Nuevo sitio Perspectivas de una nueva herramienta política 12 Enero 2017

Poder popular, una corriente de izquierda a desarrollar

El acto del 17 de diciembre fue un paso en el camino de construir una herramienta política electoral que integre a compañeros y compañeras de distintas experiencias políticas, pero aunados en prácticas y posiciones comunes. El hecho de haber realizado una primera intervención común de la que participamos Izquierda Revolucionaria, OP Hombre Nuevo y Marcha Guevarista del Pueblo, implica un avance hacia una propuesta política de mayor trascendencia y señala, a su vez, todo el potencial que tiene una intervención en el plano político electoral para muchos compañeros y compañeras que venimos transitando un camino común en la lucha diaria.

Edición N° 1

A Vencer - La Llamarada (Enero - 2017)

A Vencer - La Llamarada

Sumario

Compartir Articulo

Perspectivas de una nueva herramienta política | Poder popular, una corriente de izquierda a desarrollar

Construir desde la izquierda

La apuesta a una corriente común entre distintas organizaciones y militantes tiene como objetivo aportar a la conformación de una alternativa política de las y los trabajadores y el pueblo pobre. Una alternativa anticapitalista y antipatriarcal, que busque poner en pie una opción real de poder.

Se trata en esta coyuntura, de enfrentar la avanzada neoliberal de la derecha macrista, promoviendo la unidad para la resistencia diaria y apostando a su vez a una salida política desde la izquierda que incluya la intervención electoral. Esto, porque sabemos que la oposición patronal de Massa y del PJ son variantes de las mismas políticas de ajuste. Y porque el kirchnerismo, que hoy trata de recomponerse apostando con todo al PJ y su interna, ha demostrado con sus 12 años de gobierno y su salida por derecha, que tampoco es una alternativa para alcanzar un cambio de fondo.

Aportar a construir una alternativa política desde la izquierda, implica defender la independencia política frente a las opciones pro patronales. Esa independencia política es la que las distintas variantes de centroizquierda y el progresismo han aniquilado una y otra vez en la búsqueda de ampliar su llegada, como es el caso de Libres del Sur y el GEN de Stolbitzer en su acercamiento al Frente Renovador. Similar orientación tiene lugar sobre todo un sector de la otrora "izquierda independiente" al que aún lo anima un grave macartismo frente a los partidos de izquierda y que mantiene expectativas en un "giro a la izquierda" de sectores del kirchnerismo.

Nuestra propuesta se trata, en cambio, de construir desde la izquierda interpelando a amplios sectores obreros y populares.

¿Por qué junto al FIT?

En el terreno electoral, el Frente de Izquierda y los Trabajadores ha logrado visibilizar un programa de izquierda a nivel de masas. Es prácticamente la única formación política de izquierda que ha podido romper la barrera que los grandes partidos tradicionales y los grandes medios de comunicación ponen a las propuestas populares.

Es importante señalar que, más allá de las múltiples diferencias -en términos estratégicos, en los métodos políticos, en la caracterización de procesos latinoamericanos, etc.- que tenemos con las fuerzas que componen el FIT, los vectores programáticos de dicho frente expresan una posición de izquierda que compartimos en líneas generales: la defensa de los derechos de las y los trabajadores desde una perspectiva clasista, la recuperación de muchos planteos de la lucha feminista, como el derecho al aborto legal y gratuito y la propuesta de avanzar sobre los intereses del gran capital.

Este encuadre programático representa una base importante para dar un amplio debate de cara a nuestro pueblo, que haga del marco electoral no una pura selección de candidatos, sino una oportunidad para acumular fuerzas en un sentido transformador, ganando conciencias y voluntades para un proyecto de izquierda.

Avanzar más allá de lo que hoy es el FIT

Sin embargo, el acierto del FIT va de la mano de muchas limitaciones. Una de ellas es la incapacidad para reproducir la intervención unitaria expresada en el plano electoral, en los diversos planos de la lucha de clases. Esto se traduce en serios problemas de cara al movimiento obrero, como la debilidad frente a las patronales y sectores burocráticos y la imposibilidad de poner en pie un encuentro clasista y combativo de trabajadoras y trabajadores, que pueda ser un factor de agrupamiento para la vanguardia que está en la lucha contra el ajuste y los despidos. Esto, sumado a la preeminencia de las formas institucionales en la lucha -lo cual se expresa en su habitual rechazo a la acción directa-, dota al FIT de un marcado rasgo electoralista.

Otro problema significativo, es lo estrecho del acuerdo político-ideológico del FIT que se limita a la participación de tres partidos trotskystas, dejando afuera a otros espacios de esa misma tradición, como así también, a cantidad de organizaciones y sectores de la izquierda anticapitalista que en nuestro país se han forjado en otras tradiciones.

Finalmente, su dinámica interna que, salvo excepciones, está plagada de acusaciones cruzadas y golpes bajos, es también una dificultad seria para ampliar y multiplicar esa herramienta.

Por razones como las señaladas es que reconocemos que la propuesta del FIT debe ser superada.

Una nueva corriente para sumar

Desde nuestro lugar, consideramos importante que las organizaciones y militantes que nos encontramos a diario en las luchas, podamos avanzar hacia propuestas unitarias para la intervención política. Por eso, en primer lugar, apostamos a encontrarnos con compañeros y compañeras con quienes compartimos la militancia social y política en COB La Brecha, como también la actividad sindical en la CPS Rompiendo Cadenas y que desarrollamos herramientas unitarias en estatales, en docentes y en el sector privado; que impulsamos la militancia antirrepresiva, que participamos de conjunto en la Campaña Nacional Contra las Violencias hacia las Mujeres; que militamos codo a codo en las barriadas, en la juventud, en el movimiento estudiantil o impulsando espacios culturales. Consideramos que es fundamental que ese trabajo político cotidiano desarrollado en tantos frentes de lucha tenga a su vez una expresión política general y también en el marco del debate electoral. Nos proponemos aportar a ello.

Somos muchas las y los militantes que apostamos a desarrollar una izquierda anticapitalista, antiimperialista, antipatriarcal, latinoamericanista y socialista, y creemos que podemos dar pasos para intervenir de conjunto. Por eso, a quienes compartan los lineamientos que venimos planteando, les proponemos sumarse e impulsar de conjunto la Corriente de Izquierda PODER POPULAR , que está aún en construcción y en donde son bienvenidos nuevos puntos de vista y aportes. Entendemos que por esta vía debemos aportar al desarrollo de un nuevo vector, que exprese a sectores de la izquierda anticapitalista, que en largos años de trabajos de masas, de sostener en forma combativa su presencia en las calles, de buscar una camino propio para la transformación de nuestro país como parte de Nuestra América, no hemos construido aún una referencia política y social que pueda ser visualizada por un sector más amplio del pueblo.

Entendiendo la lucha electoral como un terreno necesario, pero no el único ni el principal y reconociendo el estado de debilidad de la referencia de izquierda para el sentido común mayoritario, creemos que lo correcto en estas elecciones es intervenir en el marco del FIT. A su vez, consideramos importante lograr una intervención común con otras fuerzas político electorales afines, que son parte de nuestro campo de la izquierda anticapitalista, pero que hoy tienen una política de alianzas distinta (en algunos casos con expectativas en acuerdos con sectores de la centroizquierda o el kirchnerismo). De esta forma, proponemos avanzar hacia la constitución de una fuerza militante que construya identidad propia, no restando sino sumando a las fuerzas ya desarrolladas de la izquierda. Aportando a poner en pie una alternativa que construya poder popular, que practique la unidad y que se nutra de las mejores experiencias de Nuestra América.

Porque luchamos por una Argentina sin hambre ni explotación: ¡A construir el poder del pueblo!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo