Nuevo sitio 23 Marzo 2015

Nuestras definiciones estratégicas

Izquierda Revolucionaria nace como síntesis de las experiencias de distintos destacamentos precedentes, con la tarea de aportar, de forma humilde pero constante, a la construcción de un partido que exprese al conjunto de la izquierda revolucionaria. Entendemos que sólo es posible construir una organización de este calibre a partir de la confluencia con otros destacamentos y con miles de trabajadores/as y luchadores/as populares, con el pueblo oprimido en su conjunto, harto de las injusticias que propicia este sistema, y con la firme convicción de tomar la historia en sus manos.

Edición Especial N° 1

Nace izquierda revolucionaria

Especiales

Sumario

Compartir Articulo

 | Nuestras definiciones estratégicas

Luchamos contra el capitalismo, porque es un sistema social basado en la explotación y la alienación del hombre y la mujer. En esta sociedad la burguesía se llena sus bolsillos a costa del sudor de los trabajadores y las trabajadoras. Es también la burguesía quien controla el aparato del Estado y el poder político, sosteniendo la opresión de amplias capas del pueblo, e impidiendo el desarrollo de una sociedad igualitaria y solidaria. Además de la explotación capitalista sobre la clase trabajadora, sujeto central de la revolución a la que apuntamos, se desarrollan todo una serie de opresiones a las que combatimos de conjunto. Por eso, en nuestra lucha contra el capitalismo, recuperamos la tradición del feminismo revolucionario y asumimos la lucha contra el heteropatriarcado, así como la lucha contra los regímenes racistas y cualquier otro régimen y forma de opresión.

Nuestra lucha es por el socialismo, objetivo que entendemos solo se puede conseguir mediante la toma del poder político en manos de la clase trabajadora y el pueblo. Junto con la transformación de las estructuras económico-sociales, y del propio Estado, apostamos a la construcción de una nueva subjetividad socialista, centrada en la solidaridad y el compañerismo de hombres y mujeres nuevas.

Nos pronunciamos por la defensa de la independencia política de la clase trabajadora, rechazando los proyectos que plantean una posible conciliación de clases, ya sea en su vertiente reformista como populista. Al mismo tiempo, entendemos a la clase trabajadora como una clase internacional, cuya condición de vida sólo cambiará con una lucha global.

Reivindicamos la tradición del marxismo revolucionario cuyas principales figuras entendemos que son Marx, Engels, Lenin, Trotsky y el Che Guevara, al tiempo que tomamos los valiosos aportes de grandes revolucionarios como Gramsci, Rosa Luxemburgo y José Carlos Mariátegui. Recuperamos las lecciones de las grandes revoluciones que abrieron el camino a sociedades dirigidas por los trabajadores y el pueblo como la revolución rusa y la revolución cubana. De la misma manera tomamos las valiosas experiencias del PRT-ERP en nuestro país y el MIR chileno que, a nuestro entender, expresan lo más avanzado de la lucha revolucionaria de los años ´70.

Nos sentimos hijos e hijas de las luchas obreras y populares que nuestro pueblo protagonizó a lo largo de su historia. De la Semana Trágica y la Patagonia Rebelde, a Cutral Co y Plaza Huincul, desde el Cordobazo, el sindicalismo de liberación de la mano de Agustín Tosco y los sindicatos clasistas de SITRAC-SITRAM, a la rebelión popular del 2001, Darío Santillán, Maximiliano Kosteki y Mariano Ferreyra.

Izquierda Revolucionaria pretende aportar, entonces, a la construcción de una organización que sea capaz de llevar adelante todas estas tareas, que tenga bases sólidas, que sea capaz de tomar la táctica adecuada en cada momento para el avance de la revolución. En definitiva, que apueste sin dudas y consecuentemente a la construcción del socialismo.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria