en nuestro país, y destacamos la importancia de lograr el acompañamiento del conjunto de los oprimidos y oprimidas, forjando una fuerza social revolucionaria que pueda quebrar la resistencia de las clases dominantes, en una lucha firme y decidida por el poder

Estamos convencidos y convencidas de que es fundamental avanzar en la unidad orgánica de la militancia comprometida con la revolución y el socialismo. Por eso nos definimos como un destacamento, entre otros, y apostamos a nuevos procesos de confluencia con las distintas tendencias y activistas que se identifican con una perspectiva de izquierda revolucionaria en nuestro país.

Todas nuestras energías buscan contribuir a que la lucha obrera y popular de la que formamos parte, se extienda y encauce en una perspectiva revolucionaria. Así, dimos nacimiento a nuestra organización, saliendo con fuerza a las calles el pasado 24 de marzo y así seguiremos, en pie de lucha, multiplicando esfuerzos.

Así lo hacemos en fábricas, empresas de servicios y del sector privado en general. También entre los trabajadores del estado, impulsando la recuperación sindical a través de agrupaciones de base clasistas y democráticas, como en el SUTE de Godoy Cruz en Mendoza, o construyendo juntas internas combativas junto a la militancia de ATE Desde Abajo en CABA. Porque apostamos a la unidad del movimiento obrero y sus luchas, somos parte de la recuperación de la CTA de Lomas de Zamora, promovemos con fuerza la construcción de una herramienta sindical democrática y de lucha como la Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas, y venimos apostando a los distintos encuentros obreros que permitieron la unidad de distintas corrientes de lucha, como es la experiencia del Encuentro Sindical Combativo.

Al mismo tiempo construimos junto con muchos compañeros y compañeras agrupaciones estudiantiles a lo largo del país que se integran en la corriente nacional Juventud Insurgente, avanzando en la recuperación de Centros de Estudiantes, Direcciones de Carreras y Secretarías en Federaciones, como en la UNGS y UNCuyo. Impulsamos el movimiento contra la represión encontrándonos con muchos compañeros y compañeras en CORREPI y en el Encuentro Nacional Antirrepresivo (ENA), y construimos también en los barrios, junto a las familias más humildes de nuestro pueblo. Promovemos experiencias de lucha antipatriarcal, movilizando al Encuentro Nacional de Mujeres, confluyendo con compañeros y compañeras en agrupaciones antipatriarcales. Y promovemos también una cultura contrahegemónica, alternativa a las propuestas del mercado, en la construcción del Movimiento Cultural Víctor Jara.

Desde estos y otros puestos de lucha, en el lugar de trabajo, de estudio y en cada barrio, nos proponemos contribuir a forjar una alternativa política de la clase trabajadora y el pueblo que pueda disputar el rumbo de nuestros destinos.

Somos conscientes de que en la etapa actual el poder se disputa entre diferentes representantes de las clases dominantes y que el escenario político se orienta hacia la derecha, prometiendo más ajuste y represión. Doce años de gobiernos kirchneristas han dejado en evidencia que el Frente Para la Victoria está muy lejos de gobernar para el pueblo trabajador. Aunque se autoproclamen "nacionales y populares" los gobiernos kirchneristas se han postrado ante los grandes emprendimientos del capital imperialista entregando los bienes comunes de nuestro pueblo, como sucede con Chevrón, Monsanto o las mineras contaminantes. A su vez, la precarización laboral, el vaciamiento de la salud y la educación, los salarios por debajo de la canasta familiar, y la represión para los que salen a la lucha, prometen profundizarse de la mano de sus continuadores, sea Randazzo, o el candidato más seguro, Daniel Scioli. Ni que hablar de Macri, que superando a Massa, se ubica hoy como el principal opositor del gobierno, y ha dejado en claro su voluntad de gobernar para los poderosos, sentándose en la mesa del empresariado.

En este marco, desde Izquierda Revolucionaria estamos convencidos de que lo mejor para los trabajadores y las trabajadoras es fortalecer un polo anticapitalista antagónico a los proyectos patronales. En el escenario electoral la opción más representativa de ese planteo está expresada por el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) al cual, más allá de nuestras diferencias, damos nuestro apoyo saludando que a las listas del FIT se integren nuevas expresiones populares que exceden a los partidos iniciales.

Al mismo tiempo, para que una perspectiva revolucionaria anticapitalista y socialista sea posible en nuestro país, es necesario consolidar la unidad y la lucha mucho más allá del plano electoral. Por eso desde Izquierda Revolucionaria consideramos que debemos avanzar en una mayor unidad en el movimiento social y político. Para poder avanzar en esa perspectiva consideramos que es fundamental, en esta etapa, conformar un frente político de organizaciones en lucha que se constituya como un espacio de articulación de todo un sector de la izquierda y las organizaciones populares que desde hace años venimos confluyendo en la movilización y que precisa dar pasos en su cohesión política y organizativa. En ese sentido, consideramos que es de gran importancia promover la conformación de una plataforma de lucha común que contribuya a la movilización actual de los trabajadores y el pueblo aportando a una perspectiva revolucionaria y socialista.

Con esa expectativa y con todo nuestro compromiso militante, desde Izquierda Revolucionaria iniciamos nuestro camino, decididos a aportara una salida revolucionaria para nuestro pueblo trabajador.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria