Nuevo sitio Córdoba 24 Febrero 2017

El Operativo Impunidad fue denunciado en Tribunales II

En la jornada del jueves 23 de febrero se realizó en las puertas de Tribunales II de la ciudad cordobesa, una actividad para visibilizar el avance de los asesinatos a jóvenes por parte de la Policía de Córdoba y para repudiar la complicidad del aparato judicial y las fuerzas de seguridad en un plan sistemático y planificado orquestado por los Gobiernos, municipal, provincial y nacional.

Córdoba  | El Operativo Impunidad fue denunciado en Tribunales II

Es más que claro que impulsar el proyecto por la baja de edad de imputabilidad, inundar los medios masivos de comunicación con la incertidumbre de la "inseguridad" y propagar el miedo en la sociedad, son los canales óptimos para instaurar lo que venimos a llamar el Operativo Impunidad. Es decir, el desembarco de policías barriales en el marco del proyecto, firmado por provincia y municipio, denominado Demos Barriales; la legitimidad de las fuerzas policiales para disparar en "defensa propia", el desparpajo de las autoridades judiciales para cajonear causas de gatillo fácil o liberar los policías involucrados en asesinatos a niños; y el continuo hostigamiento y persecución por parte de los policías hacia los jóvenes y niños de barriadas populares con la excusa de la aplicación del Código de Convivencia, herramienta represiva que devino de un Código de Faltas de los más represores del país. Lo más irónico de todo es que con el cambio de nombre y la reformulación de algunos artículos quisieron hacer creer a la sociedad que estaban "suavizando" sus penalidades y multas ante una contravención. El Código sin embargo continúa siendo el arma ideológica que permite que el Policía arbitrariamente detenga y encierre a las juventudes cordobesas y habilita al funcionario armado a gatillar si considera que es en legítima defensa o ante un posible tiroteo (situación que no existe pero que cientos de veces inventan para justificar un asesinato). En este país, según estadísticas arrojadas por Correpi, organización compañera, las fuerzas represivas asesinan un joven cada 25 horas. Si eso no es dato suficiente para pensar en un plan sistemático de aniquilamiento y control social, podemos hablar de las centenas de asesinados y desaparecidos desde el inicio de la democracia a esta parte que afectan a la población de menos de 25 años masculina y pobre de Argentina.

Hoy en Tribunales II nos convocamos un conjunto de familiares y amigos, vecinos y vecinas, abogados y abogadas, agrupaciones, y organizaciones políticas y sociales que luchamos contra el avance de la represión en los barrios. Hoy estuvieron las familias Nadal, Rudzicz y Cuello denunciando los asesinatos y desapariciones de sus familiares. Hoy la familia de Lucas Rudzicz, de tan solo 13 años de edad, dio a conocer que su hijo y hermano fue asesinado por el custodio de un cura de barrio en diciembre del año pasado y que al día de la fecha, los medios se han ocupado de señalar continuamente que el niño propició un tiroteo con el funcionario público armado. Lucas tenía 13 años. Como dijo nuestro compañero Carlos "Vasco" Orzaocoa, abogado de la familia, las mismas balas que asesinaron a nuestros compañeros y compañeras en la dictadura, son las que están asesinando a los Lucas, a los Ezequieles, a los Lautaros, Rodrigos y cada uno de los pibes y pibas que el Estado mató por medio de sus policías o gendarmes.

La propuesta que resurge de la actividad de hoy es reinstalar las concentraciones mensuales en Tribunales II que no sólo contribuyen a dar a conocer los casos de asesinatos que para nada son aislados, sino que permiten la organización, el encuentro y la resistencia de aquellos que luchamos cotidianamente contra la represión. Además, es un aporte a esas mamás, papás y hermanas que lloran a sus familiares y se llenan de fuerzas con el acompañamiento de otros y otras que solidariamente ofrecemos visibilizar y colaborar en las luchas por justicia.

El próximo mes nuevamente nos encontrará en la calle, frente a la escalinata de Tribunales, con cánticos y con intervenciones de micrófono que tendrán que escuchar los funcionarios judiciales, pero también los vecinos y vecinas que asisten sistemáticamente a los Tribunales porque sufren los mismos hostigamientos que estas familias, por ser pobres, por vivir en barrios populares, por ser parte de quienes no quieren callar el hambre y la miseria, la falta de trabajo y de vivienda. La sociedad en su conjunto tiene la enorme tarea de preguntarse hasta dónde pensamos llegar si permitimos que los Gobiernos y sus policías acribillen y desaparezcan a nuestros jóvenes y niños.

La jornada terminó con un Lucas Presente, un Nico Presente, una Yamila Presente, un Matías Presente, un Lautaro Presente, un Güere Presente y una triste y dolorosa lista de jóvenes que fueron acribillados por efectivos policiales.

La represión se combate con organización y lucha en las calles.

No permitiremos ni un pibe más asesinado en nuestros barrios.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo

Otros articulos