Nuevo sitio La Cámpora, el Movimiento Evita y Carta Abierta, dispuestos a una presidencia de Scioli 6 Octubre 2014

Al pie de la “derecha peronista”

La más destacada noticia de los últimos días, el desplazamiento de Juan Carlos Fábrega como presidente del Banco Central, además de expresar un preocupado intento del gobierno para buscar contener el desarrollo de la crisis, es también muestra de las internas políticas en el seno del Frente Para la Victoria.

Edición

Periódico del Frente Único MIR-OTR. Octubre 2014

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

La Cámpora, el Movimiento Evita y Carta Abierta, dispuestos a una presidencia de Scioli | Al pie de la “derecha peronista”

Se trata, efectivamente, de una disputa que ubica al conjunto de los nucleamientos del FPV en un intento por quedar mejor posicionados en la pelea de poder de cara a la elección presidencial y el reparto de cargos consiguiente que vendrá con los comicios de 2015.

En ese marco, los núcleos vinculados al riñón del kirchnerismo, esos que siguen hablando de un “proyecto nacional y popular", están completamente jugados a ocupar algún lugar en un próximo gobierno al que pudiera acceder el FPV. Eso, aun teniendo en cuenta que el rumbo general se orienta a la derecha y que el candidato que sigue ubicado como el principal postulante es el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

El Movimiento Evita ha sido muy claro en que la mano dura de Scioli no implica un límite para su participación activa. La candidatura de Taiana y los actos que la acompañan, son sólo el medio para intervenir en la interna del FPV y disputar ciertos espacios. Por eso, cuando en un reportaje le preguntaron a su dirigente Emilio Pérsico “¿Cómo ve la presencia de otros candidatos, llámese Scioli, Urribarri, Rossi o Urtubey para las presidenciales?", el líder del Movimiento Evita respondió: “No me importa el nombre de quien será nuestro candidato, lo que estoy seguro es que el apellido del próximo presidente es Frente para la Victoria. Estoy seguro que ganamos las próximas elecciones y con el tiempo se sabrá cual es el nombre de ese compañero".

Otros que están embarcados en el mismo viaje con el “compañero Scioli" son los intelectuales de Carta Abierta. El 28 de septiembre el grupo publicó un nuevo documento. Entre su pluma abigarrada que incluye extensas críticas al capitalismo financiero y a una genérica derecha, se plantea la necesidad de disputar la orientación del proyecto kirchnerista; es decir, ser parte de la interna que, como se ha visto, tiene al sciolismo en el centro. Para no dejar dudas, ese mismo día uno de sus referentes, Ricardo Forster, salió a desandar sus pasos críticos sobre el gobernador bonaerense, para afirmar que “se ha ganado, por derecho, ser candidato a presidente" por el Frente para la Victoria ya que “ha mostrado lealtad importante en momentos difíciles".

Este desfile ha tenido como protagonista también a La Cámpora, que está en el centro de la escena, al menos desde el debut de Máximo Kirchner en el acto en Argentinos Juniors. Más allá de insinuaciones sin perspectivas (desde la re reelección de Cristina Fernández hasta la posibilidad de correrse de los espacios de poder durante un próximo gobierno), lo que dejó en claro su discurso es que La Cámpora también está alineando la tropa para hacer pesar su cuota de poder en la disputa presidencial y de cargos para el 2015, dispuesta también a ser parte de la cohorte que acompañará al ganador de la interna del FPV. En busca de un empujoncito para ello, es que Cristina Fernández llevó al “cuervo" Larroque a entrevistarse y fotografiarse con El Papa.

Hoy el peso del grupo se dimensiona, en gran medida, a partir de los cargos y vínculos con las altas esferas del gobierno. No en vano la oposición mediática y patronal salió a señalar a “La Cámpora al acecho", como titulaba Clarín, luego del desplazamiento del titular del BCRA y el posible nombramiento de figuras afines a la corriente del hijo presidencial.

Lo que expresan todos estos movimientos es que, lejos de sacar los pies del plato, estas corrientes, pretendidamente “nacionales y populares" del kirchnerismo se juegan completas a conseguir sus cuotas de poder en el armado que se prepara para el 2015 y cuya orientación es cada vez más claramente derechista, dentro del campo del peronismo clásico.

Será que no les alcanza con “bancar" la política represiva de Cristina Kirchner y Berni, la ley anti piquetes y el “pago soberano" de la deuda externa.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria