Nuevo sitio México 7 Diciembre 2014

El narco- Estado de la muerte

México, Estado Guerrero, Ayotzinapa, 27 de septiembre de corriente año, un grupo de madres buscaron sin consuelo el paradero sus hijxs estudiantes. El silencio, las puertas cerradas y las miradas esquivas parecieron ser los únicos que respondieron. ¿Dónde están? ¡Los reprimieron! ¿Están heridos? ¡Desaparecieron! ¿Aún viven?

Edición

Periódico del Frente Único MIR-OTR. Diciembre 2014

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

México | El narco- Estado de la muerte

La noche anterior estos “extraviados" estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos del pueblo de Ayotzinapa, viajaron a la ciudad de Iguala. Lugar en el que tomaron dos camiones, para enviar una comitiva a la Ciudad de México a la marcha conmemorativa del 2 de octubre[1]. Allí, el alcalde José Luis Abarca (de sobrado vínculos con el narcotráfico) ordeno a la policía municipal detenerlos.

Las primeras versiones buscaron teñir estérilmente los sucesos. Pero pronto no hubo duda de lo ocurrido: tres secuencias conectadas. La primera, una represión brutal de la policía sobre los estudiantes, la pólvora permanece en el aire, los gritos de los heridos y silencio de los muertos es ensordecedor. La segunda secuencia, muestra 6 cuerpos sin vida y otros 25 heridos, pero son más los desaparecidos; no aparecen, la oscuridad parece haberlos hecho prisioneros. El cierre de las secuencia presenta un final inaudito, dos policías municipales participes dijeron que los 43 estudiantes desaparecidos habían sido entregados por ellos a sicarios del cártel Guerreros Unidos, los cuales, habrían prendido fuego a los estudiantes y los habrían enterrado en varias fosas.

El mensaje de quienes perpetraron esto es claro, no aceptaran disidencias, voces cuestionando o denunciando, pero por sobre todo no están dispuestos a tolerar otro grupo armado en la región, es decir el ERPI (Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente), una guerrilla que dicen, recluta sus cuadros en las Normales. Así, dice la hipótesis, el ataque, asesinato y desaparición de los normalistas es un “mensaje" del narco-estado a la guerrilla.

Esta acción sacudió a la población mexicana anestesiada por la muerte cotidiana “naturalizada" impuesta desde el narco-estado. Herederos de una tradición ancestral de lucha y resistencia, el pueblo mexicano parece haber recobrado la memoria de las hazañas de principio del siglo pasado. A los ataques de una tríada consolidada, dirigencia política-policía-narcotráfico, comenzó a consolidarse una respuesta popular intensa.

Las movilizaciones están colmadas por cientos de miles de personas (150 mil en las movilizaciones de comienzos de Noviembre) que incluyen a los más amplios sectores sociales. Al mismo tiempo las acciones se radicalizan, generándose enfrentamientos de alto voltaje como los del aeropuerto de Acapulco donde miembros de organizaciones nucleados en la Asamblea Nacional Popular (ANP) se enfrentaron con más de 500 efectivos policiales. En el mismo sentido se desarrollaron acciones que terminaron con la quema al Palacio de Gobierno de Guerrero, las instalaciones de la Alcaldía de la ciudad de Iguala y la puerta del Palacio Nacional en México D.F. Es de destacar también el accionar de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) que realizó una toma de la Ciudad Judicial de Chilpacingo (capital del Estado de Guerrero) exigiendo justicia por los estudiantes. Todas estas acciones repercuten y agudizan la crisis del gobierno de Peña Nieto, a quién se le están terminando las cartas a jugar.

La unidad, la pelea y organización creciente del pueblo mexicano busca poner tope a la creciente ola de arrestos ilegales de manifestantes y militantes que al cierre de esta nota se suscitan. La lucha del pueblo mexicano contra el narco-estado – una variante más de un sistema capitalista opresor- es de Latinoamérica y es nuestra.


[1] El 2 de octubre de 1968 se produjo la Masacre de Tlatelolco, uno de los hitos más importantes del movimiento estudiantil latinoamericano, en el que las fuerzas represivas del estado mexicano llevaron adelante una violentísima represión a una masiva movilización estudiantil.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria