Nuevo sitio 1967 - Octubre - 2014 3 Octubre 2014

Por el camino del Che

Hace 47 años, en Bolivia, caía peleando Ernesto Guevara, el Che. Ya antes de su muerte, durante la década del ´60, se había convertido en ejemplo para toda una generación que se decidió a emprender la lucha por la revolución a lo largo y ancho del mundo y, muy especialmente, en nuestra América Latina.

Edición

Periódico del Frente Único MIR-OTR. Octubre 2014

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

1967 - Octubre - 2014 | Por el camino del Che

El Che fue uno de los principales dirigentes de la Revolución Cubana. Se destacó tanto como combatiente del Ejército Rebelde, dónde alcanzó el grado de Comandante, como en su función de ministro del nuevo Estado, desde el cual, entre otros puntos, sostuvo la necesidad de avanzar en la industrialización, como vía indispensable para quebrar la dependencia histórica de la economía de la isla. Crítico de los manuales del estalinismo, defendió el carácter socialista de la revolución (descartando cualquier rol progresivo de las burguesías nacionales) y realizó grandes aportes teóricos y prácticos sobre el proceso de construcción del socialismo, sosteniendo la necesidad de apelar cada vez con más fuerzas a los estímulos morales para motorizar la economía por sobre los estímulos materiales; puesto que el socialismo es también un “fenómeno de conciencia" y no es posible construirlo “con las armas melladas del capitalismo". Desde los primeros puestos del gobierno, combatió férreamente la burocratización y los privilegios del poder, y fue ejemplo de compromiso militante impulsando las jornadas de trabajo voluntario. Como internacionalista, insistió sobre la necesidad de extender la revolución más allá de la frontera cubana y se hizo cargo él mismo del impulso de esa tarea, encabezando una serie de experiencias guerrilleras en África y Latinoamérica.

Distintas organizaciones retomaron el ejemplo del Che. En nuestro continente, el MIR chileno y el PRT argentino fueron las máximas expresiones de la corriente guevarista. Miguel Enríquez (quien también cayera peleando por la revolución un mes de octubre, hace 40 años) y Mario Roberto Santucho, sus principales referencias. Estas organizaciones asumieron lo mejor del legado del Che para llevar adelante la lucha por la revolución y el socialismo. Se hicieron cargo, por un lado, de organizar e impulsar la lucha revolucionaria por el poder, enfrentando al Estado burgués y sus gendarmes, conscientes de que la caída del capitalismo no sería resultado de “meras luchas callejeras de piedras contra gases lacrimógenos, ni de huelgas generales pacíficas". Al tiempo que, valiéndose de las lecciones de experiencias revolucionarias previas y de un análisis concreto del momento histórico que les tocó atravesar, se desarrollaron y crecieron con fuerza en el seno del pueblo trabajador, alcanzando una importante referencia en el movimiento obrero, en las barriadas populares, en las escuelas y las universidades, logrando un protagonismo y una influencia real en la lucha de clases. Muy lejos, en definitiva, de la visión infantil y tergiversada de las organizaciones de la izquierda que asocian a la corriente guevarista con concepciones y prácticas militaristas, frentepopulistas y hasta foquistas.

Hoy en día los agrupamientos que retomamos la tradición del guevarismo nos encontramos en un proceso de acumulación y desarrollo. En el momento actual, por lo tanto, la militancia desde las bases para aportar a la organización y la lucha del pueblo trabajador -centralmente de la clase obrera, que viene protagonizando un proceso de recomposición con destacadas experiencias antiburocráticas en los últimos años- es una tarea fundamental. Y lo es, también, la construcción de organización política, con el objetivo de avanzar en el reagrupamiento de la izquierda revolucionaria. El proceso de unificación que venimos encarando el MIR y la OTR, desde hace algún tiempo, busca ser un aporte en ese sentido. Sabemos que no somos los únicos en este camino y que una tarea debe ser avanzar en la unidad con otros destacamentos que bregan por la construcción de una organización política de la izquierda revolucionaria que retome al Che Guevara como la mejor expresión del hombre y la mujer nueva que queremos construir.

A 47 años de su caída en combate, con el Che, con los compañeros del MIR y del PRT, y con los miles de hombres y mujeres que pelearon y pelean por la revolución y el socialismo, seguimos diciendo que “no hay cambios que hacer; REVOLUCIÓN SOCIALISTA O CARICATURA DE REVOLUCIÓN".

FRENTE ÚNICO OTR-MIR

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria