Nuevo sitio AGR 29 Enero 2017

Triunfo de la vigilia sobre el grupo Clarin

El abrazo y la vigilia de los trabajadores de AGR sobre la planta de Zepita fue un éxito rotundo: el gran diario argentino salió tarde y a algunas zonas del país ni siquiera llegó. Un nuevo capítulo de una gran resistencia

AGR | Triunfo de la vigilia sobre el grupo Clarin

A las 7.30 de la mañana comenzaron a salir por la calle Zepita los únicos doce camiones que distribuyeron un puñado de diarios Clarín del domingo, el de la tirada más importante de la semana. Doce horas antes los trabajadores de AGR junto a cientos de trabajadores y trabajadoras de diferentes gremios y organizaciones sociales y políticas, se apostaban sobre la Avenida Vélez Sarsfield, a metros del Riachuelo, para distribuirse en seis puntos alrededor de la planta e impedir que el diario salga con normalidad.

Las horas pasaron con algunos pocos momentos de tensión con la gendarmería y con hechos que en este conflicto ya no sorprenden, pero que son dignos de destacar, como por ejemplo los camioneros que se negaron a sacar los diarios y que en dos tandas salieron de la planta, en el primer caso caminando y más tarde en sus autos particulares y una combi. Los cientos que rodeaban la planta aplaudieron el ejemplo y los recibieron con el cántico "unidad de los trabajadores, y al que no le gusta se jode".

Pocas veces en la historia el diario dejó de salir por un conflicto gremial. Esta vez, si bien llegó a algunos puestos de venta, se alteró enormemente la normalidad y a algunos puntos ni siquiera llegó. Si bien existe un impresionante cerco mediático, este hecho no puede ser ignorado por los grandes medios ni por el poder político y los empresarios, que tomarán nota de una nueva acción de los trabajadores de AGR por la reapertura de la empresa y los 380 puestos de trabajo.

Que la gendarmería no haya decidido avanzar fue un triunfo de la presión popular que genera el conflicto, pero a su vez deja abierta la duda sobre un posible quiebre, por más mínimo que sea, al interior de los poderes del Estado que desde el primer momento del conflicto defendieron los intereses del Grupo Clarín. No implica que algún actor "juegue para los trabajadores", sino que por la presión que genera el conflicto no quieran pagar los costos de una represión y se abran contradicciones. Esto no obtura la necesidad de balancear cómo se abordan determinadas acciones.

La vigilia y el abrazo a Clarín fue un éxito. Los cientos de activistas que a las 7.30 de la mañana desconcentraron por la avenida Vélez Sarsfield y se abrazaban difícilmente puedan tomar magnitud de la histórica acción, que servirá de combustible para continuar con esta larga y ejemplar pelea de los trabajadores de AGR.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo