Nuevo sitio Editorial de Noviembre 4 Noviembre 2014

El viento que todo empuja… a la derecha

Con motivo del aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner, la militancia oficialista de Unidos y Organizados convocó a un acto en la ex ESMA bajo la consigna “el viento que todo empuja”. Pero, aunque insistan en ocultarlo, los vientos de los últimos tiempos vienen orientando a la política del kirchnerismo cada vez más hacia la derecha.

Edición

Periódico del Frente Único MIR-OTR. Noviembre 2014

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Editorial de Noviembre | El viento que todo empuja… a la derecha

Así se ha evidenciado, en las últimas semanas, en los distintos proyectos legislativos impulsados desde el gobierno; en la persecución y la represión de los sectores que enfrentan el ajuste; en la defensa tenaz de los intereses del gran capital y en la creciente criminalización de la pobreza.

Una orientación que le roba el discurso a la oposición patronal, con un paquete de iniciativas que nada tiene que envidiarle (por derecha) a los ejes programáticos que postula el resto de los candidatos que más se destacan en las encuestas de cara a la elección del año próximo. Así sucede tanto con Scioli, que apuesta a encabezar las listas del Frente para la Victoria (FpV), como con Massa y Macri, que siguen intentando dotarse de una estructura nacional, disputando aliados dentro del radicalismo, lo que propicia la implosión y la bancarrota del FAUNEN.

Todos, independientemente de sus matices, prometen una política con más ajuste sobre el pueblo trabajador, mayor represión en nombre de la lucha contra la “inseguridad" y la continuidad de la entrega, con el pago de la deuda externa y la profundización del saqueo de los recursos naturales.

Leyes de fin de ciclo que imponen agenda

Sobre el cierre del mes de octubre, el Congreso aprobó la nueva Ley de Hidrocarburos impulsada por la Casa Rosada. Esta legislación, redactada a la medida de Chevron, fue elogiada por los legisladores del FpV por su potencial para atraer inversiones extranjeras. Lejos quedó la tan mentada soberanía energética con este proyecto promovido por De Vido y Galuccio que da el visto bueno para la explotación mediante la técnica contaminante del fracking y extiende concesiones hasta por 45 años, rifando los recursos del país y favoreciendo el negocio de las multinacionales petroleras.

Por otra parte, tras haber logrado la aprobación de las reformas al Código Civil –que perjudican sensiblemente los derechos de los trabajadores y vuelven más lejana aún la posibilidad de avanzar en la legalización del aborto(1)-, el kirchnerismo envió al Congreso un proyecto para modificar el Código Procesal Penal de la Nación. En una reedición de la oligárquica Ley de Residencia de comienzos del siglo pasado, el proyecto del oficialismo incluye la posibilidad de expulsar del país a los extranjeros que comentan delitos.

Debemos proteger a los ciudadanos de los extranjeros que vienen al país a delinquir", explicó Cristina Kirchner por cadena nacional, desplegando un discurso que criminaliza la pobreza y estigmatiza a los inmigrantes pobres. Ya que desde luego esta potestad no será utilizada para perseguir y enfrentar a las empresas extranjeras que saquean los recursos del país, como la Barrick Gold, Monsanto y Chevron, ni para enfrentar a quienes despiden obreros a su antojo como Lear o Metalsa.

Además, la reforma del Código Procesal Penal anunciada por la Presidenta sostiene el injusto régimen de prisión preventiva, que los jueces utilizan para llenar de pobres sin condena las cárceles a lo largo y ancho del país, mientras que empresarios estafadores, políticos corruptos y policías asesinos pueden esperar el desarrollo de los procesos judiciales en libertad.

Lejos de lo prometido, la propuesta de investigación “independiente" dirigida por fiscales no es diferente de lo que ya existe en los “modernos códigos con sistema acusatorio puro" de Córdoba, o de la provincia y la ciudad de Buenos Aires. La experiencia de esos distritos, muestra que aunque cambien las leyes, nada cambia en la selectividad de clase que caracteriza a este sistema penal.

Inflación y palos, en aumento

En el plano económico, el ajuste sobre el pueblo trabajador sigue profundizándose y la inflación -que para este año superará el 35%- ya se comió de sobra los aumentos acordados en paritarias por los distintos gremios. Tal es el retroceso de los salarios, que hasta los dirigentes más obsecuentes de la burocracia oficialista, como Caló y Yasky, se pronunciaron por la necesidad del pago de un bono de fin de año para paliar la pérdida de poder adquisitivo.

Para amplios sectores del pueblo trabajador, se vuelve cada vez más complicado llegar a fin de mes. Según la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, la canasta familiar asciende ya a $11.446, muy lejos de lo que cobra la inmensa mayoría de los trabajadores y trabajadoras. Esta situación se vino agravando en los últimos meses por el aumento de la desocupación, consecuencia de los despidos en varias ramas de la industria y de la caída de la actividad económica en general.

En este marco de creciente pauperización, el gobierno nacional -en boca de Sergio Berni- anunció que para hacer frente a “eventuales saqueos" de fin de año, prevé multiplicar extraordinariamente la presencia de gendarmes en las barriadas populares de las principales ciudad del país y que solicitará, incluso, el “apoyo logístico" de las Fuerzas Armadas (así proyecta el kirchnerismo continuar con su política de “inclusión social" en los meses que se vienen).

Mientras tanto, siguen descargando la represión sobre los sectores que pelean y enfrentan el ajuste. Es el caso, una vez más, de los trabajadores de Lear que a fines de octubre fueron violentamente reprimidos por la Gendarmería. Tan descarnado fue el ataque a los obreros y al conjunto de la militancia que los acompañaba, con palazos, gases, balas de goma y masivas detenciones, que hasta el CELS tuvo que salir a denunciar el accionar de las fuerzas federales comandadas por Berni.

Por una alternativa obrera y popular

En este marco, sigue siendo una tarea de primer orden la construcción desde las bases. Es fundamental generar agrupamientos antiburocráticos en cada fábrica y lugar de trabajo, conquistar puestos de delegados y recuperar comisiones internas; impulsar la organización de la juventud y el movimiento estudiantil en las escuelas y universidades; y la lucha contra la represión y por mejores condiciones de vida desde cada barriada popular. Por otra parte, la coyuntura vuelve más urgente la necesidad de avanzar en los mayores niveles de coordinación y unidad posibles para la lucha.

De cara al último plenario del Encuentro Sindical Combativo (ESC) realizado en el estadio de Platense, desde el Frente Único MIR-OTR planteábamos que “en un contexto más claramente defensivo, para la izquierda y los sectores combativos de la clase trabajadora, se hace evidente la necesidad de tener una política de frente único, de mayores niveles de coordinación tanto a través de las comisiones internas combativas como de las organizaciones políticas de la izquierda y el campo popular en general. Esa tarea es imprescindible no solo para intervenir en jornadas nacionales o medidas convocadas por la burocracia sindical; sino fundamentalmente para enfrentar en el día a día esta política de ajuste y persecución selectiva".

Desde nuestro Frente Único venimos volcando importantes esfuerzos en esos dos planos, buscando dar impulso a la organización obrera y popular desde las bases y aportando a las incipientes instancias de unidad y coordinación existentes, en busca de ir generando una herramienta frentista amplia y estable que permita organizar para la lucha y con una orientación anticapitalista a importantes sectores del pueblo trabajador.

Finalmente, con el camino de unidad que vienen transitando nuestras organizaciones, intentamos hacer un aporte al necesario reagrupamiento político de la izquierda revolucionaria en nuestro país. La construcción de una organización revolucionaria de la clase trabajadora y el pueblo es fundamental para poder organizar la lucha contra el capitalismo y por la revolución socialista; único camino, como nos enseñara el Che, para construir una sociedad de hombres y mujeres nuevos, sin explotación ni opresión de ningún tipo.

Nota:

1) Ver “Un nuevo Código Civil contra el pueblo trabajador", disponible en http://mir-otr.org/articulo/145/un-nuevo-codigo-civil-contra-el-pueblo-trabajador/

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria