Nuevo sitio Córdoba 8 Marzo 2015

Siembra soja y cosecharás inundaciones

A más de dos semanas de la catástrofe que dejó a las poblaciones de las Sierras Chicas bajo el barro, hay aún centenares de familias que no pueden regresar a sus hogares. La lluvia no da tregua y la lista de ciudades afectadas crece, día a día, en todo el territorio cordobés. Mientras aún se busca el cuerpo de una niña que fue arrastrada por el agua en La Calera, los medios de comunicación masivos encabezan sus notas refiriendo al inusual fenómeno meteorológico que nos coloca, pasivxs, frente al febrero más lluvioso de nuestra historia. También nos alertan sobre el peligro de transitar por algunas zonas y nos piden conciencia y responsabilidad para evitar más muertes, sin dejar de mencionar la omnipotencia de aquellos que osaron habitar a la vera del río, como si hubieran existido, para esas personas, otras posibilidades.

Edición N° 1

Periódico del Frente Único MIR-OTR-FOTE. Marzo 2015

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Córdoba | Siembra soja y cosecharás inundaciones

De esta manera, pintan los tristes sucesos de las últimas semanas como una catástrofe natural cuya principal característica es la de ser inevitable. Alejan, así, a los gobiernos de toda responsabilidad sobre lo acontecido.

Sin embargo, sabemos que el desastre pudo haberse evitado y sabemos, también, que el mismo es consecuencia directa de una política ambiental que, en la última década, apuntó a desarrollar al máximo el monocultivo de soja, aplicando paquetes tecnológicos que no permiten el crecimiento de otra cosa que no sea la misma soja. Los sectores que se vieron beneficiados por estas políticas extendieron su frontera agrícola más allá de las zonas destinadas tradicionalmente a esta actividad, llevando a cabo una indiscriminada deforestación. Ésta vino acompañada de la urbanización de zonas serranas, proceso que se lleva a cabo sin ningún tipo de planificación y con el claro objetivo de favorecer a la especulación inmobiliaria. El desmonte producido a lo largo de estos años, y la consiguiente sojización, ha alterado la capacidad natural de absorción del suelo, reduciendo su capacidad de retención y provocando estas grandes inundaciones, pero también es el responsable de su contracara: los incendios que año tras año acaban con hectáreas de bosque nativo.

El gobierno de De la Sota, fiel a los intereses de las patronales, es el responsable político de la tragedia evitable que vive la provincia de Córdoba por estas horas. Sin embargo, su respuesta se limita a una “conmovedora" felicitación por la solidaridad de los cordobeses que de manera voluntaria colaboraron con donaciones o intervención directa en la zona afectada, y en la promesa de trabajar incansablemente para normalizar la situación. Pero para las familias que perdieron todo no hay aún una respuesta que les permita volver su vida cotidiana.

Ante la desidia de las políticas gubernamentales, el pueblo se autoorganiza en asambleas y se convoca de manera solidaria para ayudar a los más afectados. Ninguna solución podemos esperar de los que rifan el presente y el futuro de nuestro pueblo. Junto a esto, se hace profundamente necesario exigir juicio y castigo a los responsables políticos de las pérdidas humanas y materiales que sufre nuestro pueblo.

Nos es de extrañarse que en los próximos años nos encontremos con episodios similares que se derivan como producto del modelo extractivista existente, que no distingue entre gobierno K o anti K. Está claro que cualquier gobierno que se enmarque dentro del capitalismo no tendrá la capacidad de planificar una economía cuya producción esté en armonía con la naturaleza, ya que su base siempre será la especulación y el consumo. Por eso es necesario que las luchas contra los desmontes y la defensa de los bienes comunes estén atravesadas por la discusión sobre planificación, que sólo puede darse dentro de un sistema que controle los medios de producción.

Córdoba Se Mueve

Comentarios

Autor

Córdoba se Mueve