Nuevo sitio Entrevista a Ignacio Serrano, delegado de Metalsa

“La reincorporación de los despedidos es una bandera permanente para nosotros”

Metalsa es una autopartista de capitales mexicanos. En la planta de El Talar trabajan alrededor de 1400 obreros y se fabrican chasis para Ford, Toyota y Volkswagen. En los últimos meses, la patronal, con el visto bueno del sindicato, viene persiguiendo a los trabajadores con despidos y amenazas para enfrentar su incipiente proceso de organización. Desde el Frente Único MIR-OTR entrevistamos al delegado Ignacio Serrano. La UOM Vicente López intenta revocarle su mandato por no agachar la cabeza ante la patronal y defender genuinamente a sus compañeros.

Entrevista a Ignacio Serrano, delegado de Metalsa | “La reincorporación de los despedidos es una bandera permanente para nosotros”

- ¿Por qué comienzan los despidos en Metalsa? ¿Se trata de despidos persecutorios como sucedió en varias empresas de la zona?

- Los despidos comenzaron hace varios meses. La empresa estaba suspendiendo compañeros porque había caído la producción. En ese marco, comienzan los despidos, que son más de 100 en toda la planta. Y ahí aprovechan también para golpear al activismo que se venía organizando. Se focalizan, por ejemplo, en compañeros que se habían pronunciado en contra de la propuesta de la empresa del “banco de horas”, que era una propuesta que apuntaba a flexibilizar nuestras condiciones de trabajo.

Hay más de una decena de activistas que fueron despedidos desde que empezó el conflicto. Es decir, la empresa aprovechó la situación para intentar desarticular la organización y generar miedo entre los compañeros. Además, entendemos que buscaban que respondamos con una medida desesperada, para poder terminar de identificar a todo el activismo y seguir con los despidos.

- ¿Cómo intervino el sindicato ante esta situación?

El sindicato se negó a intervenir en favor de los compañeros. Cuando empiezan los despidos, junto con otro delegado, planteamos que era importante convocar una asamblea para discutir los pasos a seguir. El sindicato se negó, diciendo que eso no era lo que estaban pidiendo los compañeros.

- ¿En ese marco se da el ataque del sindicato contra vos?

Sí. Hace unos días el sindicato le informó a los trabajadores que iban a revocar mi mandato como delegado y juntaron firmas bajo amenaza de despido. Todo esto porque no acepté los planes de ajuste y precarización de la empresa y por intentar defender genuinamente a los compañeros.

- ¿Cómo sigue el conflicto?

Los compañeros de la comisión de despedidos analizaron la situación y armaron un volante repudiando la maniobra del sindicato de querer revocarme el mandato y lo repartieron en la puerta de la fábrica. Y la lucha sigue. Los despedidos siguen organizados e impulsan acciones legales para conseguir su reincorporación. Y nosotros, por supuesto, también lo tomamos desde adentro porque la reincorporación de los compañeros despedidos es una bandera permanente nuestra.  


Comentarios

Otros articulos