Nuevo sitio México 6 Enero 2017

El neoliberalismo al desnudo

A fines de diciembre la Secretaría de Hacienda del gobierno de Enrique Peña Nieto anunció un aumento de alrededor del 20% en la gasolina que, como no podía ser de otro modo, implica un aumento de todos los precios. Desde hace seis días las protestas no cesan en México. Movilizaciones, saqueos, cortes de ruta, bloqueos de gasolineras se reproducen en veinte estados del país. Sólo en México DF se realizaron 38 movilizaciones, 16 bloqueos en gasolineras y 15 cortes de calle. Los detenidos ya son más de 600 entre los que, de acuerdo a la Fiscalía General de Justicia, 129 son menores de edad. Hay dos manifestantes muertos en los enfrentamientos con la policía y los heridos son numerosos.

México | El neoliberalismo al desnudo

Hipócrita que te muestras / humilde ante el extranjero / pero te vuelves soberbio / con tus hermanos del pueblo./ Maldición de Malinche / enfermedad del presente / cuándo dejarás mi tierra / cuándo harás libre a mi gente…

Amparo Ochoa, "Maldición de Malinche"


Reforma energética

El aumento en el precio de la gasolina es el corolario de la reforma privatista de la energía puesta en marcha desde 2013. Con el voto del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, se puso en marcha la destrucción legal y práctica de una de las mayores conquistas alcanzadas durante el gobierno de Lázaro Cárdenas: la expropiación y nacionalización del petróleo que dieron origen a PEMEX.

Como de costumbre, la argumentación de los promotores de la entrega apeló a la "necesidad de inversiones", a la "creación de fuentes de empleo", a la "competitividad". La reforma consistió en un paquete de leyes que en pos de abrir el rentable negocio petrolero a empresas privadas (nacionales y extranjeras), atacó las conquistas laborales de los trabajadores de la rama aumentando la edad jubilatoria e implementando la privatización del sistema jubilatorio. En 1938 la negativa de las diecisiete empresas extranjeras a conceder las mejoras salariales y laborales que reclamaban los trabajadores petroleros fue el detonante de la expropiación. Siete décadas después, la creación de condiciones "favorables a la inversión" supuso el deterioro de las condiciones de vida y trabajo.

Dependencia y militarización

Pero resulta necesario superar la presentación aislada de los episodios en curso para comprender cuál es la realidad de México y cuál es la verdadera cara del capitalismo en esta etapa neoliberal. Tras 23 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la mitad de los mexicanos y las mexicanas son pobres. El 20% de la población mexicana está en condición de pobreza extrema, esto es, no llega a cubrir el alimento mínimo. Entre esos millones de pobres hay una parte importante de campesinos empobrecidos, expulsados por la implantación de un modelo de agronegocio orientado a la exportación y concentración de la tierra.

La máscara neoliberal de "inversión y crecimiento" se cae y muestra su verdadero rostro de muerte y masacre. El reforzamiento de la dependencia económica con Estados Unidos es sinónimo de hambruna por la destrucción de la soberanía alimentaria de las poblaciones así como de la reversión de la soberanía energética. Pero la dependencia es también la subordinación política y político-militar a la estrategia del imperio. El narcotráfico y la militarización (emprendida para reprimir a la población bajo el falaz argumento de combatir al narcotráfico) son parte necesaria y no azarosa de esa dependencia.

Desde que en 2006 Felipe Calderón dispusiera el empleo del ejército para la lucha contra el narcotráfico, las masacres, las desapariciones y las torturas desangran a ese pueblo que supo inaugurar el siglo XX con una de las revoluciones más potentes de Nuestra América. Impera en México un terrorismo de Estado bajo gobierno "constitucionales". Esto no es una novedad, tampoco una "anomalía". Lo mismo ha ocurrido en Colombia. En la misma lógica de fuerte represión y desconocimiento de derechos impera el neoliberalismo en Perú y en Chile. Así se ha adaptado el sistema institucional en Honduras y en Paraguay luego de la destitución de Zelaya y Lugo respectivamente.

¡Ya basta!

Hace 23 años el Ejército Zapatista de Liberación Nacional levantaba en Chiapas esa consigna y defendía el derecho a la dignidad de los secularmente explotados y silenciados del México profundo. La resistencia en el país de Villa y Zapata no ha dejado de existir, incluso en las condiciones de represión extremas. Los normalistas de las escuelas rurales, los maestros de Michoacán, el autogobierno de Cherán, entre otras se mantienen en pie de lucha. Qué grande y qué cercano sería el futuro si las diversas formas de la resistencia pudieran articularse en una alternativa de poder del pueblo, en una alternativa de vida frente a la muerte del sistema.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo