Nuevo sitio Ya no hay más excusas 7 Marzo 2017

Medio millón de personas exigieron el paro general

La clase trabajadora desbordó a la burocracia sindical que se vio forzada a adelantar el acto central abandonando el palco y la Plaza de Mayo ante la exigencia general de la huelga y plan de lucha. Al ajuste de Macri se lo enfrenta con la movilización obrera y popular.

Ya no hay más excusas | Medio millón de personas exigieron el paro general

La movilización convocada por la CGT demostró el rechazo de la clase trabajadora a las políticas de ajuste del gobierno de Macri: medio millón de personas se movilizaron hoy y exigieron a la central obrera un paro general.

El triunvirato de la CGT se vio desbordado por la cantidad de gente que salió a las calles con sus propias reivindicaciones y en primer lugar, adelantó el acto a las 15.05, cuando estaba previsto para las 16hs. Lo abrió Acuña, quien fue abucheado por los/as trabajadores/as, quienes coreaban "paro general". Luego de la intervención de Juan Carlos Schmid, cerró el acto Héctor Daer, pateando bien lejos el paro, al señalar que sería "antes de fin de año". Pero el reclamo masivo de los presentes lo obligó a retractarse y, aún sin ponerle fecha, anunció que el paro sería "antes de fin de mes o los primeros días de abril".

El acto finalizó con los dirigentes de la CGT huyendo frente a los abucheos, al punto que Pablo Moyano tuvo que refugiarse en la sede de la Federación de Empleados de Comercio (Faecys). Muchos/as trabajadores/as que día a día enfrentan el ajuste patronal y lidian con el rol entreguista de la burocracia sindical coparon el escenario abandonado por la cúpula cegetista. Allí estaban, entre otros/as, los choferes de la Línea 60 y los metalúrgicos de Canale Llavallol.

La Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas, de la que somos parte, marchó en una columna junto a los obreros de AGR Clarín que desde hace 50 días vienen tomando la planta en defensa de los puestos de trabajo y su convenio colectivo. Se trata de un conflicto testigo de la etapa, porque día a día se multiplican las luchas en diferentes sectores de trabajo como consecuencia de la ofensiva de los empresarios y el gobierno contra los derechos de la clase trabajadora. Allí, expusimos la necesidad de un plan de lucha y del paro general para enfrentar el ajuste de Macri y los patrones, los despidos y la reforma laboral.

La movilización de esta tarde demostró que ese reclamo es generalizado y no sectorial. Ya no hay más excusas: sobran los motivos y la fuerza para el paro general. Y si no lo convocan los traidores, se construirá desde abajo fruto del empuje de los sectores combativos que día a día impulsan la lucha en cada fábrica, en cada lugar de trabajo y en cada barriada popular.

¡Paro general YA!


Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo