Nuevo sitio Hacia el XXIX Encuentro Nacional de Mujeres 5 Octubre 2014

Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa…

El XXIX Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) se realizará este año en la Provincia de Salta. Miles de mujeres, como lo hacemos cada año, vamos a tomar de lleno una ciudad y convertirla en una gran Jornada de lucha y encuentro durante los días 11, 12 y 13 de octubre.

Edición

Periódico del Frente Único MIR-OTR. Octubre 2014

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Hacia el XXIX Encuentro Nacional de Mujeres | Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa…

Mujeres de distintos puntos del país -y del continente- nos reuniremos alrededor de más de 60 talleres y diversas actividades para discutir sobre nuestras problemáticas, nuestras luchas, nuestras realidades, nuestras sexualidades.

Los ENM son instancias por demás heterogéneas que concentran en tres días arduas jornadas de debate, de risas, de luchas, de acciones y actividades que contribuyen a fortalecer nuestro empoderamiento como sujetas políticas. Allí nos encontramos mujeres de todos los colores, melodías y ritmos.

La importancia de estos Encuentros es que nos juntamos a discutir a construir; y esos intercambios, esos debates y esas acciones alimentan nuestra organización y nuestras fuerzas para volver a nuestros barrios, nuestros lugares de estudio, de trabajo, de militancia y profundizar la lucha por nuestra emancipación.

Desde el Frente Único MIR-OTR sostenemos que el sistema capitalista es, a su vez, heteropatriarcal, y esta realidad genera opresiones específicas que no podemos dejar de analizar y organizarnos para enfrentarlas, en aras de alcanzar nuestro sueño de construir un mundo sin explotación ni opresiones.

Las mujeres, las personas con identidades de género no hegemónicas y quienes no responden a la heteronormatividad es sobre quienes recae con mayor crudeza la desigualdad del heteropatriarcado. Al mismo tiempo no es posible universalizar estas identidades. Con esto queremos decir que el patriarcado no opera de la misma manera en todas las mujeres. La pertenencia de clase es un factor decisivo a la hora de analizar esta opresión. No es lo mismo una mujer heterosexual de clase alta que contrata (seguramente de forma precarizada), a otras mujeres para que realicen las tareas domésticas, por ejemplo; que una obrera, o una mujer desocupada. La pertenencia a sectores populares hace que ser negra o inmigrante; así como trans, o lesbiana sea vivido de manera diferente que en otros sectores de la sociedad. No es lo mismo resolver o prevenir un embarazo no deseado siendo una mujer burguesa, que siendo una mujer de una barriada.

Detrás del “Salta, la linda"

¿Qué se esconde detrás del refrán que nos vende el mercado del turismo sobre esta hermosa provincia?

Salta se caracteriza por ser una provincia profundamente clerical. Las esferas del Estado están fuertemente impregnadas por la influencia de la iglesia católica, la que se toma el atrevimiento de meter sus narices en la Educación y en la Salud Públicas.

Sin ir más lejos, en diversas oportunidades, la Ciudad de Salta ha rechazado los materiales enviados para trabajar la Educación Sexual Integral en las escuelas, y aunque en la actualidad se jacta de haberla incorporado el marco teórico desde el que se aplica no necesariamente es afín al que la Ley Nacional promueve –Recordemos que la Ley 26.150 está sancionada desde el año 2006-.

Las escuelas estatales salteñas, tienen dentro de su currícula la materia Religión, a pesar de que muchas familias se han quejado y han pedido que se declare como inconstitucional. En muchas escuelas estatales se reza y se acude a misa en horarios de clase.

En materia de Salud Sexual y Reproductiva el gobernador Urtubey sacó un Decreto (Nº 1170/12) en el que, pese al Fallo de la Corte Suprema sobre los Abortos No Punibles (ANP), traba el acceso a los mismos en los Hospitales Públicos.

Así mismo, en Salta también hay un gran número de mujeres desocupadas y precarizadas. La situación de las mujeres originarias y campesinas también es muy grave ya que, como sus poblaciones, vienen siendo cercadas por los desmontes producto del avance de los agronegocios.

Salta, ocupa el tercer puesto dentro de las provincias con altas tasas de femicidios. A un mes del ENM, en la provincia se declaró la Emergencia por Violencia de Género, la medida promete no sólo la creación de instituciones específicas y hogares para las mujeres y niñas/os en situación de violencia, sino que preveé varios dispositivos, como los botones antipánicos. Si bien parece bastante demagogo declarar esta emergencia a un mes de realizarse el ENM, siempre son bienvenidas políticas que apunten a erradicar la violencia de género; sin embargo, las organizaciones feministas y de mujeres de Salta denuncian que al Decreto de Necesidad y Urgencia le hace falta una política integral de Prevención y un presupuesto efectivo que haga posible poner en marcha el plan. Se pide que las políticas sean construidas con el conjunto de las organizaciones, de modo que se pueda avanzar en un plan serio y efectivo, que supere el mero anuncio propagandístico.

¡Todas juntas, todas libres!

Desde las calles y organizadas, seguiremos avanzando por conquistar nuestros derechos y por avanzar en la construcción de una sociedad sin ningún tipo de opresión.

Estamos convencidas que la liberación de las mujeres tiene que ir de la mano de la liberación de nuestro pueblo. Pero sabemos que nuestra lucha tiene trincheras específicas que no pueden quedar invisibilizadas. Para acabar con la explotación, se vuelve necesario combatir desde ahora y de forma conjunta todo tipo de opresión.

¡Sin mujeres no hay revolución y sin feminismo no hay socialismo!

¡Revolución en las plazas, en las camas y en las casas!

¡Separación de la Iglesia del Estado!

Educación Sexual para decidir, Anticoncepción para no Abortar y Aborto Legal para no morir

¡Basta de trata y prostitución (dos eslabones de una misma cadena)! ¡No están perdidas, son desaparecidas para ser prostituidas! Abolición del sistema prostituyente

Melinas y Rocíos

En las últimas semanas Melina y Rocío fueron centro de escena en los medios de comunicación. Una a raíz de su desaparición y su posterior aparición sin vida; la otra por haber sido violada sistemáticamente por su padre militar.

El caso de Melina pone de relieve el más común de los sentidos, los titulares misóginos que pulularon por todas las pantallas no hacían más que acusarla a ella, por ser mujer, joven y pertenecer a una familia humilde, (basta con recordar el titular de Clarín que la “acusaba" de ser una chica a la que le gustaban los boliches, que había abandonado la escuela y que tenía una vida “sin rumbo") de todas las hipotéticas cosas que pueden haberle pasado insinuando que en definitiva “se lo merecía" como ocurre muchísimas de las veces que una mujer es violentada. La violencia de género es tolerada y naturalizada socialmente, (cada 30 horas ocurre un femicidio en el país[i]), y además reproduce la subordinación de todas las mujeres, disciplinándoles la vida y recordándoles el deber ser femenino.

El caso de Rocío toma relevancia a partir de exponer abruptamente la relación amorosa que mantienen la justicia, el patriarcado y las fuerzas represivas del estado. Marcelo Girat, además de ser el padre de Rocío, era suboficial primero de contrainteligencia de la Armada en la Base Naval de Mar del Plata, esto le permitió poder ausentarse del Tribunal durante el dictado de su sentencia, donde fue condenado por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, a la pena de prisión por 14 años. Así como le permitió que la Cámara de Apelaciones y Garantías disponga que deba cumplir la pena bajo arresto domiciliario. Acompañando a Rocío (por todas las Rocíos) nos manifestamos afuera de tribunales en contra de la absurda pena y fuimos reprimidos/as. Claramente, la violencia contra las mujeres no es sólo física, y ésta no es la única violencia de la que se sirve el sistema para perpetuarse.


[i] Consulta: http://www.lacasadelencuentro.org/femicidios.html

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria